Com­pli­ci­dad con las dic­ta­du­ras

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

El FMI y el Ban­co Mun­dial, co­mo los go­bier­nos de los paí­ses dem­mo­crá­ti­cos que los di­ri­gen y Oc­ci­den­te en ge­ne­ral, son co­rres­pon­sa­bles de la po­bre­za mun­dial y han fi­nan­cia­do dic­ta­du­ras de la peor es­pe­cie. De ahí que, des­de sec­to­res de ba­se de las igle­sias, las iz­quier­das y los sin­di­ca­tos, se ha­yan mul­ti­pli­ca­do las cam­pa­ñas pa­ra que se per­do­nen unas deu­das que ni fue­ron bien uti­li­za­das ni po­drán de­vol­ver­se. In­di­gan tan­tos ejem­plos. Zai­re, en ma­nos de Mo­bu­tu Se­se Se­ko du­ran­te trein­ta años, con una fortuna de 8.000 mi­llo­nes de dó­la­res (dos ter­cios de la deu­da del país). En sie­te años de dic­ta­du­ra, de 1976 a 1983, Ar­gen­ti­na vió có­mo su deu­da se mul­ti­pli­ca­ba por 16. Moha­med Suhar­to en In­do­ne­sia en­tre 1965 y 1998, con una fortuna de 40.000 mi­llo­nes de dó­la­res. El Chi­le de Pi­no­chet, et­cé­te­ra...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.