La ba­ta­lla por el fu­tu­ro del eu­ro se li­bra­rá en Es­pa­ña

El país pa­sa una de sus peo­res se­ma­nas des­de que es­ta­lló la cri­sis en ve­rano del 2007

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA -

La eco­no­mía es­pa­ño­la no tie­ne fie­bre, pe­ro tam­po­co pre­sen­ta buen as­pec­to. No tie­ne gri­pe pe­ro sí mu­chas po­si­bi­li­da­des de que se con­ta­gie, ya que for­ma par­te del gru­po de ries­go. Por eso, aun­que se ha va­cu­na­do –con ajus­tes y al­gu­nas re­for­mas– cuan­do se tra­ta de gri­pe na­die pue­de ga­ran­ti­zar la in­mu­ni­dad ab­so­lu­ta.

Y esas ce­pas de la gri­pe que han mu­ta­do es­ta se­ma­na son ex­tra­or­di­na­ria­men­te vi­ru­len­tas e im­pre­de­ci­bles. La tem­pe­ra­tu­ra de la eco­no­mía es­pa­ño­la –me­di­da co­mo la pri­ma de ries­go– ha to­ca­do má­xi­mos de 260 pun­tos en las úl­ti­mas jor­na­das, los ni­ve­les más al­tos en 13 años.

Cuan­do en ma­yo del 2008, el pro­fe­sor An­drew Cla­re re­cu­pe­ró y re­for­mu­ló la idea de que los paí­ses con pro­ble­mas en el fu­tu­ro se­rían los PIGS (acró­ni­mo que sue­na igual que cer­dos en in­glés y que agru­pa a Por­tu­gal, Ita­lia, Ir­lan­da, Gre­cia y Spain –Es­pa­ña–) no to­da la co­mu­ni­dad eco­nó­mi­ca in­ter­na­cio­nal le to­mó en se­rio. La reali­dad, más de dos años des­pués, es que esas son pre­ci­sa­men­te las eco­no­mías que pre­sen­tan ma­yo­res di­fi­cul­ta­des.

En enero pa­sa­do, la pri­ma de ries­go de Gre­cia –di­fe­ren­cia en­tre la co­ti­za­ción del bono a 10 años grie­go con el bono ale­mán– es­ta­ba por de­ba­jo del ac­tual ni­vel de la pri­ma de ries­go es­pa­ño­la. Só­lo cua­tro me­ses des­pués, el pri­mer mi­nis­tro grie­go, Gior­gios Pa­pan­dreu, so­li­ci­ta­ba so­lem­ne­men­te au­xi­lio a la Unión Eu­ro­pea fren­te a las cos­tas de la is­la de Kas­te­llo­ri­zo.

Es un ejem­plo de lo rá­pi­do que se de­te­rio­ra la si­tua­ción y un avi­so a na­ve­gan­tes. A es­tas al­tu­ras del par­ti­do to­do el mun­do –in­ver­so­res, ad­mi­nis­tra­ción, el FMI, la Unión Eu­ro­pea– coin­ci­den en que Es­pa­ña no es ni Gre­cia, ni Ir­lan­da ni tam­po­co Por­tu­gal. Pe­ro lo cier­to es que el ries­go país si­gue ba­tien­do má­xi­mos del si­glo día tras días. El Go­bierno es­pa­ñol es ple­na­men­te cons­cien­te y por ello el vier­nes la vi­ce­pre­si­den­ta eco­nó­mi­ca Ele­na Sal­ga­do y el Ban­co de Es­pa­ña anun­cia­ron que se va a au­men­tar la trans­pa­ren­cia so­bre los pre­su­pues­tos de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, la evo­lu­ción de la deu­da pú­bli­ca y el fu­tu­ro de las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras.

El ca­te­drá­ti­co de Eco­no­mía de Esa­de, Fran­cesc Xa­vier Me­na. cree que “sí que se pue­de rom­per la iner­cia ne­ga­ti­va” de los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les con­tra Es­pa­ña. Me­na cree que “ha­ría fal­ta un gol­pe de ti­món en el Go­bierno por­que, si no, ten­dría un cos­te muy al­to”. Es­ta mis­ma se­ma­na, la Co­mi­sión Eu­ro­pea a tra­vés de Joa­quín Al­mu­nia se su­mó a las vo­ces im­pe­ran­te en los mer­ca­dos pa­ra que Es­pa­ña pro­fun­di­ce no só­lo en las re­for­mas ya plan­tea­das, sino tam­bién que efec­túe las que que­dan pen­dien­tes co­mo la mo­di­fi­ca­ción del sis­te­ma de pen­sio­nes y de la se­gu­ri­dad so­cial.

El res­ca­te grie­go que se ini­ció en mar­zo dio pa­so a unos me­ses de ines­ta­bi­li­dad. Gre­cia re­ci­bió el di­ne­ro del fon­do de la Unión Eu­ro­pea por un pe­rio­do de tres

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.