RE­COR­TE PRE­SU­PUES­TA­RIO Y BA­LAN­ZA FIS­CAL

La Vanguardia - Dinero - - CATALUNYA -

Afin de cum­plir el ob­je­ti­vo de es­ta­bi­li­dad pre­su­pues­ta­ria del Es­ta­do es­pa­ñol y los acuer­dos to­ma­dos por las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas en el Con­se­jo de Po­lí­ti­ca Fis­cal y Fi­nan­cie­ra (CPFF) de 21 de ju­lio de 2010, la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lun­ya se ha com­pro­me­ti­do a re­du­cir su dé­fi­cit al 1,3% del PIB ca­ta­lán (unos 2.600 mi­llo­nes de eu­ros) a fi­na­les de año. Da­do que el dé­fi­cit se si­túa en es­tos mo­men­tos en torno al 3,6% del PIB, el go­bierno de Ca­ta­lun­ya de­be­rá re­ba­jar­lo en unos 4.500 mi­llo­nes de eu­ros, equi­va­len­te al 15% del gas­to to­tal (ex­clui­dos el gas­to de or­ga­nis­mos pú­bli­cos).

Pa­ra ha­cer po­si­ble es­te ajus­te fis­cal, el Go­vern se pro­po­ne to­mar tres me­di­das de cho­que. Pri­me­ro, re­du­cir el gas­to di­rec­to en un 10%, es de­cir, unos 2.500 mi­llo­nes de eu­ros, has­ta re­con­du­cir­lo a los ni­ve­les de 2008. Se­gun­do, ob­te­ner del Es­ta­do unos 1.000 mi­llo­nes de eu­ros en con­cep­to del fon­do de com­pe­ti­ti­vi­dad que se pac­tó en el acuer­do fi­nan­cie­ro de 2009: una vía cuan­do me­nos in­cier­ta por­que los úl­ti­mos pre­su­pues­tos ge­ne­ra­les del Es­ta­do (a los que siem­pre se su­pe­di­tó el acuer­do de 2009) no in­clu­ye­ron par­ti­da al­gu­na pa­ra aquel fon­do. Ter­ce­ro, hi­po­te­car los hos­pi­ta­les pú­bli­cos de Ca­ta­lun­ya: esa me­di­da re­quie­re el tras­pa­so de su ti­tu­la­ri­dad del Es­ta­do a la Ge­ne­ra­li­tat y sim­ple­men­te pos­pon­drá, en mi opi­nión, el pro­ble­ma de re­duc­ción del dé­fi­cit.

La si­tua­ción es de tal gra­ve­dad que no se­ré yo quién se atre­va a dis­cu­tir la ne­ce­si­dad de apro­bar

Es­pa­ña tie­ne un sis­te­ma fis­cal que ata de ca­bo a ra­bo a Ca­ta­lun­ya y que ur­ge des­ha­cer

me­di­das drás­ti­cas de ma­ne­ra ur­gen­te. Aho­ra bien, no de­ja de sor­pren­der­me que, al pre­sen­tar el plan de ajus­te, el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat ha­ya in­sis­ti­do en atri­buir al go­bierno an­te­rior el de­te­rio­ro de las fi­nan­zas pú­bli­cas ac­tual. Es cier­to que el go­bierno Mon­ti­lla in­cum­plió los acuer­dos del Con­se­jo de Po­lí­ti­ca Fis­cal y Fi­nan­cie­ra (CPFF). Si los hu­bie­se cum­pli­do, el dé­fi­cit ac­tual se­ría de 4.800 mi­llo­nes de eu­ros y no, co­mo es el ca­so, de 7.200 mi­llo­nes. No obs­tan­te, lo cier­to es que, en su ma­yor par­te, el dé­fi­cit de la Ge­ne­ra­li­tat es­tá di­rec­ta­men­te li­ga­do al sis­te­ma pre­su­pues­ta­rio del Es­ta­do en su con­jun­to y, muy es­pe­cial­men­te, al gra­ví­si­mo dé­fi­cit fis­cal que tie­ne Ca­ta­lun­ya, es de­cir a la di­fe­ren­cia en­tre lo que es­te país apor­ta al con­jun­to de Es­ta­do y lo que re­ci­be.

