¡Y aún no he­mos to­ca­do fon­do!

Se­gún GfK, la caí­da de la de­man­da es cohe­ren­te con el ba­jo ín­di­ce de con­fian­za del con­su­mi­dor

La Vanguardia - Dinero - - TECNOLOGÍA - Nor­ber­to Ga­lle­go

No es una re­caí­da, sino la pro­lon­ga­ción del des­cen­so de la de­man­da, el más agudo de Eu­ro­pa oc­ci­den­tal en el 2010. Enero sua­vi­zó al­go es­te ses­go del mer­ca­do es­pa­ñol, pe­ro fe­bre­ro y mar­zo han si­do me­ses de desa­so­sie­go pa­ra fa­bri­can­tes, dis­tri­bui­do­res y ven­de­do­res de tec­no­lo­gías de con­su­mo. Cuan­do a ini­cios de ma­yo se pu­bli­quen los da­tos del pa­nel tri­mes­tral, que ela­bo­ra GfK, con­fir­ma­rán es­te pa­no­ra­ma de un sec­tor que su­fre, co­mo otros, re­plie­gue de con­su­mi­do­res. Has­ta di­ciem­bre, el ba­lan­ce del 2010 era inequí­vo­co: un 12% me­nos de ven­tas o, lo que es lo mis­mo, una ba­ja­da de 19.600 a 17.300 mi­llo­nes de eu­ros anua­les. Y el 2011 no es­tá sien­do me­jor, por lo que se ve.

“El con­su­mi­dor pa­re­ce ha­ber adop­ta­do una pos­tu­ra de apa­lan­ca­mien­to glo­bal a la es­pe­ra de mo­vi­mien­to en el in­di­ca­dor ma­cro­eco­nó­mi­co más rí­gi­do de nues­tra eco­no­mía: el em­pleo, que exi­ge pa­ra ini­ciar un re­pun­te, ade­más de la tran­qui­li­dad de los mer­ca­dos, re­cu­pe­rar la con­fian­za en el mer­ca­do la­bo­ral, al­go que pa­re­ce es­tar le­jos”. Es­te es el diag­nós­ti­co que tra­za la úl­ti­ma ola –pu­bli­ca­da en mar­zo– del ín­di­ce de con­fian­za del con­su­mi­dor, tam­bién de GfK.

En­tre las ca­te­go­rías en que es­ta con­sul­to­ra di­vi­de el mer­ca­do de tec­no­lo­gías de con­su­mo, la más cas­ti­ga­da es la te­le­vi­sión –tam­bién la más vo­lu­mi­no­sa–, que el año pa­sa­do por es­tas fe­chas vi­vía en es­ta­do de gra­cia: el apa­gón analó­gi­co fue un acon­te­ci­mien­to irre­pe­ti­ble y las ci­fras de ven­tas de aquel pri­mer tri­mes­tre his­tó­ri­co las­tran cual­quier com­pa­ra­ción es­ta­dís­ti­ca. Tres cuar­tos de lo mis­mo pue­de de­cir­se de los gran­des elec­tro­do­més­ti­cos (la me­lan­có­li­ca “lí­nea blan­ca” de la fo­to): los su­ce­si­vos plan re­no­ve fi­nan­cia­dos por las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mos apun­ta­la­ron las ven­tas mien­tras du­ra­ron, pe­ro los eu­ros se han ago­ta­do y no pa­re­ce que va­ya a re­no­var­se el apo­yo a la re­no­va­ción.

“El con­cep­to eco­ló­gi­co, de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, es bien aco­gi­do pe­ro no vende por sí so­lo; aun­que de­mues­tres que una la­va­do­ra ha ba­ja­do de pre­cio y con­su­me me­nos agua y elec­tri­ci­dad, la gen­te tie­ne otras prio­ri­da­des”, di­ce Ignacio Ló­pez Olaon­do, director de la di­vi­sión elec­tró­ni­ca de con­su­mo de GfK.

Al con­tra­rio de lo es­pe­ra­do, el con­su­mo de tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción no se re­ani­mó en Na­vi­da­des, ni el nue­vo año ha traí­do sig­nos po­si­ti­vos. Es ver­dad que han con­cu­rri­do al­gu­nos fac­to­res de con­fu­sión en la in­dus­tria, co­mo el pa­rón de los por­tá­ti­les ba­sa­dos en el nue­vo chip de In­tel que fue re­ti­ra­do tem­po­ral­men­te del mer­ca­do du­ran­te se­ma­nas. La irrup­ción de las ta­ble­tas no ha si­do, de mo­men­to, uno de esos fac­to­res (se ven­die­ron me­nos de 100.000 el año pa­sa­do, que se tri-

El con­su­mo de tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción ni se re­ani­mó en las Na­vi­da­des ni des­pués

pli­ca­rán en el 2011), pe­ro su im­pac­to se ha­rá sen­tir en las ven­tas de por­tá­ti­les ba­ra­tos o net­books, en opi­nión de los ana­lis­tas con­sul­ta­dos por Di­ne­ro. Asi­mis­mo, las ven­tas de smartp­ho­nes han su­fri­do es­tos me­ses la es­ca­sez de no­ve­da­des en las tien­das –el lla­ma­do mer­ca­do li­bre– y un ba­jón en las sub­ven­cio­nes de los ope­ra­do­res a los ter­mi­na­les.

