Es­pí­ri­tu va­ca­cio­nal to­do el año

Di­se­ño y con­fort son las dos gran­des ba­zas de es­ta vi­vien­da uni­fa­mi­liar que in­vi­ta a un inal­te­ra­ble des­can­so

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Isabel de Vi­lla­lon­ga

Los pro­pie­ta­rios de es­ta ca­sa te­nían muy cla­ras sus prio­ri­da­des cuan­do, ha­ce seis años, de­ci­die­ron fi­jar su re­si­den­cia en la par­te baja de la ur­ba­ni­za­ción Be­lla­mar, en Cas­tell­de­fels: “El lu­gar es in­me­jo­ra­ble –di­cen–, tran­qui­lí­si­mo en cual­quier épo­ca del año, a tan só­lo 15 mi­nu­tos de Bar­ce­lo­na y 5 mi­nu­tos del ae­ro­puer­to, el au­to­bús y el tren es­tán a tan só­lo dos mi­nu­tos an­dan­do, la mon­ta­ña de­trás de ca­sa y la pla­ya al otro la­do de la ca­lle. Una com­bi­na­ción per­fec­ta pa­ra una fa­mi­lia co­mo la nues­tra”.

La vi­vien­da ele­gi­da fue una cons­truc­ción de los años 70 cu­yo an­te­rior des­tino ha­bía si­do el de re­si­den­cia pa­ra la ter­ce­ra edad. Te­nía pé­si­mos aca­ba­dos, ex­ce­si­va com­par­ti­men­ta­ción en sus es­pa­cios in­te­rio­res y una fal­ta ab­so­lu­ta de man­te­ni­mien­to. Era evi­den­te que pre­ci­sa­ba de una in­ter­ven­ción pro­fun­da que le otor­ga­ra el con­fort ne­ce­sa­rio. Con­tan­do con la co­la­bo­ra­ción del in­terio­ris­ta Ramón Cos­ta Papiol, se de­ci­dió dar un cam­bio ra­di­cal a la ca­sa pa­ra con­ver­tir­la en una vi­vien­da más trans­pa­ren­te, se­mi­do­mó­ti­ca, y me­di­te­rrá­nea.

Cons­trui­da en el cen­tro de una par­ce­la de 700 m2, ro­dea­da de jardín y orien­ta­da al sur, la ca­sa tie­ne una su­per­fi­cie ha­bi­ta­ble de 326 m2 dis­tri­bui­dos en dos plan­tas y un pe­que­ño al­ti­llo. La plan­ta baja es­tá de­di­ca­da a la zo­na de día, un con­for­ta­ble y am­plio sa­lón co­me­dor co­nec­ta­do al ex­te­rior a tra­vés de gran­des cris­ta­le­ras y una es­tan­cia más des­ti­na­da a co­me­dor de in­vierno. La co­ci­na, per­fec­ta­men­te equi­pa­da, se abre di­rec­ta­men­te al jardín a tra­vés de un por­che acon­di­cio­na­do pa­ra comer al ai­re li­bre, con la pis­ci­na al fren­te. En el ex­te­rior, una pe­que­ña cons­truc­ción alo­ja un ves­ti­dor con du­cha y un cuar­to

La pis­ci­na es­tá ro­dea­da de una ta­ri­ma de ma­de­ra de ipe, con el por­che al fren­te, pro­te­gi­do con tol­dos y mos­qui­te­ras.

Vis­ta ge­ne­ral del sa­lón co­me­dor. La me­sa, de ma­de­ra de wen­gué, es ex­ten­si­ble con ca­pa­ci­dad pa­ra 20 per­so­nas.

El baño de la sui­te prin­ci­pal, con la zo­na de aguas re­ves­ti­da en ce­rá­mi­ca tri­co­lor, mam­pa­ras de cris­tal y gri­fe­ría de di­se­ño. tras­te­ro. El ga­ra­je, si­tua­do en la par­te tra­se­ra, tie­ne ac­ce­so directo al re­ci­bi­dor y a la co­ci­na.

Del re­ci­bi­dor arran­ca una es­ca­le­ra que con­du­ce al pi­so su­pe­rior, en don­de se en­cuen­tran cin­co dor­mi­to­rios, dos do­bles co­mu­ni­ca­dos a tra­vés de un baño com- par­ti­do, uno de ellos con sa­li­da di­rec­ta a la te­rra­za, otra ha­bi­ta­ción con un pe­que­ño baño de in­vi­ta­dos, y la gran sui­te prin­ci­pal, con su ves­ti­dor y su baño, to­do ex­te­rior y con ac­ce­so independiente a la te­rra­za. Los aca­ba­dos son es­pec­ta­cu­la­res, ma­de­ra de ce­re­zo en el pa­vi­men­to de to­da la vi­vien­da, nue­vas ins­ta­la­cio­nes de luz y ca­le­fac­ción con con­duc­tos em­po­tra­dos, ai­re acon­di­cio­na­do y alar­ma, des­ca­li­fi­ca­do­ra de agua, per­sia­nas an­ti­pa­lan­ca y mos­qui­te­ras eléc­tri­cas en to­das las aber­tu­ras de la ca­sa. Res­pec­to a la de­co­ra- ción, se apos­tó por el di­se­ño con­tem­po­rá­neo, mue­bles a me­di­da, con pre­do­mi­nio de la ma­de­ra de wen­gué, cue­ro y una acer­ta­da com­bi­na­ción de ac­ce­so­rios en to­nos blan­co y ro­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.