Je­rez, una deu­da de ca­ba­llo

Con un dé­fi­cit es­truc­tu­ral de 31 mi­llo­nes al año, Je­rez pue­de de­ber en es­tos mo­men­tos 700 mi­llo­nes

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Víc­tor Be­ja­rano

Je­rez de la Fron­te­ra se co­dea con las gran­des ciu­da­des. En deu­da. No lle­ga a un cuar­to de mi­llón de ha­bi­tan­tes y, sin em­bar­go, acu­mu­la una deu­da su­pe­rior a los 600 mi­llo­nes de eu­ros, equi­pa­ra­ble a las de Má­la­ga o Se­vi­lla. La úl­ti­ma ci­fra dis­po­ni­ble es la del ejer­ci­cio 2009, cuan­do la deu­da as­cen­día a 637 mi­llo­nes. El Ayun­ta­mien­to aún no ha ce­rra­do el ejer­ci­cio 2010, pa­ra el que con­tó con unos in­gre­sos de 237 mi­llo­nes. El dé­fi­cit es­truc­tu­ral es de 31 mi­llo­nes de eu­ros al año, por lo que Je­rez pue­de su­pe­rar en es­tos mo­men­tos los 700 mi­llo­nes en deu­das. Es­ta lo­sa no des­ani­ma a los as­pi­ran­tes a di­ri­gir la co­no­ci­da co­mo la ciu­dad de los ca­ba­llos, quin­ta ciu­dad an­da­lu­za en ta­ma­ño y go­ber­na­da aho­ra por la so­cia­lis­ta Pilar Sán­chez.

COR­TES EN EL SU­MI­NIS­TRO ELÉC­TRI­CO

El Ayun­ta­mien­to de Je­rez de la Fron­te­ra su­frió la se­ma­na pa­sa­da un cor­te de su­mi­nis­tro eléc­tri­co por el im­pa­go de la fac­tu­ra a la com­pa­ñía En­de­sa, que cor­tó el su­mi­nis­tro a la em­pre­sa mu­ni­ci­pal de in­for­má­ti­ca. Du­ran­te una jor­na­da com­ple­ta las de­pen­den­cias mu­ni­ci­pa­les no pu­die­ron rea­li­zar ope­ra­cio­nes con los or­de­na­do­res. Los ve­ci­nos de es­ta ciu­dad an­da­lu­za ya sa­ben lo que sig­ni­fi­ca su­frir apa­go­nes del alum­bra­do pú­bli­co en al­gu­nas ca­lles por fal­ta de man­te­ni­mien­to de la red. Los tra­ba­ja­do­res de una de las com­pa­ñías de au­to­bu­ses es­tán en huel­ga por­que se les adeu­dan dos men­sua­li­da­des y afir­man que no hay di­ne­ro pa­ra el com­bus­ti­ble ni pa­ra re­cam­bios de los vehícu­los. Ade­más, Je­rez es­tá en­tre las ciu­da­des más su­cias de Es­pa­ña. Ur­ba­ser, la em­pre­sa con­ce­sio­na­ria de la lim­pie­za, tie­ne pen­dien­te de co­bro 100 mi­llo­nes de eu­ros.

Las an­te­rio­res son al­gu­nas de las con­se­cuen­cias del au­tén­ti­co dis­pa­ra­te en que se ha con­ver­ti­do la ges­tión eco­nó­mi­ca del Ayun­ta­mien­to je­re­zano, se­gún los par­ti­dos de la opo­si­ción, PP e IU. Je­rez os­ten­ta el tris­te tí­tu­lo de ser el Ayun­ta­mien­to más en­deu­da­do de An­da­lu­cía en re­la­ción al nú­me­ro de ha­bi­tan­tes. En el 2009 el Ayun­ta­mien­to le de­bía a la Se­gu­ri­dad So­cial 69 mi­llo­nes de eu­ros y en es­te mo­men­to des­ti­na 47.000 eu­ros dia­rios pa­ra ha­cer fren­te a los in­tere­ses de la deu­da.

