EL PO­DER DEL DI­NE­RO

La Vanguardia - Dinero - - IBEX 35 -

Eco­no­mis­ta res­pon­sa­ble de es­tra­te­gia de los di­fe­ren­tes ne­go­cios de Ci­ti­group en Es­pa­ña

Por si al­guien te­nía al­gu­na du­da ya se ocu­pó de acla­rar­la el pre­si­den­te de la Fed en su úl­ti­ma com­pa­re­cen­cia. Na­da me­nos que en la con­fe­ren­cia que inau­gu­ra­ba el nue­vo for­ma­to del FOMC: reunión de los con­se­je­ros, co­mu­ni­ca­do de la de­ci­sión y con­fe­ren­cia de pren­sa pos­te­rior de su pre­si­den­te. Y na­die po­drá ne­gar que Ber­nan­ke fue cla­ro y con­ci­so en la con­fe­ren­cia. Así, zan­jó con un “se­ría de­ma­sia­do” la es­pe­cu­la­ción so­bre un ter­cer tri­mes­tre tras la fi­na­li­za­ción de la com­pra de deu­da pú­bli­ca en ju­nio. De­li­mi­tó en un mí­ni­mo de dos reunio­nes la ga­ran­tía de ti­pos de in­te­rés ex­cep­cio­nal­men­te ba­jos. Y con­si­de­ró que el se­gun­do tri­mes­tre ha­bía si­do muy po­si­ti­vo tan­to al re­du­cir la vo­la­ti­li­dad de los mer­ca­dos co­mo pa­ra crear ali­cien­tes pa­ra la subida de las bol­sas. Más cla­ro im­po­si­ble. Y exi­to­so. Pe­ro, ¿no ha ido de­ma­sia­do le­jos?.

De­be­mos re­mon­tar­nos a la pri­me­ra mi­tad de 2007 pa­ra ver ni­ve­les de vo­la­ti­li­dad tan ba­jos co­mo los ac­tua­les. Un pe­rio­do don­de aún se su­ce­dían los ex­ce­sos cu­yo ajus­te se­gui­mos su­frien­do. Si en­tre 2000/2005 la vo­la­ti­li­dad pro­me­dio fue del 25%, en­tre 2006/2007 re­cor­tó has­ta ni­ve­les de 13%. Ape­nas un pun­to por de­ba­jo de la co­ti­za­ción (la vo­la­ti­li­dad se com­pra y vende en el mer­ca­do) ac­tual. La vo­la­ti­li­dad es si­nó­ni­mo de ries­go. Su des­cen­so es muy po­si­ti­vo, es­pe­cial­men­te si ha­bla­mos del ori­gen fi­nan­cie­ro de la Gran Re­ce­sión. Pe­ro una caí­da ex­ce­si­va po­dría lle­var a los in­ver­so­res a co­me­ter erro­res in­fra­va­lo­ran-

Lle­ga­rá el mo­men­to en que la Fed em­pie­ce a nor­ma­li­zar la política mo­ne­ta­ria con subida de ti­pos

do, pre­ci­sa­men­te, el ries­go.

Y es pre­ci­so ser cau­te­lo­so an­te la acu­mu­la­ción de ries­gos que es­ta­mos en­con­tran­do en el ca­mino. Un es­ce­na­rio do­mi­na­do por los “ries­gos de co­la” , de­fi­ni­dos así por ser su­ce­sos en mu­chos ca­sos im­pon­de­ra­bles o de re­du­ci­da pro­ba­bi­li­dad pa­ra su ma­te­ria­li­za­ción. Pe­ro que fi­nal­men­te se es­tán ma­te­ria­li­zan­do. No ha­ce fal­ta que les di­ga na­da más so­bre el te­ma.

Por otro la­do, el S&P ha al­can­za­do el ni­vel más ele­va­do en ca­si tres años. Aun­que en los dos úl­ti­mos me­ses ha es­ta­do os­ci­lan- do so­bre es­tos ni­ve­les al­tos, de for­ma re­cien­te pa­re­ce in­ten­tar rom­per­los apo­ya­do en la pu­bli­ca­ción de me­jo­res re­sul­ta­dos em­pre­sa­ria­les a lo es­pe­ra­do (por el mo­men­to, con el 30% de las com­pa­ñías del S&P que han pu­bli­ca­do da­tos del pri­mer tri­mes­tre, el 73% ha su­pe­ra­do pre­vi­sio­nes). Pe­ro no de­be­mos des­me­re­cer la au­to­re­co­no­ci­da res­pon­sa­bi­li­dad de la Fed en es­ta apre­cia­ción del mer­ca­do. Otra co­sa es que no vea­mos di­ne­ro del in­ver­sor fi­nal, más bien del pro­fe­sio­nal, be­ne­fi­cián­do­se de la subida de la bol­sa.

¿En­trar en es­tos ni­ve­les? No es ca­ro, pe­ro tam­po­co es ba­ra­to. Y no es­tá cla­ro que los in­ver­so­res ha­ya­mos asi­mi­la­do el en­torno de ries­gos. Co­mo es la subida inin­te-

la pru­den­cia es una ac­ti­tud ra­cio­nal. El pá­ni­co y la am­bi­ción ex­ce­si­va son irra­cio­na­les

rrum­pi­da de los pre­cios del cru­do y otras com­mo­di­ties des­de ha­ce ya dos años. El mie­do lle­va a la pru­den­cia. Y la pru­den­cia es una ac­ti­tud ra­cio­nal. El pá­ni­co y la am­bi­ción ex­ce­si­va son irra­cio­na­les.

Re­co­noz­co que los ar­gu­men­tos an­te­rio­res, y mu­chos otros in­quie­tan­tes que de­ben te­ner aho­ra en men­te, no son nue­vos. Ra­zo­nes só­li­das pa­ra que­dar­se fue­ra del mer­ca­do, pe­se a que el mer­ca­do te in­vi­ta en ca­da mo­men­to a com­prar. El di­ne­ro lla­ma a di­ne­ro. Lo que cam­bia aho­ra es que el di­ne­ro de la Fed, las me­di­das no or­to­do­xas de política mo­ne­ta­ria, pue­den anu­lar­se a cor­to pla­zo. Ya han cum­pli­do con su co­me­ti­do, co­mo nos di­jo es­ta se­ma­na Ber­nan­ke. Re­ver­tir­se se­ría de­ma­sia­do, pe­ro lle­ga­rá en al­gún mo­men­to. Co­mo tam­bién lle­ga­rá el mo­men­to en que la Fed co­mien­ce a nor­ma­li­zar la política mo­ne­ta­ria con subida de ti­pos. Aun­que es­to no lo veo an­tes de la pri­me­ra mi­tad del año pró­xi­mo. De­ma­sia­do tiem­po co­mo pa­ra es­pe­rar un cam­bio de ten­den­cia in­me­dia­to del mer­ca­do. Pe­ro no tan le­jano co­mo pa­ra se­guir pri­man­do los fac­to­res téc­ni­cos.

Los mer­ca­dos ne­ce­si­tan una con­so­li­da­ción. Ne­ce­si­ta­mos unos ni­ve­les de en­tra­da que real­men­te sean atrac­ti­vos. De­be­mos con­fir­mar que mu­chas de las ame­na­zas aho­ra no se van a ma­te­ria­li­zar. O sim­ple­men­te te­ner más in­for­ma­ción pa­ra po­der va­lo­rar­las me­jor. Y lue­go te­ne­mos la es­ta­cio­na­li­dad des­fa­vo­ra­ble. Pe­ro de es­to ya ha­bla­re­mos en otro mo­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.