“El idio­ma no su­po­ne una ba­rre­ra”

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO -

Pe­dro Crespo, de 43 años, lle­va 17 años en Su­da­mé­ri­ca, los 11 úl­ti­mos en Bra­sil. Tras cur­sar un MBA en Esa­de, es­te ve­te­ri­na­rio vas­co em­pe­zó a tra­ba­jar en una em­pre­sa es­pa­ño­la que le en­vió a Pe­rú y lue­go a Co­lom­bia. “Al prin­ci­pio el cam­bio fue du­ro, des- de el dis­tin­to tono al ha­blar has­ta la for­ma de tra­ba­jar”, re­cuer­da. Su apo­yo fue su mu­jer, pe­rua­na. “Ella me ha en­se­ña­do los usos y cos­tum­bres sud­ame­ri­ca­nos: por ejem­plo, en una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca no pue­des ir al grano, siem­pre hay que ha­cer un pre­lu­dio de ama­bi­li­dad”, ex­pli­ca en­tre ri­sas. En cam­bio, a Crespo no le cos­tó acos­tum­brar­se a Bra­sil, don­de tra­ba­ja ac­tual­men­te co­mo ge­ren­te co­mer­cial pa­ra Su­da­mé­ri­ca en la fir­ma Vis­co­fan, de­di­ca­da a las en­vol­tu­ras ar­ti­fi­cia­les pa­ra pro­duc­tos cár­ni­cos. “El idio­ma es fá­cil de apren­der y no ha su­pues­to una ba­rre­ra”, ase­gu­ra Crespo. La cul­tu­ra tam­po­co ha si­do un pro­ble­ma: “Los bra­si­le­ños son ale­gres y so­cia­les, les gus­ta pa­sar el fin de se­ma­na en la pla­ya o co­mien­do chu­rras­co con los ami­gos... Lo di­fí­cil es adap­tar­se al es­trés de una gran ciu­dad co­mo São Pau­lo”, re­co­no­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.