La era de la con­vul­sión ali­men­ta­ria

La se­quía del 2010 en Ru­sia creó una bur­bu­ja que si­gue en­gor­dan­do con Fu­kus­hi­ma y la cri­sis de Libia

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Ain­tza­ne Gastesi

El ac­tual es­ce­na­rio de bur­bu­ja ali­men­ta­ria, en el que los pre­cios se han in­cre­men­ta­do más de un 80% en los úl­ti­mos cin­co años (se­gún el ín­di­ce de la FAO), ame­na­za con ha­cer­se cró­ni­co o, co­mo po­co, re­pe­tir­se en ci­clos ca­da vez más cor­tos. “Nos en­con­tra­mos en una bur­bu­ja si­mi­lar a la del 2008, pe­ro de efec­to más pro­lon­ga­do”, avi­sa Fran­cesc Re­guant, eco­no­mis­ta y je­fe del ga­bi­ne­te d’Es­tu­dis i Pros­pec­ti­va Agrària i Ali­men­tà­ria de la Ge­ne­ra­li­tat. “En­ton­ces, la cri­sis des­hin­chó la bur­bu­ja, pe­ro las cau­sas que la for­ma­ron son es­truc­tu­ra­les y cual­quier si­tua­ción ex­traor­di­na­ria vuel­ve a ten­sar el mer­ca­do”, ar­gu­men­ta. Y ya es­ta­mos otra vez, tres años des­pués, de nue­vo con los pre­cios de los ce­rea­les y otros pro­duc­tos bá­si­cos por las nu­bes, un es­ce­na­rio abo­na­do pa­ra los es­pe­cu­la­do­res. “Si no se to­man me­di­das, en el si­glo XXI ire­mos de sus­to en sus­to por la es­tre­cha re­la­ción en­tre el pre­cio de los ce­rea­les y del pe­tró­leo”, aña­de Re­guant.

Los mer­ca­dos agra­rios es­tán ten­sos por el desa­rro­llo de los paí­ses emer­gen­tes y las ex­pec­ta­ti­vas de pro­duc­ción de agro­com­bus­ti­ble. “Los emer­gen­tes ca­da vez co­men me­jor y se ne­ce­si­tan mu­chos más cul­ti­vos pa­ra ali­men­tar a una per­so­na con car­ne que con arroz”, ex­pli­ca Re­guant. Res­pec­to a los bio­com­bus­ti­bles, se­gún la OCDE, prác­ti­ca­men­te do­bla­rán su pro­duc­ción en ocho años, y se in­cre­men­ta­rá la su­per­fi­cie de cul­ti­vo pa­ra fi­nes no ali­men­ta­rios.

“Si no se to­man las me­di­das ade­cua­das, en el si­glo XXI ire­mos de sus­to en sus­to”, avi­san los ex­per­tos

En es­te es­ce­na­rio, la bur­bu­ja se ges­tó en ve­rano del 2010, cuan­do tras un pe­rio­do de bue­nas co­se­chas y stocks en los gra­ne­ros, una se­quía his­tó­ri­ca en Ru­sia em­pe­zó a ten­sar los mer­ca­dos de fu­tu­ros (com­pra de pró­xi­mas co­se­chas, si­mi­lar a las bol­sas). In­me­dia­ta­men­te, el gi­gan­te ru­so, que ar­dió du­ran­te va­rias se­ma­nas a con­se­cuen­cia de la se­quía, ce­rró sus fron­te­ras a la ex­por­ta­ción de grano y los es­pe­cu­la­do­res em­pe­za­ron a ac­tuar. Los pre­cios de los ce­rea­les se dis­pa­ra­ron y fue­ron uno de los de­to­nan­tes de las re­vuel­tas en Tú­nez y Egip­to, apun­tan los ex­per­tos. “El in­cre­men­to de los pre­cios agrí­co­las afec­ta más a los paí­ses con po­cos in­gre­sos. A ma­yor ren­ta, me­nor re­per­cu­sión del in­cre­men­to de ma­te­rias pri­mas”, ex­pli­ca Jo­sé Luis Mi­guel, téc­ni­co de COAG (Co­or- di­na­do­ra de or­ga­ni­za­cio­nes de agri­cul­to­res y ga­na­de­ros).

