EL PLAN CON­TRA EL EM­PLEO SU­MER­GI­DO

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Cá­te­dra Ca­pi­tal Hu­mano y Em­pleo de la Fun­da­ción de Es­tu­dios de Eco­no­mía Apli­ca­da (Fe­dea)

El plan del Go­bierno pa­ra ha­cer aflo­rar la eco­no­mía su­mer­gi­da in­clu­ye dos fa­ses. La pri­me­ra ( la za­naho­ria) con­sis­te en un pe­rio­do de gra­cia du­ran­te el cual, tan­to em­pre­sa­rios co­mo tra­ba­ja­do­res, po­drán re­gu­la­ri­zar su si­tua­ción. En cam­bio, en la se­gun­da ( el pa­lo), se per­si­gue a los in­frac­to­res y se en­du­re­cen las san­cio­nes. ¿Es es­ta una bue­na es­tra­te­gia?

En gran par­te, la eco­no­mía irre­gu­lar es­tá de­trás de la tram­pa fis­cal en la que nos en­con­tra­mos: un dé­fi­cit pú­bli­co ele­va­do con un Es­ta­do de bie­nes­tar más bien ra- quí­ti­co y cu­ya su­per­vi­ven­cia se ve ame­na­za­da por unos in­gre­sos de­fi­cien­tes. Ade­más, es fuente de com­pe­ten­cia des­leal en­tre em­pre­sas y aten­ta con­tra los de­re­chos so­cia­les de los tra­ba­ja­do­res. Por to­do ello, sin am­bi­güe­dad, la res­pues­ta a es­ta pre­gun­ta de­be­ría ser afir­ma­ti­va. Sin em­bar­go, un ba­lan­ce de los pros y con­tras de au­men­tar la re­pre­sión con­tra el em­pleo su­mer­gi­do nos in­di­ca cier­ta cau­te­la con es­te ti­po de es­tra­te­gia, más aún si no se acier­ta con las otras re­for­mas la­bo­ra­les pen­dien­tes.

Por el la­do de las em­pre­sas, aun­que par­te de los em­pleos se con­ver­ti­rían en re­gu­la­res, la in­ter­na­li­za­ción del au­men­to de las san­cio­nes tam­bién re­du­ci­ría la de­man­da de tra­ba­jo. Por el la­do de los tra­ba­ja­do­res, ca­be re­cor­dar que, aun­que acep­tan un em­pleo irre­gu­lar por evi­tar el pa­ro, mien­tras tan­to con­ti­núan bus­can­do un me­jor em­pleo. En es­te con-

El des­em­pleo y el em­pleo su­mer­gi­do son dos ca­ras de la mis­ma mo­ne­da; si uno cre­ce, el otro tam­bién

tex­to, el em­pleo su­mer­gi­do y el des­em­pleo son en reali­dad dos ca­ras de la mis­ma mo­ne­da. Po­lí­ti­cas efec­ti­vas que lu­chen con­tra el des­em­pleo tam­bién re­du­ci­rían en­dó­ge­na­men­te el em­pleo su­mer­gi­do, mien­tras que re­sul­ta com­pli­ca­do re­du­cir es­te úl­ti­mo sin in­cre­men­tar el pri­me­ro.

Ade­más, el aho­rro de cos­tes pa­ra las em­pre­sas no só­lo se pro­du­ce cuan­do se eva­den las co­ti­za­cio­nes sino, so­bre to­do, cuan­do se in­cum­plen las re­gu­la­cio­nes la­bo­ra­les, es­pe­cial­men­te en ma­te­ria sa­la­rial y de otras con­di­cio­nes mí­ni­mas es­ta­ble­ci­das en los con­ve­nios co­lec­ti­vos y la le­gis­la­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.