En­tre el KDF y Mo­ve

Alemany ha­bla pa­ra la co­mu­ni­dad ale­ma­na y Be­lla­te­rra da a co­no­cer Mo­ve

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS -

Un cen­te­nar de per­so­nas se reunie­ron el vier­nes 11 de fe­bre­ro en el Círcu­lo Ecues­tre pa­ra es­cu­char a Sal­va­dor Alemany, en un ac­to or­ga­ni­za­do por el KDF (Kreis Deutschs­pra­chi­ger Füh­rungs­kräf­te), el Círcu­lo de di­rec­ti­vos de ha­bla ale­ma­na. El pre­si­den­te de Aber­tis y tam­bién del Circu­lo de Eco­no­mía, acu­dió al al­muer­zo mi­nu­tos des­pués de ha­ber ce­rra­do el pri­mer en­cuen­tro del Con­se­jo Ase- sor de Eco­no­mía de la pre­si­den­cia de la Ge­ne­ra­li­tat. Ar­tur Mas, en su ma­yor par­te in­te­gra­do por aca­dé­mi­cos. Qui­zás por que aca­ba­ba de vol­ver de Pa­lau, la ma­yor par­te de eje­cu­ti­vos pre­sen­tes en la sa­la le in­qui­rie­ron co­mo si de un re­pre­sen­tan­te del go­bierno catalán se tra­ta­ra. Y Alemany cum­plió con su pa­pel.

El KDF agru­pa a eje­cu­ti­vos y em­pre­sa­rios de ori­gen ale­mán (aus­tria­co y sui­zo) con pre­sen­cia en el área de Bar­ce­lo­na. Su re­la­ción con Bar­ce­lo­na vie­ne de le­jos, aun­que pro­ba­ble­men­te no tan­to co­mo la pre­sen­cia em­pre­sa- rial ger­ma­na en Ca­ta­lun­ya (Basf, Ba­yer, Volks­wa­gen, Sie­mens...), muy en­rai­za­da y bien asen­ta­da. El KDF, que aho­ra pre­si­de Al­bert Pe­ters -Rödl & Part­ner-or­ga­ni­za ac­ti­vi­da­des de net­wor­king en­tre sus aso­cia­dos e in­vi­ta a per­so­na­li­da­des del mun­do eco­nó­mi­co y po-

El KDF, que agru­pa los in­tere­ses ger­ma­nos en Bar­ce­lo­na, in­quie­re a Alemany por la for­ma­ción pro­fe­sio­nal

lí­ti­co (ale­mán y catalán) en sus en­cuen­tros a puer­ta ce­rra­da. En es­te con­tex­to, se ha con­ver­ti­do en un in­ter­lo­cu­tor cla­ve de la im­por­tan­te co­mu­ni­dad em­pre­sa­rial ger­ma­na en Ca­ta­lun­ya (fren­te a la Cá­ma­ra de Comercio Ale­ma­na en Es­pa­ña, ca­da vez más an­co­ra­da ha­cia Ma­drid).

En la me­sa pre­si­den­cial del even­to se sen­ta­ron, ade­más del pro­pio Pe­ters, Johan­nes Wort­mann (Wort­mann Ar­chi­tects), Karl Ja­co­bi (Ja­co­bi & Part­ners) o Fer­nan­do Ca­rro (Circu­lo de Lec­to­res, Ber­tels­mann), que lle­gó al al­muer­zo exul­tan­te des­pués de ha­ber ce­rra­do el tra­to de ven­ta de las li­bre­rías Ber­trand al gru­po Pla­ne­ta.

Los reuni­dos lan­za­ron di­ver­sas pre­gun­tas a Sal­va­dor Alemany, quien tu­vo elo­gios pa­ra la eco­no­mía ger­ma­na, con­ver­ti­da aho­ra en re­fe­ren­cia pa­ra otros paí­ses eu­ro­peos. Pe­ro qui­zás la más pre­gun­ta más sen­ti­da por el au­di­to­rio fue la de un eje­cu­ti­vo de una em­pre­sa ale­ma­na en la zo­na que se que­jó de las di­fi­cul­ta­des a las que se en­fren­ta pa­ra con­tra­tar per­so­nal bien for­ma­do. La ma­yor par­te de pre­sen­tes asin­tie­ron en si­len­cio: la for­ma­ción pro­fe­sio­nal es uno de los “agu­je­ros ne­gros” del mo­de­lo catalán y es­pa­ñol. Y Sal­va­dor Alemany tu­vo que dar­les la ra­zón.

A unos ki­ló­me­tros del co­ra­zón de Bar­ce­lo­na, en el más ca­li­for­niano de los cam­pus que ro­dean la ciu­dad, el de Be­lla­te­rra, se co­ci­na es­tos días la pues­ta de lar­go de Mo­ve Bar­ce­lo­na, un nue­vo cen-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.