LA FI­RA CO­NEC­TA CON EL MÓ­VIL

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS -

Apar­tir de ma­ña­na, el re­cin­to de Mont­juïc de Fi­ra de Bar­ce­lo­na vuel­ve a aco­ger la gran ci­ta anual de la in­dus­tria de las co­mu­ni­ca­cio­nes mó­vi­les. Co­mien­za la edi­ción 2011 del Mo­bi­le World Con­gress (MWC). Du­ran­te cua­tro días, más de 50.000 pro­fe­sio­na­les de los cin­co con­ti­nen­tes vi­si­ta­rán la ciu­dad y más de 1.300 em­pre­sas pre­sen­ta­rán las úl­ti­mas no­ve­da­des, ideas y pro­pues­tas de un sec­tor en per­ma­nen­te evo­lu­ción.

Es­ta edi­ción ba­te ré­cords: ha­brá más vi­si­tan­tes, ex­po­si­to­res y su­per­fi­cie ex­po­si­ti­va que en nin­gu­na otra oca­sión. El MWC es uno de los prin­ci­pa­les acon­te­ci­mien­tos fe­ria­les a ni­vel mun­dial, por el nú­me­ro y cua­li­fi­ca­ción de los asis­ten­tes, en­tre los que se ha­llan los al­tos di­rec­ti­vos de las em­pre­sas de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes más im­por­tan­tes del mun­do y de­le­ga­cio­nes mi­nis­te­ria­les de más de 110 paí­ses.

El fu­tu­ro de las co­mu­ni­ca­cio­nes mó­vi­les, pues, se pro­yec­ta en Bar­ce­lo­na. Se tra­ta de un sec­tor en cre­ci­mien­to y cons­tan­te desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co; es­ta in­dus­tria lle­va la in­no­va­ción en los ge­nes. Es por es­te mo­ti­vo que sus má­xi­mos re­pre­sen­tan­tes se reúnen pa­ra, ade­más de ha­cer ne­go­cio, com­par­tir co­no­ci­mien­tos, ex­pe­rien­cias y es­tra­te­gias fu­tu­ras que cam­bia­rán la for­ma de co­mu­ni­car­nos.

Bar­ce­lo­na acre­di­ta ser un atrac­ti­vo pun­to de en­cuen­tro: sa­be­mos or­ga­ni­zar gran­des even­tos, te­ne­mos ex­pe­rien­cia y con­ta­mos con el cré­di­to y crea­ti­vi­dad ne­ce­sa­rios pa­ra sa­tis­fa­cer las ex­pec­ta­ti­vas ge­ne­ra­das. En con­cre­to, Fi­ra, que año a año ha ido asu­mien­do ma­yo­res res­pon­sa­bi­li­da­des ope­ra­ti­vas, po­ne to­do su know how al ser­vi­cio del éxi­to del cer­ta­men, en es­tre­cha co­la­bo­ra­ción con la GSMA, la aso­cia­ción mun­dial del sec­tor or­ga­ni­za­do­ra del con­gre­so.

Al­ber­gar un even­to de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas de­be ser un mo­ti­vo de or­gu­llo co­lec­ti­vo. Los be­ne­fi­cios pa­ra la ciu­dad son in­cues­tio­na­bles: se­gún cálcu­los de la pro­pia or­ga­ni­za­ción, el im­pac­to eco­nó­mi­co acu­mu­la­do de las úl­ti­mas cin­co edi­cio­nes as­cien­de a 1.207 mi­llo­nes de eu­ros. Pe­ro los ac­ti­vos no de­ben va­lo­rar­se so­la­men­te en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos, sino que van mu­cho más allá, ya que acon­te­ci­mien­tos co­mo es­te, de ca­rác­ter glo­bal, pro­yec­tan la ciu­dad al ex­te­rior y for­ta­le­cen su po­si­cio­na­mien­to in­ter­na­cio­nal. Ade­más, el MWC ofre­ce opor­tu­ni­da­des úni­cas a las em­pre­sas ca­ta­la­nas y es­pa­ño­las del sec­tor de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes.

