En fe­me­nino

La Vanguardia - Culturas - - Libro|s -

“Si su hi­jo me ve a mí de la mis­ma ma­ne­ra que pin­ta, ¡es­toy bien apa­ña­da!”. Com­pa­ñe­ra en la Llot­ja, ha­cia 1915 Lo­la An­gla­da fue su pri­mer amor. Pa­ra que la pa­re­ja pu­die­ra man­te­ner­se, el pa­dre del pin­tor es­tu­vo a pun­to de pac­tar una pen­sión pa­ra man­te­ner al ma­tri­mo­nio.

En la primavera de 1924 la pin­to­ra po­la­ca Do­ra Bian­ka –que se ha­bía da­do a co­no­cer en Pa­rís co­mo di­bu­jan­te de es­ce­nas cir­cen­ses– po­sa en el ta­ller pa­ri­sino de Mi­ró. Mas­sot des­cu­bre que ella po­dría ser la ins­pi­ra­do­ra del cua­dro

“La mar­cha con aque­lla chi­ca que te pre­sen­té va ace­le­ra­da­men­te ade­lan­te”. Era el año 1927. Lle­gó a fi­jar una fe­cha pa­ra la bo­da con Pilar Tey, pe­ro an­tes del en­la­ce ella dis­cu­tió con la ma­dre del pin­tor y el día de la bo­da él hu­yó a Ma­drid pa­ra ver una ex­po­si­ción de Go­ya.

Tras la rup­tu­ra de ese com­pro­mi­so, su ma­dre y su her­ma­na tra­zan el fu­tu­ro con­yu­gal de Mi­ró. La jo­ven Pilar Jun­co­sa, pri­ma se­gun­da y ya viu­da, es la ele­gi­da. Pri­me­ro car­tas y lue­go una es­tan­cia en Ma­llor­ca don­de ella vi­vía. “¿Te sa­bría mal que te qui­sie­ra?”, le di­jo él. “Es la chi­ca más her­mo­sa y más dul­ce del mun­do –le con­fe­só a un ami­go–, sin má­cu­la de in­te­lec­tua­li­dad”. Se ca­sa­ron en 1929.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.