Cén­tri­co y se­ño­rial

Te­chos al­tos y ma­de­ras no­bles en un regio prin­ci­pal del Ei­xam­ple, muy cer­ca de tres cén­tri­cas pla­zas

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Isa­bel de Vi­lla­lon­ga Fo­tos: Laura Gue­rre­ro

Más cén­tri­co im­po­si­ble. Es­ta­mos en un agra­da­ble ba­rrio de la iz­quier­da del Ei­xam­ple, muy cer­ca de tres em­ble­má­ti­cas pla­zas: la de Ca­ta­lun­ya, la de Fran­cesc Ma­cià y la de Es­pan­ya, una zo­na de ca­lles am­plias e in­fi­ni­dad de co­mer­cios, que se ha con­ver­ti­do en una de las más di­ver­sas y cos­mo­po­li­tas de la ciu­dad. Aquí, en una fin­ca va­ga­men­te mo­der­nis­ta, edi­fi­ca­da a prin­ci­pios del si­glo pa­sa­do, se al­za uno de esos re­gios prin­ci­pa­les en don­de vi­vían los pro­pie­ta­rios del in­mue­ble. Gra­cio­sas tri­bu­nas con ba­laus­tra­das de pie­dra en to­nos rosas y blan­co, mar­can ya des­de el ex­te­rior la di­fe­ren­cia con el res­to de los pi­sos que, en prin­ci­pio, es­ta­ban des­ti­na­dos al al­qui­ler. De puer­tas a den­tro, el con­tras­te no pue­de ser ma­yor, por­que mien­tras el prin­ci­pal ocu­pa to­da la su­per­fi­cie de la plan­ta, el res­to es­tá di­vi­di­do en tres pi­sos por re­llano. Aho­ra, es­te prin­ci­pal, de te­chos al­tos y ma­de­ras no­ble, sa­le a la ven­ta por 990.000 eu­ros.

La vi­vien­da tie­ne una su­per­fi­cie de 238 m2 dis­tri­bui­dos en dos zo­nas bien di­fe­ren­cia­das, uni­das por un am­plio pa­si­llo. El sa­lón, con chi­me­nea, y el co­me­dor, con­for­man la zo­na co­mún: dos es­tan­cias muy am­plias por las que cir­cu­la la luz que pe­ne­tra des­de la ga­le­ría, con­ver­ti­da en una se­gun­da sa­li­ta de es­tar y co­mu­ni­ca­da con la te­rra­za, abier­ta a pa­tio de man­za­na. Las gran­des puer­tas co­rre­de­ras, de ma­de­ra y cris­tal, así co­mo el par­quet no­ble en es­pi­ga, dan em­pa­que al con­jun­to.

La zo­na de no­che, cin­co ha­bi­ta­cio­nes do­bles, con dos cuar­tos de ba­ño com­ple­tos y un aseo, es­tán ubi­ca­das en el otro ex­tre­mo de la ca­sa. Dos de es­tos dor­mi­to­rios tie­nen una sim­pá­ti­ca ga­le­ría, ade­cua­da pa­ra desa­yu­nar, y un bal­cón con vis­tas a la ca­lle, ce­rra­do me­dian­te grue­sas puer­tas de ma­de­ra que, por las no­ches, amor­ti­guan to­tal­men­te los rui­dos del ex­te­rior. Dos puer­tas de en­tra­da dan ac­ce­so a la vi­vien­da. La prin­ci­pal, abre a un gran re­ci­bi­dor co­mu­ni­ca­do con el pa­tio de lu­ces que, al tra­tar­se de un prin­ci­pal, se con­vier­te en te­rra­za. La otra puer­ta abre a la zo­na de co­ci­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.