Reali­dad vir­tual en el te­rri­to­rio dan­za

La Vanguardia - Culturas - - Escenario|s - NURIA CUA­DRA­DO

Cal­zar­se un cas­co de reali­dad vir­tual y con­ver­tir­se en una es­pe­cie de Gu­lli­ver en el país de los bai­la­ri­nes gi­gan­tes; trans­for­mar­se en un ava­tar, con ca­ra, con cuer­po, con li­ber­tad de mo­vi­mien­to, un ava­tar que se aden­tra en un mun­do vir­tual ha­bi­ta­do por los bai­la­ri­nes de la com­pa­ñía de Gi­lles Jo­bin. Un mun­do aho­ra com­par­ti­do. Un mun­do don­de la dan­za es la rei­na.

No. No se tra­ta de un sue­ño. Y pa­ra com­pro­bar­lo bas­ta acer­car­se al Mercat de les Flors que, en­tre el 18 y el 21 de oc­tu­bre, aco­ge­rá va­rias fun­cio­nes dia­rias de VR_I, una bre­ve pe­ro in­ten­sa ex­pe­rien­cia in­mer­si­va a la que se ac­ce­de en gru­pos de cin­co per­so­nas. Tras su pa­so por los fes­ti­va­les de ci­ne de Sun­dan­ce y Ve­ne­cia, es­ta pro­pues­ta, en la que el co­reó­gra­fo Gi­lles Jo­bin se ha alia­do con Ar­ta­nim –un cen­tro de in­ves­ti­ga­ción pio­ne­ro en cap­tu­ra del mo­vi­mien­to–, lle­ga a Bar­ce­lo­na co­mo una de las ac­ti­vi­da­des es­tre­lla de IDN Plus, el ci­clo que du­ran­te cua­tro jor­na­das ca­sa­rá dan­za con ima­gen y nue­vas tec­no­lo­gías, un ma­tri­mo­nio que fun­cio­na des­de ha­ce ya unas cuan­tas dé­ca­das y del que Nú­ria Font fue gran celestina pa­ra el pú­bli­co bar­ce­lo­nés.

Rea­li­za­do­ra de ví­deo y co­mi­sa­ria de ex­po­si­cio­nes, Nú­ria Font (19582017) fue el al­ma de las cin­co edi­cio­nes del Fes­ti­val IDN que aco­gió el Mercat de les Flors has­ta el año 2015. Y pa­ra re­cor­dar­la a ella y su tra­ba­jo un año des­pués de su muer­te, la ac­tual di­rec­to­ra del Mercat de les Flors, Àn­gels Mar­ga­rit, ha que­ri­do or­ga­ni­zar una úl­ti­ma edi­ción del IDN (que ha bau­ti­za­do co­mo Plus) pa­ra la que ha reuni­do a al­gu­nos de los ar­tis­tas que par­ti­ci­pa­ron en el pa­sa­do. Gi­lles Jo­bin, que fue bai­la­rín de la com­pa­ñía de Àn­gels Mar­ga­rit y que coin­ci­dió du­ran­te aque­llos años de co­la­bo­ra­ción con Nú­ria Font, es uno de ellos y se in­te­gra en un ci­clo que pre­sen­ta­rá otros dos es­pec­tácu­los: Piano & dan­cer, del Ins­ti­tu­to Sto­cos, en el que los mo­vi­mien­tos de una bai­la­ri­na ac­cio­nan a dis­tan­cia un piano me­cá­ni­co pa­ra ge­ne­rar una com­po­si­ción mu­si­cal; y #14::SKYLINE_EXTENDED, de Kò­nic Thtr, en el que con­flu­yen dan­za, mú­si­ca e imá­ge­nes ge­ne­ra­das en di­rec­to. El ci­clo IDN Plus se com­ple­ta­rá con con­fe­ren­cias, ta­lle­res, vi­deoins­ta­la­cio­nes (erre que erre con Mu­vers, pla­ta­for­ma de ví­deos ar­tís­ti­cos con for­ma­to de vi­sión en 360 gra­dos; Billy Co­wie, con In the flesh, que tam­bién uti­li­za las 3D; y Eloy Ma­duell, con Play­mo­des, una es­pe­cie de ví­deo ka­rao­ke) y va­rias pro­yec­cio­nes, en­tre ellas la de WOMB, una pe­lí­cu­la en tres di­men­sio­nes que tam­bién fir­ma Gi­lles Jo­bin.

“Ima­gen y tec­no­lo­gía son ya ha­bi­tua­les en mu­chas ar­tes es­cé­ni­cas, pe­ro es­ta es una hi­bri­da­ción en la que la dan­za fue pio­ne­ra. Dan­za es­cé­ni­ca fil­ma­da, dan­za pen­sa­da pa­ra ser fil­ma­da, dan­za don­de las pro­yec­cio­nes in­flu­yen en la na­rra­ti­vi­dad, crea­ción en red de pie­zas jun­to a crea­do­res que tra­ba­jan si­mul­tá­nea­men­te en di­fe­ren­tes lu­ga­res del mun­do, ima­gen vir­tual, ima­gen en tres di­men­sio­nes, map­ping .... Las po­si­bi­li­da­des son in­fi­ni­tas”, ex­pli­ca Àn­gels Mar­ga­rit que en IDN Plus, ade­más de ofre­cer tra­ba­jos de crea­do­res que fue­ron ha­bi­tua­les del fes­ti­val, les per­mi­ti­rá dia­lo­gar en­tre ellos pa­ra dis­cu­tir qué mo­men­to atra­vie­sa es­ta re­la­ción y re­pen­sar qué pa­pel de­ben se­guir ju­gan­do au­dio­vi­sual y nue­vas tec­no­lo­gías so­bre el es­ce­na­rio.

“La reali­dad vir­tual te per­mi­te ha­cer lo que quie­ras. No tie­ne lí­mi­tes”, ex­pli­ca Jo­bin, que en la edi­ción del 2015 de IDN pre­sen­tó Quan­tum, una oda a la fí­si­ca de las par­tí­cu­las pa­ra seis bai­la­ri­nes que creó du­ran­te una re­si­den­cia en el CERN de Gi­ne­bra. “La reali­dad vir­tual, a la que lle­gué por azar, per­mi­te al crea­dor in­ter­ve­nir mu­cho más de lo que es po­si­ble ha­cer­lo en ci­ne y por eso el re­sul­ta­do se pa­re­ce más a un es­pec­tácu­lo en vi­vo que al ci­ne. La reali­dad vir­tual es­tá en al­gún lu­gar a me­dio ca­mino en­tre el es­pec­tácu­lo en vi­vo y el au­dio­vi­sual”, apun­ta Jo­bin, que en el 2015 ga­nó el Gran Pre­mio Sui­zo de Dan­za por su con­tri­bu­ción al desa­rro­llo de la dan­za y que ase­gu­ra quie­re se­guir crean­do tan­to pa­ra los es­ce­na­rios reales co­mo pa­ra los vir­tua­les. Le que­dan aún mu­chos mun­dos por des­cu­brir, pe­ro to­dos es­tá­nen­la­dan­za.

Las po­si­bi­li­da­des son in­fi­ni­tas: dan­za fil­ma­da, crea­ción en red, ima­gen vir­tual, en tres di­men­sio­nes, map­ping

MERCAT DE LES FLORS

Arri­ba, ‘#14::SKYLINE_ EXTENDED’, de Kò­nic Thtr. A la iz­quier­da, par­ti­ci­pan­tes en ‘VR_I’ de Gi­lles Jo­bin

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.