El pe­tró­leo, de nue­vo por las nu­bes

El mun­do su­fre una es­ca­la­da de pre­cios en las ma­te­rias pri­mas

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Eu­là­lia Fu­rriol

Dos ter­ce­ras par­tes de las re­ser­vas mun­dia­les de pe­tró­leo en con­di­cio­nes de po­der ser ex­plo­ta­das, y la mi­tad de las re­ser­vas de gas na­tu­ral del pla­ne­ta, se en­cuen­tran en el sub­sue­lo del Nor­te de Áfri­ca y Orien­te Me­dio, es­ce­na­rio de una re­cien­te y cre­cien­te ines­ta­bi­li­dad a raíz de las re­vuel­tas po­pu­la­res en Tú­nez y en Egip­to, y que han te­ni­do tam­bién sus res­pues­tas en otros paí­ses de la re­gión, co­mo Ar­ge­lia, Ye­men o Jor­da­nia.

Egip­to no so­bre­sa­le por ser un gran pro­duc­tor de gas o de pe­tró­leo, pe­ro es te­rri­to­rio de pa­so de mi­llo­nes de ba­rri­les de pe­tró­leo dia­rios con des­tino a Eu­ro­pa, ya sea en gran­des pe­tro­le­ros por el ca­nal de Suez o a tra­vés del oleo­duc­to Su­med, que co­nec­ta el mar Ro­jo con el Me­di­te­rrá­neo, atra­ve­san­do el país, y con ca­pa­ci­dad pa­ra que cir­cu­len por su in­te­rior 2,5 mi­llo­nes de ba­rri­les al día, su­peran­do el trá­fi­co por el ca­nal de Suez.

Pa­ra pro­te­ger es­tas ar­te­rias, el ejér­ci­to de Egip­to ha re­for­za­do des­de el ini­cio de la re­vuel­ta la se­gu­ri­dad a lo lar­go de es­tos re­co­rri­dos. Si es­tas co­mu­ni­ca­cio­nes fa­lla­ran la al­ter­na­ti­va se­ría em­bar­car el pe­tró­leo pa­ra ro­dear el con­ti­nen­te afri­cano, que alar­ga­ría el tra­yec­to dos se­ma­nas y que su­pon­dría un cos­te

“El me­jor es­ce­na­rio se­ría el de un avan­ce ha­cia co­tas de li­ber­tad en la zo­na”, afir­ma un ana­lis­ta de EE.UU.

aña­di­do al ya ele­va­do pre­cio de es­ta ma­te­ria pri­ma.

“El im­pac­to de las re­vuel­tas y de la ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca en la eco­no­mía glo­bal de­pen­de­rá del gra­do en que pue­da afec­tar a los su­mi­nis­tros de cru­do y de gas”, afir­ma David But­ter, di­rec­tor re­gio­nal de Orien­te Me­dio pa­ra EIU (Eco­no­mist In­te­lli­gen­ce Unit).

La po­si­bi­li­dad de es­ca­sez de pe­tró­leo y de gas na­tu­ral, y las subida de los pre­cios de es­tas ma­te­rias pri­mas son una ame­na- za que pe­sa so­bre la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca de mu­chos paí­ses con di­fi­cul­ta­des, y po­drían es­tran­gu­lar el cre­ci­mien­to de paí­ses emer­gen­tes, co­mo China, con una de­man­da muy ele­va­da de pro­duc­tos ener­gé­ti­cos y ma­te­rias pri­mas.

El ries­go de un efec­to de con­ta­gio o do­mi­nó de las re­vuel­tas a otros paí­ses de la re­gión, que com­par­ten pro­ble­mas de in­fla­ción, des­em­pleo, y fal­ta de de­mo­cra­cia, y los es­ce­na­rios que pue­de des­en­ca­de­nar en el fu­tu­ro son mo­ti­vo de preo­cu­pa­ción.

El au­men­to ge­ne­ral del pre­cio de las ma­te­rias pri­mas ya se vi­vió en el 2008 y va­mos por el mis­mo ca­mino

“Los paí­ses con ma­yor ries­go de con­ta­gio de la re­vuel­ta en Egip­to son sus ve­ci­nos, Ar­ge­lia y Li­bia, y no pre­ve­mos que la es­ca­la de la con­tes­ta­ción al­can­ce a otros paí­ses del Gol­fo, en­tre ellos al­gu­nos gran­des pro­duc­to­res de pe­tró­leo co­mo Ara­bia Sau­dí, o Irán, país en que di­fí­cil­men­te se re­pe­ti­rían en­fren­ta­mien­tos po­pu­la­res tras la du­re­za de los que hu­bo ha­ce un año”, afir­ma David But­ter.

“El me­jor es­ce­na­rio -en tér­mi­nos de mi­ni­mi­zar el tras­torno eco­nó­mi­co y sa­tis­fa­cer la preo­cu­pa­ción del mun­do oc­ci­den­tal so­bre la ne­ce­si­dad de re­for­mas ha­cia la de­mo­cra­cia en la zo­na-se­ría un avan­ce por par­te de to­dos los re­gí­me­nes ha­cia más li­ber­ta­des ci­vi­les, que in­vo­lu­cra­ra a to­das las sec­cio­nes de la so­cie­dad pa­ra de­ba­tir la im­por­tan­cia de in­tro­du­cir cam­bios cons­ti­tu­cio­na­les”, opi­na el ana­lis­ta de EIU.

Pe­ro el fe­nó­meno no se cir­cuns­cri­be al cru­do. Ade­más de la fuer­te de­man­da que re­gis­tran los paí­ses emer­gen­tes, en el ca­so de la ener­gía, y de las ca­tás­tro­fes na­tu­ra­les que mi­no­ran la ofer­ta, en los ali­men­tos, la es­pe­cu­la­ción tam­bién jue­ga un pa­pel na­da des­de­ña­ble en am­bos ca­sos, au­men­tan­do la pre­sión al al­za en el pre­cio de las ma­te­rias pri­mas. El es­ce­na­rio ya lo vi­vi­mos en el año 2008 y es­ta­mos en ca­mino de re­pe­tir la ex­pe­rien­cia. De mo­men­to, no que­da más que es­pe­rar. Re­ser­vas de: Pe­tró­leo

Gas Na­tu­ral

Gas Na­tu­ral

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.