La ca­pi­tal ca­ta­la­na y el MWC se­lla­ron en el 2006 una alian­za que ha si­do be­ne­fi­cio­sa pa­ra am­bos. Des­de su lle­ga­da a la Fi­ra, los asis­ten­tes al sa­lón han cre­ci­do un 43% y los ex­po­si­to­res se han más que du­pli­ca­do des­de la úl­ti­ma edi­ción en Can­nes, en el 2005. Son da­tos que sub­ra­yan una fruc­tí­fe­ra re­la­ción en­tre es­ta in­dus­tria y una ciu­dad que pien­sa no só­lo en tér­mi­nos de tu­ris­mo de ne­go­cios, sino tam­bién de apues­ta por el co­no­ci­mien­to y la in­no­va­ción.

Bar­ce­lo­na se en­cuen­tra aho­ra an­te un nue­vo y exi­gen­te re­to: la Mo­bi­le World Ca­pi­tal, es de­cir, con­ver­tir­se en la ca­pi­tal per­ma­nen­te de la in­dus­tria en­tre el 2013 y el 2017 en res­pues­ta a la con­vo­ca­to­ria rea­li­za­da por GSMA, un pro­yec­to que ade­más de la ce­le­bra­ción del con­gre­so anual con­tem­pla la cons­truc­ción de un gran cen­tro tec­no­ló­gi­co y de di­vul­ga­ción, así co­mo la or­ga­ni­za­ción de un fes­ti­val cul­tu­ral pa­ra dar vi­si­bi­li­dad al po­ten­cial de las apli­ca­cio-

Bar­ce­lo­na as­pi­ra a con­ver­tir­se en ca­pi­tal per­ma­nen­te de los mó­vi­les, un gran pa­so en la di­rec­ción co­rrec­ta

nes mó­vi­les. Bar­ce­lo­na ha pre­sen­ta­do una pro­pues­ta am­bi­cio­sa, un pro­yec­to de país.

La can­di­da­tu­ra, que ya ha su­pe­ra­do el pri­mer fil­tro y com­pi­te aho­ra con Mi­lán, Mu­nich y Pa­rís, es fru­to del tra­ba­jo con­jun­to del Ayun­ta­mien­to, la Ge­ne­ra­li­tat, el Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, Tu­ris­me de Bar­ce­lo­na, la Cam­bra de Co­me­rç y Fi­ra. Ade­más, cuen­ta con la com­pli­ci­dad y la im­pli­ca­ción de re­le­van­tes em­pre­sas del país y en­ti­da­des di­ver­sas. He­mos su­ma­do es­fuer­zos por­que sa­be­mos que só­lo co­la­bo­ran­do se con­si­guen gran­des lo­gros.

La su­ma de tra­ba­jo y vo­lun­ta­des con­tri­bu­ye a que Bar­ce­lo­na y Fi­ra se ha­yan con­ver­ti­do en una de las gran­des pla­ta­for­mas pa­ra aco­ger en­cuen­tros sec­to­ria­les, una es­tra­te­gia cla­ra de la ins­ti­tu­ción fe­rial jun­to a la po­ten­cia­ción de sus sa­lo­nes, la in­no­va­ción y la in­ter­na­cio­na­li­dad. En es­ta lí­nea, que­re­mos se­guir cap­tan­do nue­vos even­tos, crear nue­vos sa­lo­nes e in­ter­na­cio­na­li­zar aún más nues­tra ac­ti­vi­dad, en be­ne­fi­cio del te­ji­do em­pre­sa­rial, la ciu­dad y su en­torno. Con­ver­tir­se en la ca­pi­tal mun­dial de los mó­vi­les se­ría un gran pa­so en es­ta di­rec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.