Coope­ra­ti­vas: ¡a ga­nar di­men­sión!

Com­pe­tir en el mer­ca­do glo­bal es el prin­ci­pal re­to al que se en­fren­tan hoy las em­pre­sas ca­ta­la­nas de eco­no­mía so­cial

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS - An­na Ca­ba­ni­llas

Más de 4.000 em­pre­sas coope­ra­ti­vas y unas 1.000 so­cie­da­des la­bo­ra­les con­vi­ven en Ca­ta­lun­ya aho­ra mis­mo. Las ci­fras po­nen de ma­ni­fies­to que el coope­ra­ti­vis­mo es una reali­dad arrai­ga­da en Ca­ta­lun­ya des­de ha­ce más de 150 años y que cons­ti­tu­ye un sec­tor em­pre­sa­rial só­li­do que em­plea a más de 40.000 per­so­nas, se­gún da­tos de la Con­fe­de­ra­ció de Coo­pe­ra­ti­ves de Ca­ta­lun­ya.

Ca­ta­lun­ya es hoy la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma con ma­yor nú­me­ro de coope­ra­ti­vas, re­pre­sen­tan­do el 21,9% del con­jun­to to­tal en Es­pa­ña. Sin em­bar­go, los ex­per­tos apun­tan a que no es oro to­do lo que re­lu­ce, y que que­dan mu­chos as­pec­tos a me­jo­rar. “A pe­sar de que Ca­ta­lun­ya sea la co­mu­ni­dad con ma­yor nú­me­ro de coope­ra­ti­vas de Es­pa­ña, no es la que po­see las de ma­yor di­men­sión, ni tam­po­co son las que tie­nen una ma­yor par­ti- ci­pa­ción en el pro­duc­to in­te­rior bru­to (PIB) del país; co­sa que sí su­ce­de en el País Vas­co, don­de exis­ten me­nos coope­ra­ti­vas pe­ro con me­jor po­si­cio­na­mien­to. De­be­mos to­mar ejem­plo y tra­ba­jar en es­te ca­mino”, ex­pli­ca Xa­vier Ló­pez, director ge­ne­ral de Coo­pe­ra­ti­ves de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lun­ya, que to­ma co­mo re­fe­ren­cia a la cor­po­ra­ción Mon­dra­gón, que en la actualidad os­ten­ta el tí­tu­lo de coope­ra­ti­va más gran­de del mun­do.

Ga­nar di­men­sión pa­ra po­der com­pe­tir en un mer­ca­do glo­bal es el prin­ci­pal re­to al que se en­fren­tan hoy las coope­ra­ti­vas. Lo sa­be bien Ignacio Gon­zá­lez, ex­di­rec­tor de ope­ra­cio­nes de la coope­ra­ti­va Sua­ra y hoy director ge­ne­ral del gru­po em­pre­sa­rial coope­ra­ti­vo Cla­de, el más es­truc­tu­ra­do en el sec­tor. “En la men­ta­li­dad em­pre­sa­rial ca­ta­la­na siem­pre ha exis­ti­do el pen­sa­mien­to de te­ner un ne­go­cio pe­que­ño pe­ro mío. Sin em­bar­go las co­sas han cam­bia­do y pa­ra cual­quier ti­po de em­pre­sa, sea coope­ra­ti­va o no, cre­cer es una pre­mi­sa bá­si­ca pa­ra po­der com­pe­tir, en con­di­cio­nes, an­te un pa­no­ra­ma co­mo el ac­tual. Y, sin du­da, pa­ra las coope­ra­ti­vas, que no tie­nen so­cios ca­pi­ta­lis­tas y por tan­to una fi­nan­cia­ción li­mi­ta­da que com­pli­ca su cre­ci­mien­to, la so­lu­ción pue­de

Ca­ta­lun­ya con­cen­tra en su te­rri­to­rio el 21,9% del con­jun­to to­tal de coope­ra­ti­vas que hay en Es­pa­ña

pa­sar por es­ta­ble­cer alian­zas es­tra­té­gi­cas con otras em­pre­sas”.

Me­jo­rar la ges­tión em­pre­sa­rial y con­se­guir fi­nan­cia­ción son otros de los gran­des desafíos de las em­pre­sas de eco­no­mía so­cial ca­ta­la­nas. Pa­ra Gon­zá­lez, in­ten­si­fi­car la co­mu­ni­ca­ción de las coope­ra­ti­vas con la so­cie­dad es uno de los pun­tos prio­ri­ta­rios a tra­ba­jar. “Las per­so­nas tie­nen que sa­ber que de­trás de pro­yec­tos em­pre­sa­ria­les lí­de­res en Ca­ta­lun­ya co­mo, por ejem­plo, La Fa­ge­da, Aba­cus o Hos­pi­tal de Bar­ce­lo­na, exis­te un mo­de­lo coope­ra­ti­vo de em­pre­sa tan mo­derno, ac­tual y, so­bre to­do, de fu­tu­ro, co­mo el de cual­quier otra for­ma­ción em­pre­sa­rial. Es cla­ve ex­pli­car que hay otras for­mas de crear em­pre­sas, con pro­pie­dad com­par­ti­da, ca­paz de mo­ti­var otro mo­de­lo de re­la­ción en­tre el mun­do la­bo­ral y el em­pre­sa­rial”. Y es que, se­gún el director de Cla­de, en la actualidad to­da­vía no se fo­men­ta de­ma­sia­do el mo­de­lo coope­ra­ti­vo co­mo for­mu­la em­pre­sa­rial en las uni­ver­si­da­des y los cen­tros de co­no­ci­mien­to.

Un dato que con­tras­ta cla­ra­men­te con el cre­ci­mien­to con­ti­nua­do del nú­me­ro de coope­ra­ti­vas en Ca­ta­lun­ya en los úl­ti­mos 3 años. Así, un to­tal de 99 coope­ra­ti­vas na­cie­ron du­ran­te el año 2008 en el te­rri­to­rio catalán, mien­tras que 114 vie­ron la luz en el 2009 y 116 en el 2010. No obs­tan­te, pa­ra el director ge­ne­ral de Coo­pe­ra­ti­ves de la Ge­ne­ra­li­tat es­ta ten­den­cia de cre­ci­mien­to, po­co tie­ne que ver con la cri­sis eco­nó­mi­ca que su­fre el país des­de fi­na­les del 2007. “Siem­pre se ha di-

La Fa­ge­da es un sím­bo­lo de sim­bio­sis en­tre la ac­ción so­cial y una ca­li­dad de pro­duc­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.