El sec­tor acei­te­ro mi­ra a Eu­ro­pa de reojo

En la Unión Eu­ro­pea se debate si lle­gan ca­si 2.000 mi­llo­nes de ayu­das al sec­tor agra­rio en An­da­lu­cía

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Con­chi Lafraya

El sec­tor del acei­te de oli­va, uno de los prin­ci­pa­les re­sor­tes de la eco­no­mía en An­da­lu­cía, se tam­ba­lea. Co­mo el res­to de sec­to­res eco­nó­mi­cos su­fre la fal­ta de li­qui­dez por par­te de la ban­ca, que uni­da a la pro­pia idio­sin­cra­sia del sec­tor, pue­de po­ner en ja­que su fu­tu­ro. Hay en jue­go unos 2.000 mi­llo­nes de eu­ros (pro­ce­den­tes de ayu­das de la Unión Eu­ro­pea) a par­tir del 2013, y si des­apa­re­cen de un plu­ma­zo, es­ta in­dus­tria po­dría en­trar en de­cli­ve.

Los en­va­sa­do­res de acei­te han co­mer­cia­li­za­do 171,8 mi­llo­nes de li­tros en los tres pri­me­ros me­ses del año, lo que su­po­ne un 11,14% me­nos res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del ejer­ci­cio pa­sa­do, se­gún los úl­ti­mos da­tos de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de In­dus­tria­les En­va­sa­do­res y Re­fi­na­do­res de Acei­tes Co­mes­ti­bles (Anie­rac), que re­pre­sen­ta el 85% de los en­va­sa­do­res en Es­pa­ña (unas 100 em­pre­sas).

En lo que va de año, las ven­tas de to­das las ca­te­go­rías de acei­te de oli­va su­ma­ron 88.913 mi­llo­nes de li­tros, lo que su­po­ne una dis­mi­nu­ción del 14,12%.

En opi­nión del pre­si­den­te de Anie­rac, Pe­dro Ru­bio, “un tri­mes­tre no mar­ca ten­den­cia, con lo que hay que to­mar las ci­fras con cier­ta pru­den­cia”. De sus pa­la­bras se ex­trae que, “el sec­tor ha rea­li­za­do du­ran­te los úl­ti­mos ejer­ci­cios gran­des es­fuer­zos en sal­tar al ex­te­rior”, pe­ro aún si­gue sien- do un mer­ca­do muy ato­mi­za­do.

Es cier­to que el 60% del acei­te pro­du­ci­do se ex­por­ta a otros paí­ses de la Unión Eu­ro­pea, Es­ta­dos Uni­dos y los paí­ses emer­gen­tes, pe­ro no se tra­ta aún de una in­dus­tria al­ta­man­te mo­der­ni­za­da. En el cam­po se han pro­du­ci­do cier­tos avan­ces, co­mo la im­plan­ta­ción del re­ga­dio, pe­ro el acei­te es­pa­ñol aún es­tá su­je­to a un mer­ca­do muy vo­lá­til. el de las ma­te­rias pri­mas. Aun­que no tan­to co­mo otros pro­duc­tos, co­mo la so­ja o el gi­ra­sol.

A ello se aña­de que la co­mer­cia­li­za­ción de mar­cas blan­cas tam­bién es­tá ha­cien­do cier­to da­ño al sec­tor. Las ca­de­nas de dis­tri­bu­ción usan el pro­duc­to co­mo gan­cho, in­clu­so al­gu­na co­mo Ca­rre­four re­ga­la días con­cre­tos dos bo­te­llas de acei­te de mar­ca blan­ca por com­pras su­pe­rio­res a 30 eu­ros. O la ca­de­na fran­ce­sa E. Le­clerc que lle­gó a re­ga­lar el 100% del im­por­te del tic­ket de la com­pra co­rres­pon­dien­te a las bo­te­llas Coo­sur la pa­sa­da pri­ma­ve­ra.

A es­ta fi­lo­so­fía de uti­li­zar el acei­te co­mo gan­cho co­mer­cial, se su­ma que el ne­go­cio del em­bo­te­lla­mien­to si­gue muy ato­mi­za­do. Bue­na par­te del mer­ca­do se en­cuen­tra en ma­nos de muy po­cas sa­gas fa­mi­lia­res los Pont (Bor­ges), Ga­lle­go (Mi­ga­sa), Vi­llen (Acei­tes del Sur) o Ru­bio (Acei­tes de To­le­do). To­dos es­tos gru­pos em­pre­sa­ria­les fa­mi­lia­res han ido com­pran­do pe­que­ñas com­pa­ñías, que han en­gor­da­do al su­mar, tam­bién, su pro­pio cre­ci­mien­to or­gá­ni­co. Es­tos gru­pos ejer­cen una fuer­te pre­sión so­bre las ca­de­nas de dis­tri­bu­ción, por lo que en más de una oca­sión se les ha acu­sa­do de pac­tar pre­cios.

Lo que sí es­tá cla­ro es que mano de obra de la re­co­lec­ción de acei­tu­ras se fu­gó al la­dri­llo con el boom in­mo­bi­lia­rio. Y, aho­ra, tra­ta de vol­ver al cam­po.

Pa­ra Fe­li­sa Becerra, res­pon­sa­ble de co­yun­tu­ra de Ana­lis­tas Eco­nó­mi­cos de An­da­lu­cía, “con la re­for­ma de la PAC hay mu­cho di­ne­ro en jue­go, tan­to pa­ra el sec­tor acei­te­ro, co­mo pa­ra la in­dus­tria agroa­li­men­ta­ria an­da­lu­za”.

La re­gión an­da­lu­za de­di­ca al oli­var 1,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas, al­go más del 50% de la su­per­fi­cie cul­ti­va­da. Re­pre­sen­ta apro­xi­ma­da­men­te el 60% del oli­var es­pa­ñol y el 35% del co­mu­ni­ta­rio. La

La re­gión an­da­lu­za de­di­ca al oli­var 1,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas, al­go más del 50% de la su­per­fi­cie cul­ti­va­da

pro­duc­ción me­dia anual su­pera el mi­llón de to­ne­la­das. En 300 mu­ni­ci­pios an­da­lu­ces es la úni­ca fuente de in­gre­sos di­rec­tos e in­di­rec­tos de la po­bla­ción. Por ello, acla­ra Becerra, “la fi­nan­cia­ción de la agri­cul­tu­ra ha si­do y si­gue sien­do uno de los as­pec­tos más con­tro­ver­ti­dos”. En Jaén, ca­si el 95% de la pro­duc­ción agrí­co­la co­rres­pon­de al acei­te y de­ri­va­dos y en Cór­do­ba, la se­gun­da pro­vin­cia pro­duc­to­ra, el acei­te apor­ta las dos ter­ce­ras par­tes del va­lor de la pro­duc­ción agrí­co­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.