Una ter­ce­ra vía en­tre la ca­ri­dad y el ne­go­cio

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - LAS EM­PRE­SAS SO­CIA­LES

Cuan­to más tiem­po pa­sas en­tre la gen­te po­bre, más te con­ven­ces de que la po­bre­za no es el re­sul­ta­do de una in­ca­pa­ci­dad por par­te de los po­bres”, afir­ma Muham­mad Yu­nus, pre­mio No­bel de la Paz por su tra­ba­jo teó­ri­co y, so­bre to­do, prác­ti­co, con los mi­cro­cré­di­tos, que han ayu­da­do a mi­les de per­so­nas a de­jar atrás la mi­se­ria. Pa­ra el econo- mis­ta de Ban­gla­desh (Chit­ta­gong, 1940), no era ver­dad que la po­bre­za fue­ra inevi­ta­ble. Ni que el sis­te­ma ban­ca­rio no pu­die­ra dar ser­vi­cios fi­nan­cie­ros a dos ter­ce­ras par­tes de la po­bla­ción mun­dial, de­ján­do­les a mer­ced de los usu­re­ros. Pa­ra de­mos­trar­lo, Yu­nus ce­só de ex­pli­car teo­rías en la uni­ver­si­dad y fun­dó el Gra­meen Bank, y hoy sus mi­cro­cré­di­tos han lle­ga­do en Ban­gla­desh a ocho mi­llo­nes de per­so­nas. Aho­ra Yu­nus pro­po­ne dar un pa­so más me­dian­te Las em­pre­sas so­cia­les. So­bre el pa­pel, su idea pa­re­ce una uto­pía, pe­ro ya es­tá dan­do fru­tos en Ban­gla­desh con la ayu­da de gi­gan­tes co­mo Da­no­ne, BASF, Veo­lia o In­tel. Yu­nus no cree que, co­mo ase­gu­ra la teo­ría eco­nó­mi­ca con­ven­cio­nal, las per­so­nas sean uni­di­mien­sio­na­les y su fe­li­ci­dad ra­di­que so­la­men­te en la ca­pa­ci­dad de ha­cer di­ne­ro, una vi­sión dis­tor­sio­na­da que, di­ce, crea cri­sis co­mo la ac­tual. Y ade­más cree que, co­mo ha de­mos­tra­do el Gra­meen Bank, es po­si­ble re­sol­ver los pro­ble­mas so­cia­les crean­do ne­go­cios a su al­re­de­dor. Así que aho­ra apues­ta por la crea­ción de em­pre­sas so­cia­les, en­ti­da­des au­to­sos­te­ni­bles, sin pér­di­das pe­ro sin di­vi­den­dos pa­ra los in­ver­so­res, que pue­den re­cu­pe­rar su di­ne­ro sin be­ne­fi­cios tras los años pac­ta­dos. Se­rían, son, em­pre­sas con ob­je­ti­vos so­cia­les que no pre­ten­den sus­ti­tuir a las que tie­nen áni­mo de lu­cro, y que crean mer­ca­dos an­tes im­po­si­bles: Gra­meen Da­no­ne se en­fren­ta a la malnu­tri­ción con un yo­gur pa­ra ni­ños en­ri­que­ci­do que se ven­de a pre­cios que los po­bres pue­den afron­tar. Los ob­je­ti­vos de las em­pre­sas so­cia­les pue­den ir des­de crear em­pleo a in­te­grar a gen­te con dis­ca­pa­ci­da­des, aten­der la sa­lud en las zo­nas ru­ra­les o per­mi­tir el ac­ce­so al agua. Se po­nen en mar­cha con el ca­pi­tal que apor­tan em­pre­sas y per­so­nas con­cien­cia­das y los be­ne­fi­cios se rein­vier­ten, ge­ne­ran­do así una en­ti­dad au­to­sos­te­ni­ble que no de­pen­de de la ca­ri­dad anual. Ade­más, con­clu­ye, al sa­car a la gen­te de la po­bre­za to­da la eco­no­mía se be­ne­fi­cia.

Muham­mad Yu­nus Tra­duc­ción de Agus­tín López y Ma­ría Ta­bu­yo Pai­dós. Bar­ce­lo­na, 2011 254 pá­gi­nas Pre­cio:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.