En el si­guien­te turno del aná­li­sis, por or­den cuan­ti­ta­ti­vo, vie­nen los pe­que­ños elec­tro­do­més­ti­cos, la ca­te­go­ría que me­nos des­cen­dió en el 2010 y que, en los úl­ti­mos me­ses, es­tá gi­ran­do del boom de las ca­fe­te­ras al boom de los ro­bots de lim­pie­za y los ar­te­fac­tos de cui­da­do per­so­nal (la de­pi­la­ción mas­cu­li­na, so­bre to­do). De las cá­ma­ras fo­to­grá­fi­cas, Di­ne­ro se ha ocu­pa­do ha­ce dos se­ma­nas: es bá­si­ca­men­te un mer­ca­do de re­po­si­ción, que pue­de es­tar al bor­de de un atí­pi­co shock de ofer­ta de­bi­do al seís­mo de Toho­ku y sus con­se­cuen­cias.

Des­pués de pa­sar re­vis­ta a las dis­tin­tas ca­te­go­rías del mer­ca­do, con­vie­ne ob­ser­var más de cer­ca las ten­den­cias do­mi­nan­tes. Nue­va­men­te, los te­le­vi­so­res mar­can la pau­ta: “El año pa­sa­do, an­tes del apa­gón, el 40% de los que se ven­dían eran de 23 pul­ga­das, que se han con­ver­ti­do en un 30% es­ca­so; aho­ra se ven­den bien los de 40 pul­ga­das, pe­ro la me­dia se ha es­tan­ca­do en las 32”, re­su­me Ló­pez Olaon­do. A con­ti­nua­ción, el diá­lo­go: ¿eso es bueno o es ma­lo? “Es­ta­mos asis­tien­do a una me­jo­ra del mix, lo que sig­ni­fi­ca que el año pa­sa­do se ven­día ba­ra­to y con peo­res már­ge­nes, y aho­ra se mi­ra más la cuen­ta de re­sul­ta­dos que la cuota de mer­ca­do”. ¿Ese nue­vo mix en as­cen­so, me­jo­ra el pre­cio me­dio? “Lo me­jo­ra, pe­ro a igual­dad de pro­duc­to, el pre­cio cae, por eso se pro­cu­ra que el pro­duc­to no sea igual, in­tro­du­cien­do nue­vas pres­ta­cio­nes que no en­ca­rez­can la pro­duc­ción”. ¿Cuál es ac­tual­men­te el pre­cio me­dio? “En Es­pa­ña, unos 360 eu­ros”. El re­cur­so más co­rrien­te de la dis­tri­bu­ción en es­tos tiem­pos con­sis­te en in­ven­tar ca­da se­ma­na una pro­mo­ción ima­gi­na­ti­va: “Ne­ce­si­tan es­tar cons­tan­te­men­te lan­zan­do men­sa­jes al con­su­mi­dor”. Pe­se a to­do, GfK no es­pe­ra que es­ta cri­sis de de­man­da pro­vo­que una nue­va des­truc­ción de ca­na­les de dis­tri­bu­ción, co­mo ocu­rrió ha­ce po­cos años: la purga es­tá he­cha.

Por to­do lo an­te­rior, la ac­ti­tud de las mar­cas en es­ta pri­me­ra mi­tad del año se re­su­me en aguan­tar el tem­po­ral (la se­quía, más bien) y re­for­zar co­mo se pue­da la evo­lu­ción del mix de de­man­da. Ca­da tem­po­ra­da, por cos­tum­bre y ne­ce­si­dad, la in­dus­tria le da un me­neo a sus pro­duc­tos; los ci­clos son más cor­tos, pe­ro el es­pec­tro de mo­de­los no se re­du­ce sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en nin­gu­na ca­te­go­ría del mer­ca­do, de­pen­dien­do de la es­tra­te­gia y ca­pa­ci­da­des de ca­da fa­bri­can­te.

BLOOMBERG

La des­apa­ri­ción de los plan re­no­ve

au­to­nó­mi­cos ha pa­ra­li­za­do la ven­ta de elec­tro­do­més­ti­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.