El grá­fi­co ad­jun­to mues­tra la co­rre­la­ción en­tre el sal­do de la ba­lan­za fis­cal (la di­fe­ren­cia en­tre gas­tos e in­gre­sos de las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas en ca­da te­rri­to- rio au­to­nó­mi­co) ex­pre­sa­do en por­cen­ta­jes del PIB re­gio­nal y la deu­da pú­bli­ca au­to­nó­mi­ca (la su­ma de to­dos los em­prés­ti­tos que ha ob­te­ni­do ca­da ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca pa­ra fi­nan­ciar­se) tam­bién co­mo por­cen­ta­je del PIB re­gio­nal. Los da­tos del sal­do fis­cal, re­co­gi­dos en el eje ho­ri­zon­tal, pro­vie­nen de cálcu­los he­chos por la Ad­mi­nis­tra­ción cen­tral (es­ti­ma­dos de acuer­do con el sis­te­ma de flu­jos mo­ne­ta­rios y un re­par­to del im­pues­tos de so­cie­da­des con el cri­te­rio de 1/3 en fun­ción de la dis­tri­bu­ción te­rri­to­rial de la re­mu­ne­ra­ción de asa­la­ria­dos, de va­lor aña­di­do bru­to y de la in­ver­sión) y co­rres­pon­den al 2005. Los da­tos de la deu­da pú­bli­ca au­to­nó­mi­ca, in­di­ca­dos en el eje ver­ti­cal, co­rres­pon­den al 2010. La re­la­ción es in­dis­cu­ti­ble. Las co­mu­ni­da­des con un sal­do fis­cal ne­ga­ti­vo (Ca­ta­lun­ya, Va­len­cia y Ba­lea­res) tie­nen una deu­da pú­bli­ca al­ta. El res­to de las co­mu­ni­da­des,

El sis­te­ma es­ta­tal de la ‘so­li­da­ri­dad’ de­ja sin re­cur­sos su­fi­cien­tes a Ca­ta­lun­ya, Co­mu­ni­dad Valenciana y Ba­lea­res

cu­yos sal­dos fis­ca­les son o bien po­si­ti­vos o li­ge­ra­men­te ne­ga­ti­vos, su­fren un en­deu­da­mien­to mu­cho me­nor. La ex­pli­ca­ción de la co­rre­la­ción ne­ga­ti­va es evi­den­te: el Es­ta­do de las au­to­no­mías ha des­cen­tra­li­za­do la ges­tión co­ti­dia­na de mu­chos ser­vi­cios pe­ro ha man­te­ni­do un sis­te­ma de so­li­da­ri­dad que de­ja sin re­cur­sos su­fi­cien­tes a Ca­ta­lun­ya, Co­mu­ni­dad Valenciana y las Ba­lea­res. Es­ta si­tua­ción obli­ga a los go­bier­nos de esas co­mu­ni­da­des a en­deu­dar­se pa­ra ha­cer fren­te a una de­man­da fi­ja de ser­vi­cios so­cia­les, sa­ni­ta­rios y edu­ca­ti­vos. (Nó­te­se que el grá­fi­co des­ve­la las co­mu­ni­daes que, a pe­sar de ser re­cep­to­ras ne­tas del Es­ta­do, tie­nen una deu­da ex­ce­si­va y, pro­ba­ble­men­te, gas­to des­bo­ca­do: Cas­ti­lla-La Man­cha, Ga­li­cia y Ex­tre­ma­du­ra.)

El dé­fi­cit fis­cal cons­ti­tu­ye (jun­to con el tra­to al ca­ta­lán y la in­de­fen­sión com­pe­ten­cial) la ra­zón fun­da­men­tal del desacuer­do en­tre Ca­ta­lun­ya y Es­pa­ña y ex­pli­ca, en de­fi­ni­ti­va, el pro­gra­ma de tran­si­ción na­cio­nal anun­cia­do por el pre­si­dent Mas. Por es­ta ra­zón, me preo­cu­pa y me due­le que el go­bierno pre­sen­te la si­tua­ción pre­su­pues­ta­ria co­mo un sim­ple pro­ble­ma de te­so­re­ría cau­sa­do por la ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior. Co­mo di­jo ha­ce dos años Rahm Ema­nuel, ex je­fe de ga­bi­ne­te de Oba­ma y fu­tu­ro al­cal­de de Chica­go, es im­por­tan­te no des­apro­ve­char una cri­sis eco­nó­mi­ca. La Ge­ne­ra­li­tat ha de uti­li­zar la gran ma­la no­ti­cia del re­cor­te fis­cal pa­ra de­cir la ver­dad y ex­pli­car a to­da la opi­nión pú­bli­ca que el aho­ga­mien­to de nues­tro país tie­ne un res­pon­sa­ble di­rec­to: un sis­te­ma fis­cal que aten­ta con­tra los in­tere­ses de Ca­ta­lun­ya, que ata a es­te país de ca­bo a ra­bo, y que ur­ge des­ha­cer de una vez por to­das.

LLIBERT TEIXIDÓ

Ar­tur Mas y An­dreu Mas-Co­lell se equi­vo­can al plan­tear el ac­tual pro­ble­ma co­mo de te­so­re­ría, ya que el nú­cleo es­tá en el dé­fi­cit fis­cal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.