El pri­mer alcalde de­mo­crá­ti­co

La po­bla­ción su­frió la se­ma­na pa­sa­da un cor­te de su­mi­nis­tro eléc­tri­co por el im­pa­go de la fac­tu­ra de la luz

de Je­rez, Pe­dro Pa­che­co, ini­ció la cul­tu­ra de acu­mu­lar deu­das, fe­nó­meno que no ha de­ja­do de au­men­tar has­ta hoy la deu­da arras­tra­da. Ha­ce diez años la deu­da era de 321 mi­llo­nes de eu­ros. La ci­fra no ha pa­ra­do de cre­cer y en el 2006 as­cen­día a 519 mi­llo­nes. El úl­ti­mo pre­su­pues­to li­qui­da­do, co­rres­pon­dien­te al 2009, cons­ta­ta­ba una deu­da de 639 mi­llo­nes. El po­lé­mi­co Pe­dro Pa­che­co de­jó la al­cal­día en el 2003, cuan­do pac­tó con el PP pa­ra ce­der el pues­to a la po­pu­lar María Jo­sé García Pe­la­yo y él se re­ser­va­ba la de­le­ga­ción de Ur­ba­nis­mo. A mi­tad de le­gis­la­tu­ra, se rom­pió la coa­li­ción y to­ma­ron las rien­das del Ayun­ta-

Los dis­tin­tos par­ti­dos po­lí­ti­cos se acu­san mu­tua­men­te de la deu­da, mien­tras és­ta no pa­ra de cre­cer

mien­to el PSOE y el PSA de Pa­che­co. Es­to tra­jo que en las elec­cio­nes del 2007 el PSOE se al­za­ra con la ma­yo­ría ab­so­lu­ta.

A nin­guno de los can­di­da­tos le asus­ta la po­si­bi­li­dad de en­fren­tar- se al des­ba­ra­jus­te de Je­rez, del que se acu­san mu­tua­men­te. El que ge­ne­ra­li­za las cul­pas es el can­di­da­to de IU, Joa­quín del Va­lle, que ca­li­fi­ca la política mu­ni­ci­pal se­gui­da des­de que em­pe­zó Pa­che­co de “ cul­tu­ra del clien­te­lis­mo”. A na­die se le di­ce que no, ya ven­drá de­trás al­guien a pa­gar la cuen­ta, sea la del cir­cui­to de ve­lo­ci­dad, la con­tra­ta­ción de ase­so­res o un pa­be­llón en la Ex­po’ 92. Per­so­na­lis­mo y gran­des obras han ca­rac­te­ri­za­do la tra­yec­to­ria de los al­cal­des de Je­rez.

Pe­dro Pa­che­co re­co­no­ce que en el Ayun­ta­mien­to “el des­pil­fa­rro va y vie­ne”, aun­que lo atri­bu­ye a los úl­ti­mos man­da­tos. “Yo go­ber­né con tres ad­mi­nis­tra­cio­nes en con­tra (Go­bierno cen­tral, Jun­ta de An­da­lu­cía y Dipu­ta- ción) y de­jé una deu­da de 275 mi­llo­nes de eu­ros. Los que me su­ce­die­ron han te­ni­do to­do a fa­vor y han tri­pli­ca­do la deu­da”, con­clu­ye Pa­che­co. Su su­ce­so­ra en la al­cal­día y de nue­vo can­di­da­ta del

Con 208.900 ve­ci­nos, Je­rez cuen­ta con una plan­ti­lla mu­ni­ci­pal so­bre­di­men­sio­na­da de 1.900 fun­cio­na­rios

PP, María Jo­sé García-Pe­la­yo, ca­li­fi­ca de “au­tén­ti­co dis­pa­ra­te” la ges­tión he­cha por los so­cia­lis­tas en lo úl­ti­mos cua­tro años, a los que acu­sa de ha­ber in­cum­pli­do sis­te­má­ti­ca­men­te los dos pla­nes de via­bi­li­dad apro­ba­dos.

García-Pe­la­yo po­ne co­mo ejem­plo de la política so­cia­lis­ta la con­tra­ta­ción de 32 ase­so­res que cues­tan 1,3 mi­llo­nes de eu­ros al año. On­da Je­rez Te­le­vi­sión en­gu­lle 12.000 eu­ros dia­rios. La can­di­da­ta del PP ar­gu­men­ta que la plan­ti­lla mu­ni­ci­pal, con 1.900 fun­cio­na­rios, es­tá so­bre­di­men­sio­na­da. Con 208.900 ve­ci­nos, Je­rez de la Fron­te­ra es uno de los ayun­ta­mien­tos an­da­lu­ces con más em­plea­dos por ha­bi­tan­te, jun­to con Mar­be­lla. A esos 1.900 tra­ba­ja­do­res di­rec­tos hay que su­mar otros 1.600 que pres­tan ser­vi­cios a tra­vés de em­pre­sas con­ce­sio­na­rias. Sin em­bar­go, en cam­pa­ña, la can­di­da­ta del PP no ha­bla de des­pi­dos, sino de “con­ge­la­ción” de la plan­ti­lla.

AR­CHI­VO

La so­cia­lis­ta Pilar Sán­chez es la ac­tual al­cal­de­sa de Je­rez de la Fron­te­ra, la quin­ta ciu­dad an­da­lu­za en ta­ma­ño

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.