Ven­ta­jas de vi­vir ba­jo un jardín

Las cu­bier­tas ve­ge­ta­les re­du­cen el gas­to en ai­re acon­di­cio­na­do y ca­le­fac­ción y aís­lan del rui­do

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

Las es­tan­cias o pi­sos ubi­ca­dos ba­jo te­ja­do son los más ca­lu­ro­sos en ve­rano y los más fríos en in­vierno. La cu­bier­ta es­tá so­me­ti­da a gran­des fluc­tua­cio­nes tér­mi­cas y a una gran ex­po­si­ción so­lar en ve­rano y si no es­tá bien ais­la­da se no­ta en las fac­tu­ras de ai­re acon­di­cio­na­do y ca­le­fac­ción. Una bue­na so­lu­ción pa­ra me­jo­rar el com­por­ta­mien­to tér­mi­co de los te­ja­dos es cu­brién­do­los li­te­ral­men­te con un man­to de ver­dor, que es lo que se co­no­ce co­mo cu­bier­tas ve­ge­ta­les o ver­des. Es­tas cu­bier­tas apro­ve­chan el efec­to amor­ti­gua­dor de la tem­pe­ra­tu­ra que tie­ne la tierra gra­cias a su iner­cia tér­mi­ca. Ade­más, la tierra tam­bién es un gran ais­lan­te del rui­do.

Exis­ten dis­tin­tos ti­pos de cu­bier­tas ve­ge­ta­les. A gran­des tra­zos, se di­vi­den en­tre ex­ten­si­vas e in­ten­si­vas, se­gún ex­pli­ca Alex Puig, pai­sa­jis­ta y pro­pie­ta­rio de Vi­vers Ter. Las ex­ten­si­vas se ca­rac­te­ri­zan por te­ner co­mo má­xi­mo un es­pe­sor de tierra de unos do­ce cen­tí­me­tros y por al­ber­gar plan­tas her­bá­ceas, mus­gos o del gé­ne­ro Se­dum. Por otro la­do, las in­ten­si­vas cuen­tan con gro­so­res ma­yo­res de sus­tra­to en el que pue­den vi­vir una gran va­rie­dad de plan­tas y ar­bus­tos. In­clu­so “se pue­den plan­tar ár­bo­les de pe­que­ño ta­ma­ño a par­tir de los 60 cen­tí­me­tros de sus­tra­to”, ase­gu­ra Puig. te­ja­do. Los prin­ci­pa­les te­mo­res son el pre­cio y el mie­do a las go­te­ras. En el mer­ca­do exis­ten op­cio­nes pa­ra to­dos los bol­si­llos. Green Mat es un pro­duc­to dis­tri­bui­do por una em­pre­sa ca­ta­la­na que tie­ne un cos­te fi­nal –con ins­ta­la­ción in­clui­da– de en­tre 120 y 130 eu­ros el m2. Con­sis­te en man­tas de dis­tin­tas va­rie­da­des de Se­dum, que se co­mer­cia­li­zan en­ro­lla­das y que tie­nen un grue­so y pe­so mí­ni­mo, de en­tre dos y cua-

La ve­ge­ta­ción pro­lon­ga la vi­da de la cu­bier­ta, me­jo­ra la ca­li­dad del ai­re y fa­vo­re­ce la bio­di­ver­si­dad

tro cen­tí­me­tros y de 10 kg/m2 sin con­tar la tierra. To­ni Amich, de Green Mat, ex­pli­ca que “el ha­ber in­dus­tria­li­za­do el pro­ce­so fa­ci­li­ta la im­plan­ta­ción y tam­bién re­du­ce el cos­te fi­nal”. Por otro la­do, su so­cio, Xa­vier Pà­mies, afir­ma que la cla­ve pa­ra evi­tar las go­te­ras es “una bue­na im­per­mea­bi­li­za­ción”. Ade­más, Pà­mies ase­gu­ra que “la ve­ge­ta­ción pro­te­ge el te­ja­do del sol y alar­ga su vi­da útil en unos 40 años”.

Pe­ro vi­vir ba­jo un jardín no só­lo es bueno pa­ra la vi­vien­da sino tam­bién pa­ra el me­dio am­bien­te, por­que ab­sor­be CO , re­du­ce la con­ta­mi­na­ción por pol­vo y fa­vo­re­ce la bio­di­ver­si­dad.

CON­SE­JOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.