...a Sha­kes­pea­re

La Vanguardia - Culturas - - Mirada|s - Di­rec­tor: Jo­sep Ma­ria Flo­tats

Es­ta obra su­po­nía un pa­rén­te­sis, en­tre las gran­des ópe­ras que di­ri­gía, para re­gre­sar a la in­ter­pre­ta­ción. “Fui a To­kio a en­sa­yar. Y sen­tí mu­cha so­le­dad. Me vol­ví para ca­sa. Sin em­bar­go, To­ni Tor­de­ra me con­ven­ció para re­pren­der el pro­yec­to aquí. Nos tra­ji­mos a to­dos los ja­po­ne­ses. Fue una pre­cio­si­dad”. Re­gre­sa al tea­tro en ca­ta­lán en un mo­men­to con­vul­so. Flo­tats es­tá a pun­to de ser des­ti­tui­do del TNC, que ha im­pul­sa­do. “Le de­cían de to­do en la pren­sa. Fue un lin­cha­mien­to, so­bre to­do, de los pro­fe­sio­na­les. Pe­ro ado­ro ese es­pec­tácu­lo, era muy be­llo, de una gran in­ten­si­dad. Es un gran hom­bre de tea­tro”. Se re­en­cuen­tra con Mar­si­llach, con quien ha­bía he­cho, tres dé­ca­das an­tes, La pu­ta res­pe­tuo­sa y A puer­ta ce­rra­da de Sar­tre. “Era pro­di­gio­so. Creo que fue su me­jor obra co­mo ac­tor. Es­ta­ba muy en­fer­mo, ca­si no po­día ni dor­mir, pe­ro sa­lía a es­ce­na… Y era otra per­so­na. Me ha de­ja­do un re­cuer­do muy dul­ce”. “Ese pro­yec­to es muy mío. Ha­bía de­ci­di­do que aque­llo se po­día ha­cer. Que­ría un di­rec­tor me­nos co­no­ci­do. Un ac­tor me ha­bló de Miguel, de có­mo las frases se con­ver­tían en lu­ces en sus ma­nos, y qui­se co­no­cer­le. Cuan­do me di­jo que el tex­to le pa­re­cía un guión de Ta­ran­tino en­ten­dí que él era mi hom­bre”.

Di­rec­tor: Adol­fo Mar­si­llach

Di­rec­tor: Miguel del Ar­co

Di­rec­tor: Koi­chi Ki­mu­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.