Nar­co, in­dus­tria te­ne­bro­sa

El ne­go­cio del trá­fi­co de dro­gas se es­truc­tu­ra co­mo una mul­ti­na­cio­nal

La Vanguardia - Dinero - - COYUNTURA - Jo­sé Me­lén­dez

Es un ne­go­cio pac­ta­do a la dis­tan­cia por es­truc­tu­ras ma­fio­sas ins­ta­la­das en am­bas ori­llas del océano Atlán­ti­co. En la ri­be­ra orien­tal, in­ge­nuos, atre­vi­dos y con­fia­dos jó­ve­nes es­pa­ño­les y del res­to de Eu­ro­pa son se­du­ci­dos por atrac­ti­vas ofer­tas de ga­nan­cias fá­ci­les de di­ne­ro y acep­tan via­jar en avión des­de Es­pa­ña, des­em­bar­car en Cos­ta Ri­ca y, tras hos­pe­dar­se en un dis­cre­to ho­tel de la ca­pi­tal cos­ta­rri­cen­se, re­ci­bir pe­que­ñas car­gas de co­caí­na pa­ra trans­por­tar­las a Ma­drid pa­ra re­en­viar­las a otras ciu­da­des es­pa­ño­las y eu­ro­peas. Con un mer­ca­do en el que el ki­lo de co­caí­na pu­ra va­le unos 32.000 eu­ros, las ofer­tas de ga­nar 10.000 eu­ros por lle­var la en­co­mien­da de Amé­ri­ca a Eu­ro­pa se des­va­ne­cen al ser cap­tu­ra­dos en Cos­ta Ri­ca y ex­po­ner­se a con­de­nas de has­ta 20 años de cár­cel.

En el bor­de oc­ci­den­tal, ad­mi­nis­tra­do­res de em­pre­sas, abo­ga­dos, fi­nan­cie­ros, ana­lis­tas, in­ge­nie­ros, quí­mi­cos, ex­per­tos tri­bu­ta­rios, con­ta­bles y nu­me­ro­sos pro­fe­sio­na­les di­ri­gen pu­jan­tes firmas ba­jo un apa­ra­to de ge­ren­cias, je­fa­tu­ras, ca­sas ma­tri­ces, su­cur­sa­les y dis­tri­bui­do­res que con­tro­lan una te­ne­bro­sa ac­ti­vi­dad con el mis­mo con­cep­to que las com­pa­ñías trans­na­cio­na­les.

El vi­ce­mi­nis­tro cos­ta­rri­cen­se de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca, Walter Na­va­rro, ex­pli­ca que “el nar­co­trá­fi­co es una de las pri­me­ras co­sas que se glo­ba­li­zó en el mun­do. Es una em­pre­sa. Quien no vea al nar­co­trá­fi­co co­mo em­pre­sa no es­tá vien­do bien el te­ma. Tie­ne su­cur­sa­les, ge­ren­tes, quí­mi­cos, abo­ga­dos, ana­lis­tas, fi­nan­cie­ros, es­pe­cia­lis­tas en cómpu­to, es to­da una es­truc­tu­ra”.

“El mis­mo es­tu­dio de mer­ca­do que ha­rá una gran em­pre­sa pa­ra es­ta­ble­cer­se en cual­quier lu­gar en un ne­go­cio sano, lo ha­rá el nar­co­trá­fi­co pa­ra ana­li­zar va­ria­bles que van en con­tra, co­mo sis­te­ma le­gal, po­li­cía, me­dios de co­mu­ni­ca­ción, ac­ce­si­bi­li­dad. Pa­re­ce men­ti­ra que un país con bue­na in­fra­es­truc­tu­ra en internet sea una va­ria­ble muy atrac­ti­va pa­ra el nar­co­trá­fi­co, es una ven­ta­ja com­pa­ra­ti­va”, sub­ra­ya el vi­ce­mi­nis­tro cos­ta­rri­cen­se. “El nar­co­trá­fi­co es una in­dus­tria, es un ne­go­cio y de esa ma­ne­ra hay que com­ba­tir­lo”, re­cal­ca.

Por es­tar cer­ca de ba­ses de pro­duc­ción de co­caí­na en Co­lom­bia, Cos­ta Ri­ca es uno de los pun­tos cla­ve de trán­si­to pa­ra en­viar dro­gas a Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa, por ai­re, tierra y mar, en ne­go­cios que in­clu­yen blan­queo de di­ne­ro y otros me­ca­nis­mos pa­ra per­der­le la pis­ta a las mi­llo­na­rias ga­nan­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.