"Son fal­si­fi­ca­cio­nes, no co­pias ca­se­ras"

La Vanguardia - Dinero - - TECNOLOGÍA -

Un nu­me­ro­so equi­po de abo­ga­dos, de­tec­ti­ves y fo­ren­ses in­for­má­ti­cos ras­trea por to­do el mun­do a los gru­pos or­ga­ni­za­dos que fal­si­fi­can y dis­tri­bu­yen co­pias ile­ga­les de los pro­gra­mas más co­no­ci­dos de Mi­cro­soft: Win­dows y Of­fi­ce. Al fren­te de los per­se­gui­do­res es­tá David Finn, con el ran­go de adjunto al director de los ser­vi­cios ju­rí­di­cos de la com­pa­ñía. Du­ran­te una pau­sa de la con­fe­ren­cia mun­dial so­bre pro­pie­dad in­te­lec­tual, Finn aten­dió las pre­gun­tas de Di­ne­ro, pe­ro an­tes se arran­có con un re­su­men de su de­nun­cia de las ma­lan­dan­zas de una nar­co­ban­da me­xi­ca­na co­no­ci­da co­mo La fa­mi­lia Mi­choa­ca­na”, que ha di­ver­si­fi­ca­do su ne­go­cio ha­cia la pi­ra­te­ría de soft­wa­re, música y pe­lí­cu­las en DVD, con ra­mi­fi­ca­cio­nes in­ter­na­cio­na­les.

Va­ya, iba a pre­gun­tar­le por China, pe­ro em­pie­za us­ted ha­blan­do de Mé­xi­co.

La gra­ve­dad del ca­so de Mi­choa­cán ra­di­ca en es­ta re­fle­xión: ¿por qué es­ta or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va ha­bría de con­for­mar­se con dis­tri­buir co­pias ile­ga­les, sin pa­sar a otra fa­se más ren­ta­ble: in­tro­du­cir unas po­cas lí­neas de có­di­go ma­li­cio­so con el que po­dría mon­tar un frau­de a gran es­ca­la? Y aho­ra, si quie­re, ha­ble­mos de China.

Ade­lan­te.

AR­CHI­VO

David Finn, abo­ga­do ge­ne­ral adjunto de Mi­cro­soft

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.