Mien­tras que en Es­pa­ña el cos­te de tri­go su­po­ne en­tre el 7% y el 15% del pre­cio fi­nal del pan (se­gún el Ob­ser­va­to­rio de Pre­cios del MARM), en Tú­nez pue­de sig­ni­fi­car cer­ca del 90%, con los que el in­cre­men­to del ce­real dis­pa­ra in­me­dia­ta­men­te el pre­cio de ali­men­tos bá­si­cos. El in­cre­men­to de pre­cios de la ali­men­ta­ción en los paí­ses eu­ro­peos se di­lu­ye en su so­fis­ti­ca­da ca­de­na de va­lor y por el po­der de la dis­tri­bu­ción, pe­ro en cam­bio tie­ne gra­ves efec­tos en el sec­tor ga­na­de­ro. En Es­pa­ña, con la caí­da del vo­lu­men de ven­tas de la ali­men­ta­ción, el sec­tor cal­cu­la que los pre­cios pue­den su­bir un 3% es­te año.

Acon­te­ci­mien­tos co­mo la se­quía en China o las inun­da­cio­nes en Aus­tra­lia han se­gui­do ali­men­tan­do la bur­bu­ja has­ta hoy. “En mar­zo, se em­pe­za­ban a es­cu­char pro­nós­ti­cos de pin­cha­zo de la bur­bu­ja ali­men­ta­ria, pe­ro el con­flic­to de Libia y la cri­sis de Fu­kus­hi­ma la han ali­men­ta­do”, ex­pli­ca el eco­no­mis­ta Fran­cesc Re­guant. Los pre­cios de cul­ti­vos ex­ten­si­vos co­mo los ce­rea­les o el azú­car es­tán, más que nun­ca, es­tre­cha­men­te re­la­cio­na­dos con la pro­duc­ción ener­gé­ti­ca.

“Ha­bría que re­gu­lar los mer­ca­dos de fu­tu­ros pa­ra in­ten­tar con­tro­lar la es­pe­cu­la­ción del mer­ca­do de fu­tu­ro”, apun­tan los ex­per­tos. A ni­vel lo­cal, des­de COAG va­lo­ran es­tra­te­gias co­mo la que es­tá in­ten­tan­do im­plan­tar Mer­ca­do­na con sus in­ter­pro­vee­do­res. Bau­ti­za­da por su pre­si­den­te, Juan Roig, co­mo “ es­tra­te­gia de los gi­ra­so­les”, pre­vé re­la­cio­nes a lar­go pla­zo en­tre agri­cul­to­res y fa­bri­can­tes y pro­te­ge al mer­ca­do lo­cal de la vo­la­ti­li­dad in­ter­na­cio-

En paí­ses emer­gen­tes sube el pre­cio del pan, mien­tras que en Eu­ro­pa el sec­tor ga­na­de­ro es­tá al bor­de del co­lap­so

nal. En es­ta lí­nea, Ca­sa Ta­rra­de­llas ha fir­ma­do con­tra­tos con 100 agri­cul­to­res de Gi­ro­na y Llei­da pa­ra el cul­ti­vo de tri­go. “Los acuer­dos a lar­go pla­zo per­mi­ten in­ver­tir y pla­ni­fi­car, pe­ro los gran­des de la dis­tri­bu­ción aprie­tan los cos­tes has­ta el úl­ti­mo cén­ti­mo”, apun­tan des­de COAG. “El ob­je­ti­vo es re­du­cir cos­tes en ca­da pun­to de la ca­de­na de va­lor”, res­pon­de la ca­de­na va­len­cia­na.

GARY FANDEL / BLOOMBERG

El pre­cio de los pien­sos pa­ra ga­na­do afec­ta al sec­tor en Eu­ro­pa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.