La in­mu­ni­dad bel­ga, a prue­ba

Fitch re­ba­ja a ne­ga­ti­va la pers­pec­ti­va de la deu­da de Bél­gi­ca, sin go­bierno des­de ha­ce un año

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

del que la UE quie­ra pres­cin­dir, a di­fe­ren­cia de la sen­sa­ción im­pe­ran­te so­bre Gre­cia”. To­das es­tas ra­zo­nes “dan tran­qui­li­dad” a los po­lí­ti­cos aun­que –ad­vier­te– si se con­fían y no so­lu­cio­nan los pro­ble­mas pen­dien­tes “las es­pe­cu­la­cio­nes pue­den dis­pa­rar­se”.

En ca­so de no for­mar go­bierno pron­to, el “ma­yor ries­go” es que “sur­jan du­das so­bre la evo­lu­ción de Bél­gi­ca a lar­go pla­zo”, pro­si­gue De Grau­we. ¿Quién pa­ga­rá las deu­das, en ca­so de di­vi­sión del país?, po­drían pre­gun­tar­se los in­ver­so­res ex­tran­je­ros, pro­pie­ta­rios de la mi­tad de la deu­da

El ‘ries­go po­lí­ti­co’ del país sin go­bierno es más al­to que en otros miem­bros de la eu­ro­zo­na

pú­bli­ca bel­ga. “Eso pue­de pro­vo­car una cri­sis fi­nan­cie­ra gra­ve, pe­ro por des­gra­cia los po­lí­ti­cos no pa­re­cen muy preo­cu­pa­dos. Por eso es im­por­tan­te la ad­ver­ten­cia de Fitch”, con­clu­ye.

Los po­lí­ti­cos bel­gas, de he­cho, han pre­fe­ri­do que­dar­se con la bue­na no­ti­cia que in­clu­ye el úl­ti­mo aná­li­sis de la agen­cia de calificación: el man­te­ni­mien­to de su al­ta no­ta cre­di­ti­cia. Des­ta­ca los só­li­dos fun­da­men­tos eco­nó­mi­cos del país, el buen rit­mo de re­duc­ción del dé­fi­cit pú­bli­co (más al­to de lo pre­vis­to, gra­cias al ti­rón de la eco­no­mía ale­ma­na) y la es­ta­bi­li­za­ción de la deu­da, aun­que si­ga al­ta. “Pe­se a las dispu­tas po­lí­ti­cas ac­tua­les, la ges­tión fis­cal dia­ria ha con­ti­nua­do sien­do fuer­te”, des­ta­ca el in­for­me de Fitch.

El pro­ble­ma, no obs­tan­te, es que el “ries­go po­lí­ti­co” del país es más al­to que en otros miem­bros de la eu­ro­zo­na y es­to pue­de li­mi­tar su ha­bi­li­dad “pa­ra ace­le­rar la con­so­li­da­ción fis­cal si no se re­suel­ve la cri­sis cons­ti­tu­cio­nal”, afir­ma la agen­cia, en un aná­li­sis que no ha sor­pren­di­do en ab­so­lu­to a los eco­no­mis­tas bel­gas.

El so­cia­lis­ta fran­có­fono Elio Di Ru­po, que asu­mió la se­ma­na pa­sa­da el re­to de for­mar go­bierno, ya ha ad­ver­ti­do que el país de­be aho­rrar en­tre 17.000 y 21.000 mi­llo­nes de eu­ros en los pró­xi­mos cua­tro años, una ci­fra con­si­de­ra­ble pa­ra un país de 10 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes. Só­lo un go­bierno en fir­me (no co­mo el que ac­tual­men­te ges­tio­na los asun­tos co­rrien­tes) po­drá to­mar las de­ci­sio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra rea­li­zar tal con­so­li­da­ción fis­cal.

JOCK FIS­TICK / BLOOMBERG

El edificio de la se­de de la Bol­sa de Bruselas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.