Las viu­das man­ten­drán su es­ta­tus

El Go­bierno ha des­car­ta­do la re­co­men­da­ción de los ex­per­tos de cam­biar sus pres­ta­cio­nes

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Las pres­ta­cio­nes por viu­de­dad es­tán con­ce­bi­das co­mo un de­re­cho de­ri­va­do del tra­ba­ja­dor ha­cia el cón­yu­ge que le so­bre­vi­ve. Es­to sig­ni­fi­ca que se per­ci­be in­de­pen­dien­te­men­te de los in­gre­sos que ten­ga el cón­yu­ge su­per­vi­vien­te y du­ran­te to­da la vi­da del be­ne­fi­cia­rio. Re­pre­sen­ta una de ca­da cua­tro pres­ta­cio­nes con­tri­bu­ti­vas y su fun­cio­na­mien­to es una ex­cep­ción en to­da Eu­ro­pa. Prác­ti­ca­men­te to­dos los paí­ses es­ta­ble­cen res­tric­cio­nes pa­ra ac­ce­der a ella, ge­ne­ral­men­te re­la­ti­vos al ni­vel de in­gre­sos; o bien con­ce­den al viu­do una ren­ta tem­po­ral pa­ra su­pe­rar el due­lo y re­plan­tean su si­tua­ción en el ca­so de que pier­dan el em­pleo o si en el mo­men- to de ju­bi­lar­se co­bran una pen­sión no con­tri­bu­ti­va o mí­ni­ma.

Por el con­tra­rio, la ley es­pa­ño­la só­lo exi­ge un pe­rio­do mí­ni­mo de co­ti­za­ción pa­ra el fa­lle­ci­do (500 días en los cin­co años in­me­dia­ta­men­te an­te­rio­res a la muer­te o a la fe­cha en que ce­só la obli­ga­ción de co­ti­zar). Es­te re­qui­si­to no se apli­ca si el fa­lle­ci­mien­to se pro­du­ce por ac­ci­den­te. Ade­más, el per­cep­tor tie­ne que acre­di­tar la exis­ten­cia de hi­jos o la ce­le­bra­ción del ma­tri­mo­nio al me­nos un año an­tes de la muer­te. Pa­ra las pa­re­jas de he­cho, la con­vi­ven­cia de­be al­can­zar los cin­co años.

La pen­sión la re­ci­ben tan­to los viu­dos de tra­ba­ja­do­res con ren­tas al­tas co­mo quie­nes tie­nen in­gre­sos ba­jos. Su cuan­tía de­pen­de de cuán­to ha­ya co­ti­za­do el fa­lle­ci- do, da­do que se tra­ta de un de­re­cho de­ri­va­do. Si bien con ca­rác­ter ge­ne­ral, es el 52% de la ba­se re­gu­la­do­ra del tra­ba­ja­dor, por­cen­ta­je que se ele­va al 70% si hay hi­jos a car­go o si los in­gre­sos del be­ne­fi­cia­rio son muy ba­jos. La pres­ta­ción me­dia de viu­de­dad no lle­ga a 560 eu­ros mensuales.

Los ex­per­tos re­co­mien­dan adap­tar es­tos re­qui­si­tos a la si­tua­ción la­bo­ral de la mu­jer con me­nos de 45 años que en tér­mi­nos ge­ne­ra­les tie­ne in­gre­sos pro­ce­den­tes de su tra­ba­jo.

El plan­tea­mien­to ini­cial del gru­po so­cia­lis­ta era mo­di­fi­car la pen­sión de viu­de­dad pa­ra las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes a cam­bio de in­cre­men­tar la pres­ta­ción de or­fan­dad, que es ex­ce­si­va­men­te ba­ja (349 eu­ros al mes).

El Go­bierno ha des­car­ta­do es­ta op­ción y ha de­ci­di­do de­jar las co­sas co­mo es­tán. En la ac­tua­li­dad es­te co­lec­ti­vo lo in­te­gran 2,1 mi­llo­nes de per­so­nas, ex­cep­to al­go más de 375.000 hom­bres, el res­to son mu­je­res y el 25% de ellas tie­nen pen­sio­nes con­cu­rren­tes. La ta­sa de las pen­sio­nes de viu­de­dad es de 48,7 por ca­da 1.000 ha­bi­tan­tes en Es­pa­ña. Sin em­bar­go en Ca­ta­lun­ya es­tá por en­ci­ma de la me­dia –Llei­da con 57,6 viu­das/viu­dos con pen­sión por ca­da 1.000 ha­bi­tan­tes y Bar­ce­lo­na con 52–.

CiU ha lo­gra­do un cam­bio his­tó­ri­co pa­ra es­te co­lec­ti­vo ya que ha con­se­gui­do in­tro­du­cir en el pac­to de To­le­do una re­co­men­da­ción pa­ra in­cre­men­tar la ba­se re­gu­la­do­ra des­de el 52% al 70%.

BLOOMBERG

La am­plia ma­yo­ría son viu­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.