Có­mo in­vier­ten los in­ge­nie­ros

La Vanguardia - Dinero - - INVERSIÓN COLECTIVA -

Los in­ge­nie­ros tam­bién tie­nen su vehícu­lo de in­ver­sión en el mun­do de los fon­dos, lo que no sig­ni­fi­ca que to­dos ellos sean clien­tes de Ca­ja In­ge­nie­ros ni que se tra­te de una en­ti­dad ce­rra­da al res­to de la clien­te­la fi­nan­cie­ra. Me­nos aún en lo que ata­ñe a la in­ver­sión en fon­dos. Ca­ja de In­ge­nie­ros Ges­tión es el bra­zo in­ver­sor de la Ca­ja de In­ge­nie­ros, una en­ti­dad fi­nan­cie­ra del seg­men­to de la ban­ca coope­ra­ti­va, que tie­ne ba­jo ges­tión unos 280 mi­llo­nes de eu­ros en fon­dos de in­ver­sión, unos 110 mi­llo­nes en pla­nes de pen­sio­nes más otro cen­te­nar de mi­llo­nes en di­ver­sos pro­duc­tos co­mo PPA o car­te­ras ges­tio­na­das de sus clien­tes.

La en­ti­dad tie­ne una fi­lo­so­fía de in­ver­sión muy de­fi­ni­da que se asien­ta so­bre tres ideas: la in­ver­sión ha de ser a lar­go pla­zo, el aná­li­sis pro­pio es un pun­to cla­ve es­tra­té­gi­co pa­ra to­mar de- ci­sio­nes de in­ver­sión y man­te­ner la in­de­pen­den­cia y, en ter­cer tér­mino, el con­trol del ries­gos va­ria­ble es bá­si­co a la ho­ra de cons­truir la car­te­ra de in­ver­sión.

En es­tos mo­men­tos, “po­dría­mos ha­blar de un en­torno ra­zo­na­ble­men­te po­si­ti­vo pa­ra la ren­ta va­ria­ble, aun­que hay que ser ex­tre­ma­da­men­te se­lec­ti­vo ya que las di­fe­ren­cias en­tre los dis­tin­tos mer­ca­dos se­rán con­si­de­ra­bles”, afir­ma Xa­vier Fá­bre­gas, director del Area de In­ver­sio­nes de la en­ti­dad.

“Ini­cial­men­te –ex­pli­ca Fá­bre­gas–, los fon­dos de in­ver­sión de ren­ta va­ria­ble con un en­fo­que muy es­pe­cia­li­za­do y orien­ta­do a va­lo­res con­cre­tos pue­den te­ner más re­co­rri­do ya que el mer­ca­do pre­sen­ta nu­me­ro­sas di­ver­gen-

La ges­to­ra de Ca­ja de In­ge­nie­ros defiende una fi­lo­so­fía de in­ver­sión a lar­go pla­zo

cias en tér­mi­nos de va­lo­ra­cio­nes. La ha­bi­li­dad del ges­tor pa­ra es­co­ger aque­llas com­pa­ñías con só­li­dos fun­da­men­ta­les y un po­ten­cial no re­co­no­ci­do por el mer­ca- do pue­de mar­car la di­fe­ren­cia. Las va­lo­ra­cio­nes de al­gu­nos mer­ca­dos emer­gen­tes es­tán muy ajus­ta­das y ofre­cen es­ca­so re­co­rri­do al in­ver­sor. En cam­bio, en Eu­ro­pa, Es­ta­dos Uni­dos o Ja­pón hay nu­me­ro­sas com­pa­ñías que co­ti­zan con des­cuen­to en re­la­ción a sus com­pe­ti­do­res”.

VI­SIÓN PO­SI­TI­VA

“Nues­tra vi­sión de la ren­ta va­ria­ble –se­ña­la Xa­vier Fá­bre­gas– es po­si­ti­va, par­ti­cu­lar­men­te en aque­llas com­pa­ñías que tie­nen un mo­de­lo de ne­go­cio sos­te­ni­ble y en aque­llos sec­to­res cí­cli­cos o tec­no­ló­gi­cos, cu­ya elas­ti­ci­dad pa­ra man­te­ner sus már­ge­nes en pe­rio­dos al­cis­tas del pre­cio de las ma­te­rias pri­mas es ma­yor”. A su jui­cio, “los fon­dos de ren­ta va­ria­ble con una vo­ca­ción in­ver­so­ra cen­tra­da en una ges­tión ac­ti­va de­be­rían com­por­tar­se re­la­ti­va­men­te me­jor que el res­to de los ac­ti­vos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.