Una ciu­dad con mu­chas to­gas

Bar­ce­lo­na cuen­ta con 22.700 abo­ga­dos co­le­gia­dos y va­rias uni­ver­si­da­des que ofre­cen es­tu­dios de De­re­cho

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS - Anna Ca­ba­ni­llas

Bar­ce­lo­na se ha con­ver­ti­do en los úl­ti­mos días en la ca­pi­tal eu­ro­pea de los ju­ris­tas tras alo­jar Law­yers Net­work, la pri­me­ra fe­ria de la Abo­ga­cía Eu­ro­pea y del Ar­co Me­di­te­rrá­neo en la que más de 400 des­pa­chos de abo­ga­dos, de di­ver­sas par­tes del mun­do, se han reuni­do pa­ra es­ta­ble­cer re­la­cio­nes pro­fe­sio­na­les y de­ba­tir so­bre los re­tos a los que se en­fren­ta el sec­tor en la ac­tua­li­dad.

La ci­ta ha pues­to de ma­ni­fies­to la im­por­tan­cia que tie­ne pa­ra la ca­pi­tal ca­ta­la­na la fi­gu­ra de los ju­ris­tas. No en vano, a día de hoy, Bar­ce­lo­na po­see 22.700 abo­ga­dos co­le­gia­dos, y cuen­ta con más de seis uni­ver­si­da­des que ofre­cen di­chos es­tu­dios. “Bar­ce­lo­na es una ciu­dad his­tó­ri­ca­men­te li­ga­da a la abo­ga­cía, que ha si­do pio­ne­ra en mu­chos te­mas ju­rí­di­cos co­mo, por ejem­plo, al crear el pri­mer tri­bu­nal ar­bi­tral o al con­tar des­de el año 1347 con una ins­ti­tu­ción ju­rí­di­co-mer­can­til co­mo el Con­su­la­do del Mar. Ac­tual­men­te si­gue sien­do muy ac­ti­va, pues ca­da año se co­le­gian más de 800 nue­vos abo­ga­dos en la ciu­dad. Aho­ra, ha si­do pio­ne­ra de nue­vo al ce­le­brar la pri­me­ra fe­ria in­ter­na­cio­nal de la abo­ga­cía”, de­cla­ra el de­cano del Il·lus­tre Col·le­gi d'Ad­vo­cats de Bar­ce­lo­na (ICAB), –or­ga­ni­za­dor de la fe­ria in­ter­na­cio­nal– Pe­dro L. Yú­fe­ra.

La cri­sis ha afec­ta­do a los bu­fe­tes con un adel­ga­za­mien­to de las plan­ti­llas y en la gue­rra de pre­cios

Pe­ro ¿cuál es el es­ta­do de sa­lud del sec­tor, an­te la re­ce­sión eco­nó­mi­ca que es­ta­mos pa­de­cien­do? Pa­ra Eu­ge­nia Na­va­rro, pro­fe­so­ra de Esa­de y coau­to­ra, jun­to a la tam­bién pro­fe­so­ra de la es­cue­la de ne­go­cios, San­dra En- zler, del Es­tu­dio del Sec­tor Le­gal de los Ne­go­cios en Es­pa­ña, en ge­ne­ral el sec­tor ha vi­vi­do un cre­ci­mien­to muy con­te­ni­do du­ran­te la cri­sis, pe­ro sin lle­gar a la re­ce­sión. “Los efec­tos de la cri­sis se han no­ta­do en dos as­pec­tos. Por un la­do se ha asis­ti­do a un adel­ga­za­mien­to de las plan­ti­llas de los bu­fe­tes, mien­tras que al mis­mo tiem­po se ha desata­do una gue­rra de pre­cios sin pre­ce­den­tes en­tre los bu­fe­tes en Es­pa­ña, lle­gan­do a ofre­cer por un mis­mo brie­fing un pre­su­pues­to un 70% más ba­ra­tos que las ofer­tas de las fir­mas com­pe­ti­do­ras”. Se­gún el de­cano del ICAB, la cri­sis ha te­ni­do con­se­cuen­cias di­fe­ren­tes en las dis­tin­tas ra­mas de la abo­ga­cía, pe­ro afir­ma que, en nin­gún ca­so, ha si­do po­si­ti­va pa­ra na­die. “Pa­ra bien o pa­ra mal, una cri­sis glo­bal co­mo la que vi­vi­mos afec­ta a to­do el mun­do, y los abo­ga­dos no so­mos una ex­cep­ción. Y aun­que si bien a al­gu­nas ra­mas del de­re­cho, co­mo la­bo­ral o mer­can­til, la cri­sis les ha abier­to la puer­ta a po­der tra­ba­jar en más ca­sos, al otro

la­do les ha ce­rra­do la puer­ta a la ho­ra de co­brar los ser­vi­cios pres­ta­dos, com­pli­can­do así su su­per­vi­ven­cia”.

Sin em­bar­go, es­tá ne­ga­ti­va ten­den­cia po­dría es­tar em­pe­zan­do a cam­biar, y hay quien ve una pe­que­ña luz al fi­nal del tú­nel. “En el úl­ti­mo que he­mos ofre­ci­do des­de la fa­cul­tad de De­re­cho de Esa­de, he­mos cons­ta­ta­do que las fir­mas de abo­ga­dos par­ti­ci­pan­tes se han mos­tra­do mu­cho más op­ti­mis­tas y con más ga­nas de con­tra­tar a pro­fe­sio­na­les que en los úl­ti­mos dos años. Pa­re­ce ser que la si­tua­ción del sec­tor em­pie­za a es­ta­bi­li­zar­se de nue­vo”, ad­vier­te San­dra Enz­ler.

An­te es­te pa­no­ra­ma, ¿qué cua­li­da­des de­ben re­unir los nue­vos abo­ga­dos del si­glo XXI? Los 500 le­tra­dos en­cues­ta­dos por las pro­fe­so­ras de la fa­cul­tad de de­re­cho de Esa­de, han coin­ci­di­do en afir­mar que el abo­ga­do del pre­sen­te si­glo de­be te­ner una gran vi­sión in­ter­na­cio­nal, ha­blar idio­mas, po­seer am­plios co­no­ci­mien­tos de ma­na­ge­ment, sa­ber ges­tio­nar equi­pos y te­ner ha­bi­li­da­des co­mer­cia­les que le ayu­den a ge­ne­rar ne­go­cio.

Coin­ci­de ple­na­men­te con es­ta idea el de­cano del ICAB, Pe­dro L. Yú­fe­ra, que, apun­ta la in­ter­na­cio­na­li­za­ción, co­mo una de las gran­des asig­na­tu­ras pen­dien­tes de los bu­fe­tes del país. “An­tes la abo­ga­cía era un sec­tor muy lo­cal, pe­ro a raíz de la glo­ba­li­za­ción, te­ne­mos que ser cons­cien­tes de que los abo­ga­dos de­be­mos dis­po­ner de una in­fra­es­truc­tu­ra y los co­no­ci­mien­tos pa­ra lle­var a ca­bo ca­sos glo­ba­les. Es­ta Fe­ria de la Abo­ga­cía Eu­ro­pea ha per­se­gui­do pre­ci­sa­men­te es­te ob­je­ti­vo,

Fa­cha­da del Col·le­gi d'Ad­vo­cats de Bar­ce­lo­na

MANÉ ES­PI­NO­SA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.