Pe­pe y Orian­na, un su­til ne­xo

Mas Gar­bà, obra del ar­qui­tec­to Jo­sep Prat­mar­só de 1959, re­na­ce y flo­re­ce de la mano de la in­terio­ris­ta y pe­rio­dis­ta bri­tá­ni­ca Orian­na Fiel­ding Banks

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Jor­di Pa­la­rea

Era un miem­bro ge­nuino y re­pre­sen­ta­ti­vo de aque­lla so­cie­dad ca­ta­la­na pro­gre­sis­ta y sen­sa­ta, de­por­tis­ta y li­te­ra­ta, na­cio­na­lis­ta y cos­mo­po­li­ta, iz­quier­dis­ta y eli­tis­ta”. Así lo si­túa su­cin­ta­men­te en su épo­ca el ar­qui­tec­to y en­sa­yis­ta Oriol Bohigas. Cul­to, muy leí­do, co­lec­cio­nis­ta de arte, no­ta­ble di­bu­jan­te y vio­lon­che­lis­ta. Apues­to, ele­gan­te y se­duc­tor, con mu­cho éxi­to en­tre las mu­je­res. Ca­sa­do con la hi­ja del es­cri­tor Car­les Sol­de­vi­la, “es­plen­do­ro­sa y de as­pec­to nór­di­co”, se le atri­bu­yen va­rios ro­man­ces, el úl­ti­mo con uno de sus clien­tes, la ac­triz Romy Sch­nei­der. Era un ar­tis­ta en to­do, pe­ro a lo más que se de­di­có fue a la ar­qui­tec­tu­ra.

Vis­ta de la ca­sa en la que se apre­cian los dos vo­lú­me­nes que la con­for­man, uno pa­ra la zo­na de día y otro pa­ra la de no­che. La re­la­ción del in­te­rior con el ex­te­rior es muy or­gá­ni­ca

El re­la­jan­te sa­lón, con un gran ven­ta­nal que da a una te­rra­za, es­tá de­co­ra­do con si­llas ita­lia­nas pop art, un mue­ble de los años 40 y una al­fom­bra di­se­ña­da por la in­terio­ris­ta de es­ti­lo op art

Jo­sep Prat­mar­só (Bar­ce­lo­na, 1913-1985), más co­no­ci­do por sus ami­gos co­mo Pe­pe, es una de las fi­gu­ras más in­tere­san­tes de la ar­qui­tec­tu­ra ca­ta­la­na en­tre los años cin­cuen­ta y ochen­ta. Miem­bro del Gru­po R, ar­qui­tec­to mu­ni­ci­pal de Te­rras­sa y pro­fe­sor de la Es­co­la d’Ar­qui­tec­tu­ra de Bar­ce­lo­na, es más co­no­ci­do, sin em­bar­go, por sus ca­sas uni­fa­mi­lia­res en la Cos­ta Bra­va.

La tam­bién po­li­fa­cé­ti­ca Orian­na Fiel­ding Banks, ori­gi­na­ria del Reino Uni­do, in­terio­ris­ta, pe­rio­dis­ta, escritora, pre­sen­ta­do­ra de te­le­vi­sión de pro­gra­mas re­la­cio­na­dos con el mun­do de la de­co­ra­ción y di­se­ña­do­ra de mue­bles, que­ría vi­vir en el Me­di­te­rrá­neo y tu­vo ha­ce años un coup de fou­dre con la zo­na de Vall-llo­bre­ga y su li­to­ral ma­rino. Cuan­do des­cu­brió el Mas Gar­bà, pro­yec­ta­do por Prat­mar­só en 1959, el fle­cha­zo fue to­da­vía más in­ten­so. Con­ti­nuan­do con la des­crip­ción de la ca­sa que ha­ce Oriol Bohigas, Prat­mar­só ini­cia en Mas Gar­bà “una eta­pa en que sus pro­pues­tas se cen­tran más en el in­te­rior de la vi­vien­da”. En es­te sen­ti­do, el edificio pa­sa a ser pro­yec­ta­do pa­ra ser vi­vi­do, aban­do­nan­do los cri­te­rios vo­lu­mé­tri­cos y com­po­si­ti­vos que con­for­man el edificio. Así, la re­la­ción en­tre los dos vo­lú­me­nes que lo es­truc­tu­ran, uno des­ti­na­do a zo­na de día y otro a la de no­che, es más fru­to de una cla­ri­dad del in­te­rior de la vi­vien­da que de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.