“Lí­de­res inep­tos” y ries­go de con­ta­gio

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

De ha­ber si­do ele­gi­do vi­ce­pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo, co­mo Bél­gi­ca pre­ten­dió años atrás, el eco­no­mis­ta Paul De Grau­we (1946) ha­bría te­ni­do que mor­der­se la len­gua en más de una oca­sión pa­ra no pro­vo­car una cri­sis di­plo­má­ti­ca. Pe­ro des­de su cá­te­dra de Eco­no­mía In­ter­na­cio­nal de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Lo­vai­na no es­ca­ti­ma ad­je­ti­vos pa­ra cri­ti­car la ges­tión política de la cri­sis de deu­da en Eu­ro­pa. “La inep­ti­tud política y las lu­chas en­tre paí­ses e ins­ti­tu­cio­nes so­bre có­mo pro­ce­der crea una enor­me in­cer­ti­dum­bre y eso pue­de lle­var al con­ta­gio de otros paí­ses me­nos pe­ri­fé­ri­cos”, ad­vier­te es­te ex­per­to en política mo­ne­ta­ria, que a fi­na­les de los años no­ven­ta an­ti­ci­pó par­te de los pro­ble­mas que hoy afec­tan a la zo­na eu­ro. “Te­nía­mos una cri­sis fi­nan­cie­ra, pe­ro aho­ra es­tá cla­ro que es so­bre to­do política”, afir­ma De Grau­we, preo­cu­pa­do por “la in­ca­pa­ci­dad de los lí­de­res eu­ro­peos pa­ra ac­tuar y to­mar de­ci­sio­nes jun­tos”.

Las dis­cu­sio­nes es­tán do­mi­na­das no por la ra­zón, sino por las emo­cio­nes; es una pe­na, pe­ro la gen­te ha de­ja­do de pen­sar ra­cio­nal­men­te”, con­clu­ye es­te eco­no­mis­ta bel­ga, muy crí­ti­co con la ac­ti­tud de Ale­ma­nia y el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo an­te los pro­ble­mas de Gre­cia. Co­mo la in­men­sa ma­yo­ría de los eco­no­mis­tas e in­ver­so­res, con­si­de­ra que se­rá ne­ce­sa­rio lle­var a ca­bo “al­gún ti­po de re­es­truc­tu­ra­ción” de la deu­da pú­bli­ca grie­ga. Se pue­de ha­cer “de for­ma or­de­na­da”, di­ce, y pro­po­ne un can­je de bo­nos de deu­da grie­ga por eu­ro­bo­nos; ten­drían un va­lor no­mi­nal in­fe­rior (60 fren­te a 100, por ejem­plo), pe­ro es­ta­rían li­bres de cual­quier ries­go al ve­nir res­pal­da­dos por to­da la eu­ro­zo­na. “Los in­ver­so­res, en reali­dad, ya han in­cu­rri­do en pér­di­das, só­lo hay que ad­mi­tir­lo”, ar­gu­men­ta.

Sin em­bar­go, los po­lí­ti­cos, “em­pe­zan­do por los ale­ma­nes”, re­cha­zan la idea. Ber­lín re­pu­dia no só­lo la pa­la­bra eu­ro­bo­nos o re­es­truc­tu­ra­ción, sino la idea mis­ma de que el Fon­do Eu­ro­peo de Es­ta­bi­li­dad Fi­nan­cie­ra emi­ta bo­nos con un fin si­mi­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.