La nue­va di­rec­ti­va eu­ro­pea se es­pe­ra pa­ra el año pró­xi­mo

La Vanguardia - Dinero - - CONTABILIDAD -

La nue­va di­rec­ti­va eu­ro­pea so­bre au­di­to­ría po­dría ver la luz el año pró­xi­mo. El ca­len­da­rio con el que se tra­ba­ja es que a fi­na­les del mes de ju­nio se vo­te el in­for­me de la Co­mi­sión Ju­rí­di­ca de la Eu­ro­cá­ma­ra so­bre las ale­ga­cio­nes –unas 120 en­mien­das– al li­bro ver­de. A par­tir de ahí, la Co­mi­sión Eu­ro­pea pre­pa­ra­ría una pro­pues­ta de di­rec­ti­va que es­tá pre­vis­ta que vea la luz pa­ra no­viem­bre o di­ciem­bre de es­te año. Fi­nal­men­te, ese tex­to de­be­ría ser dis­cu­ti­do y apro­ba­do por el Par­la­men­to Eu­ro­peo. En ese mo­men­to la di­rec­ti­va se tras­la­da­ría a los di­fe­ren­tes paí­ses miem­bros y es­tos ten­drían unos me­ses pa­ra apli­car la nue­va le­gis­la­ción a las le­yes pro­pias de ca­da Es­ta­do. Aun­que to­dos los cam­bios lle­van años ne­go­cián­do­se y dis­cu­tién­do­se, ca­da vez es­tá más cer­ca el mo­men­to en el que se apli­quen en reali­dad en las em­pre­sas. No obs­tan­te, los ex­per­tos no creen que los efec­tos so­bre el día a día de las em­pre­sas se no­ten con ce­le­ri­dad y se es­pe­ra que sea un pro­ce­so lar­go y pau­sa­do. Lo úni­co se­gu­ro es que el cam­bio es inevi­ta­ble. me, BDO con­si­de­ra que “los co­mi­tés de au­di­to­ría sal­drían be­ne­fi­cia­dos si con­ta­ran con una ma­yor orien­ta­ción so­bre sus fun­cio­nes y res­pon­sa­bi­li­da­des”.

So­bre es­ta cues­tión, De la Fuente con­tes­tó con la pre­gun­ta: ¿Quién es más independiente que el que se jue­ga la cár­cel?”. Ahon­dan­do en es­te asun­to, el vi­ce­pre­si­den­te de BDO y res­pon­sa­ble de Bar­ce­lo­na, Jo­sé Velasco, re­cor­dó a los asis­ten­tes que la au­di­to­ría es “la úni­ca pro­fe­sión en la que se pue­de ir con­tra el pa­tri­mo­nio per­so­nal del so­cio” en ca­so de un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial.

Os­so­rio pro­pu­so la coau­di­to­ría por­que, pe­se a ser “una com­ple­ji­dad, pue­de ser una opor­tu­ni­dad pa­ra abrir el mer­ca­do”. De la Fuente cree que “es un ries­go y tie­ne un cos­te”, lo que pue­de lle­var a que las em­pre­sas es­co­jan la au­di­to­ra más ba­ra­ta.

So­bre la in­for­ma­ción de la so­li­dez fi­nan­cie­ra de las em­pre­sas, BDO re­cuer­da que “la fun­ción pri­ma­ria del au­di­tor es in­for­mar so­bre las cuen­tas anua­les de las

Al­gu­nas vo­ces cri­ti­can que los au­di­to­res no fue­ran ca­pa­ces de de­tec­tar la cri­sis en las em­pre­sas

em­pre­sas y emi­tir un dic­ta­men al res­pec­to”. La quin­ta fir­ma más gran­de del mun­do so­li­ci­ta que se re­vi­se el ti­po de in­for­ma­ción que su­mi­nis­tran las em­pre­sas.

Otro de los ele­men­tos que se po­dría mo­di­fi­car es la for­ma en la que se plan­tean las sal­ve­da­des. BDO re­co­no­ce que esas sal­ve­da­des crean “una pers­pec­ti­va ne­ga­ti­va, pe­ro así es la reali­dad”. La fir­ma apues­ta por un cam­bio en el for­ma­to de los in­for­mes de au­di­to­ría. Una sal­ve­dad en un in­for­me de au­di­to­ría es una ad­ver­ten­cia que rea­li­za la em­pre­sa que ha he­cho la in­ves­ti­ga­ción, pe­ro que no ne­ce­sa­ria­men­te se tra­ta de un gra­ve pro­ble­ma pa­ra la com­pa­ñía ana­li­za­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.