Cuan­do los dipu­tados en­tran en la em­pre­sa

Más de 30 par­la­men­ta­rios des­cu­bren los se­cre­tos del sec­tor agroa­li­men­ta­rio gra­cias a la aso­cia­ción Fem­Cat

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS - An­na Ca­ba­ni­llas

La in­no­va­ción es un ele­men­to fun­da­men­tal pa­ra po­der com­pe­tir en un mer­ca­do tan sa­tu­ra­do co­mo el ac­tual, y aho­ra más que nun­ca, la crea­ti­vi­dad, la in­no­va­ción y el es­pí­ri­tu em­pren­de­dor se de­ben fo­men­tar des­de la es­cue­la has­ta la em­pre­sa. Pe­ro lo que no tie­ne nin­gún sen­ti­do es que, aun­que nos en­con­tre­mos en épo­ca de cri­sis, se re­cor­ten los pre­su­pues­tos de ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas que apor­tan va­lor aña­di­do real a nues­tra eco­no­mía co­mo, por ejem­plo, el IR­TA”, ad­vir­tió Jo­sep La­ga­rés, director ge­ne­ral de Me­tal­qui­mia, du­ran­te la pre­sen­ta­ción que reali­zó a un gru­po de dipu­tados ca­ta­la­nes que vi­si­ta­ron la em­pre­sa es­te miér­co­les.

Es­ta es só­lo una de las pe­ti­cio­nes que más de 30 par­la­men­ta­rios ca­ta­la­nes han es­cu­cha­do de di­ver­sos em­pre­sa­rios, en el mar­co de la 7.ª edi­ción del pro­gra­ma “Em­pre­ses y par­la­men­ta­ris”, que or­ga­ni­za la Fun­da­ció d’Em­pre­sa­ris de Ca­ta­lun­ya, Fem­Cat, con el ob­je­ti­vo de pro­fun­di­zar el co­no­ci­mien­to re­cí­pro­co en­tre dipu­tados y em­pre­sa­rios.

Así, du­ran­te tres días, di­ver­sos dipu­tados han par­ti­ci­pa­do en el pro­gra­ma, en es­ta oca­sión cen­tra­do en el sec­tor agroa­li­men­ta­rio, que les ha lle­va­do a co­no­cer a res­pon­sa­bles de em­pre­sas re­le­van­tes co­mo Ca­sa­de­mont, Me­tal­qui­mia, Grup Ali­men­ta­ri Guis­so­na, Fruits CMR o, tam­bién, Mer­ca­bar­na. “Mu­chas ve­ces se afir­ma que el mun­do po­lí­ti­co va en una di­rec­ción y el em­pre­sa­rial va en otra. Lo que ocu­rre es que hay un des­co­no­ci­mien­to mu­tuo de am­bos uni­ver­sos. Con es­te pro­gra­ma pre­ten­de­mos acer­car la reali­dad em­pre­sa­rial del país a la cla­se política ca­ta­la­na con el fin de ha­cer más flui­da su re­la­ción, así co­mo de ha­cer­les en­ten­der que la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da pue­de ge­ne­rar mu­chos pro­yec­tos de país que da­rán gran­des re­sul­ta­dos pa­ra to­da la so­cie­dad”, ex­pli­ca Xa­vier Cam­bra, pre­si­den­te de Dè­ria Edi­tors y se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Fem­Cat.

Fru­to de la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co-pri­va­da es el Quick Dry Sli­ce (QDS), un rompe­dor sis­te­ma de se­ca­do de em­bu­ti­dos, pa­ten­ta­do mun­dial­men­te e idea­do por las em­pre­sas Ca­sa­de­mont y Me­tal­qui­mia, y el Ins­ti­tut de Re­cer­ca i Tec­no­lò­gi­ca Agroa­li­men­ta­ria (IR­TA), que los dipu­tados pu­die­ron ob­ser­var de cer­ca du­ran­te su vi­si­ta a Ca­sa­de­mont. Es­ta no­ve­do­sa má­qui­na ha re­vo­lu­cio­na­do la ma­ne­ra de cu­rar el em­bu­ti­do ya que re­du­ce su tiem­po de se­ca­do de tres me­ses a 60 mi­nu­tos, aho­rra es­pa­cio al no ser ne­ce­sa­rio el uso de cá­ma­ras fri­go­rí­fi­cas, y dis­mi­nu­ye en un 30% el con­su- mo ener­gé­ti­co. Si bien, pa­ra la di­rec­to­ra ge­ne­ral de Ca­sa­de­mont, Adria­na Ca­sa­de­mont, el be­ne­fi­cio más no­ta­ble que el QDS ofre­ce a su em­pre­sa es la ca­pa­ci­dad de in­no­va­ción. “Pa­ra una em­pre­sa co­mo Ca­sa­de­mont, que ex­por­ta el 45% de su pro­duc­ción a 70 paí­ses de 5 con­ti­nen­tes, y se tie­ne que adap­tar a los gus­tos y há­bi­tos de con­su­mo de to­do el mun­do, la in­no­va­ción es un ele­men­to cla­ve. Con el pro­ce­so de se­ca­do de em-

Un gru­po de par­la­men­ta­rios en la fá­bri­ca de Ca­sa­de­mont en Bon­ma­ti an­te la re­vo­lu­cio­na­ria má­qui­na de se­ca­do de Me­tal­qui­mia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.