Mi­ran­do al sur pa­ra go­zar más del sol

Una ca­sa en la ex­clu­si­va Co­ro­na de Bol­vir do­mi­na bue­na par­te del cir­co de mon­ta­ñas de la Cer­dan­ya

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO -

Aho­ra el pai­sa­je que ro­dea a la ca­sa es­tá cu­bier­to por un man­to de nie­ve. El oto­ño ya es­ta­ba avan­za­do cuan­do se hi­zo el re­por­ta­je. Era el pri­mer día que ne­va­ba en la Cer­dan­ya, anun­cian­do la lle­ga­da de un in­vierno que los lu­ga­re­ños, con su in­te­li­gen­te lec­tu­ra de la na­tu­ra­le­za, pre­veían cru­do, tal co­mo ha ocu­rri­do. Aquel día de oto­ño se al­ter­na­ba la ven­tis­ca con los cla­ros en los que apa­re­cía un sol po­ten­te que ilu­mi­na­ba las nu­bes que co­rre­tea­ban por el cie­lo. No ha­bía lle­ga­do aún el in­vierno pe­ro el frío ya en­ro­je­cía las ore­jas y con­den­sa­ba el alien­to. Qui­zá sean es­tos los mo­men­tos en los que se apre­cia más la ca­li­dez que su­po­ne re­fu­giar­se en el in­te­rior de una ca­sa de mon­ta­ña.

Ca­li­dez no só­lo pro­por­cio­na­da por el ca­lor de la ca­le­fac­ción que con­for­ta el cuer­po, sino por la ca­li­dez vi­sual de la ma­de­ra del sue­lo, las vi­gas y el mo­bi­lia­rio, y los ra­yos de sol que atra­vie­san los gran­des ven­ta­na­les. Tras los cris­ta­les, en el ho­ri­zon­te se im­po­nen la ma­jes­tuo­sa Tos­sa d'Alp, la sie­rra del Ca­dí y un le­jano Puig­mal.

Y es que es­ta ca­sa, si­tua­da en la ex­clu­si­va zo­na re­si­den­cial de la Co­ro­na de Bol­vir, go­za de una de las me­jo­res vis­tas de es­tas cum­bres, al es­tar su fa­cha­da prin­ci­pal orien­ta­da a sur, lo que per­mi­te apro­ve­char to­das las ho­ras de sol en los días des­pe­ja­dos.

An­cla­da so­bre un te­rreno de 2.024 m2 , la cons­truc­ción su­ma 363 m2, dis­tri­bui­dos en só­tano ga­ra­je, plan­ta ba­ja y pri­me­ra Su pre­cio de ven­ta es de 1.950.000 eu­ros.

Con un es­ti­lo ar­qui­tec­tó­ni­co con­tem­po­rá­neo, la de­co­ra­ción in­te­rior hu­ye de la os­ten­ta­ción me­dian­te una equi­li­bra­da mez­cla de mue­bles an­ti­guos y con­tem­po­rá­neos, apo­ya­da por la ca­li­dez de las ta­pi­ce­rías de cre­to­na con mo­ti­vos flo­ra­les.

Del ves­tí­bu­lo se pa­sa al am­plio sa­lón de plan­ta rec­tan­gu­lar y aco­ta­do por dos de sus la­dos por enor­mes ven­ta­na­les que per­mi­ten, en pri­mer tér­mino, la vis­ta de una bue­na por­ción del jar­dín y en, se­gun­do, de las mon­ta­ñas. El sa­lón es­tá cu­bier­to por un te- cho abuhar­di­lla­do, que en un ex­tre­mo ga­na do­ble al­tu­ra has­ta lle­gar al te­cho de la pri­me­ra plan­ta. El cen­tro de la es­tan­cia gi­ra en torno a la chi­me­nea, em­po­tra­da en una co­lum­na de pie­dra na­tu­ral y do­ta­da en su in­te­rior de un re­cu­pe­ra­dor de ca­lor. Un mue­ble apa­ra­dor cum­ple la fun­ción de se­pa­rar el co­me­dor del sa­lón. A su la­do, la co­ci­na.

La ha­bi­ta­ción prin­ci­pal, con cuar­to de ba­ño-ves­ti­dor in­te­gra­do y la ca­ma orien­ta­da al pai­sa­je mon­ta­ño­so, es­tá si­tua­da en la plan­ta ba­ja, al igual que otras dos ha­bi­ta­cio­nes do­bles, que com­par-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.