Lá­gri­mas que no flu­yen

La Vanguardia - Culturas - - Libro|s -

Jun­to al re­la­to cos­tum­bris­ta, ca­da ca­pí­tu­lo de

se acom­pa­ña de un es­co­lio en el que se con­cen­tran imá­ge­nes sim­bó­li­cas, oní­ri­cas, vi­sio­nes. El con­tras­te es ex­ce­len­te. Des­pués de un ca­pí­tu­lo so­bre el desamor, el es­co­lio ha­bla de un ví­deo del as­tro­nau­ta Ch­ris Had­field que cir­cu­la por la red: a cau­sa de la fal­ta de gravedad las lá­gri­mas no flu­yen y se aguantan so­bre el puen­te de la na­riz. y la so­le­dad, que el ac­ci­den­te ha acen­tua­do. El mie­do a con­ver­tir­se en una mujer gru­ño­na y mal­hu­mo­ra­da que un día, en una dis­cu­sión en el tra­ba­jo, Pau­la ve que po­dría lle­gar a ser. Es­tá muy bien cuan­do ha­bla del im­pas­se se­xual de hom­bres y mu­je­res que se que­dan so­los: rom­pe un ta­bú. Co­mo ya su­ce­día en

(2016), el li­bro que lla­mó la aten­ción so­bre el ta­len­to de Orriols, la ba­se es una des­crip­ción muy con­vin­cen­te de la vi­da de la cla­se me­dia, con el pun­teo de his­to­rias que ilu­mi­nan, co­mo por ejem­plo cuan­do em­pie­za ha­blan­do de la psi­co­sis de los que duer­men mal y desem­bo­ca en a la afi­ción de su pa­dre por los pá­ja­ros, o en los di­ver­sos frag­men­tos en los que se re­fie­re a las plan­tas que cui­da­ba el ma­ri­do, en la se­gun­da re­si­den­cia, que son uno de los sím­bo­los de la no­ve­la: apren­der a ha­blar a es­tas plan­tas, en­ten­der y acep­tar al otro pa­ra en­con­trar el pro­pio ca­mino. El otro sím­bo­lo son los ni­ños en las in­cu­ba­do­ras. Pau­la tie­ne que re­na­cer co­mo esas plan­tas se­cas yco­moe­sos­ni­ños. LU­MEN/PERISCOPI. 256/250 PÁ­GI­NAS. 17,90 EU­ROS EN LI­BRE­RÍAS EL 1 DE OC­TU­BRE

LU­MEN

La au­to­ra Mar­ta Orriols Mar­ta OrriolsApren­der a ha­blar con las plan­tas/ Apren­dre a par­lar amb les plan­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.