Na­tu­ra­le­za, pa­la­cios y bue­na música

Vie­na ha si­do ele­gi­da, por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo, co­mo la ciu­dad don­de me­jor se vi­ve del mun­do

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - An­na Ca­ba­ni­llas

Con­si­de­ra­do co­mo uno de los paí­ses más ri­cos del mun­do, se­gún el Ban­co Mun­dial, y uno de los que ofre­ce ma­yor ca­li­dad de vi­da a sus ha­bi­tan­tes, Aus­tria se es­tá con­vir­tien­do en uno de los des­ti­nos pre­fe­ri­dos del Vie­jo Con­ti­nen­te pa­ra pa­sar unas re­la­ja­das va­ca­cio­nes o, in­clu­so, pa­ra ini­ciar una nue­va vi­da.

“La paz y ar­mo­nía que se res­pi­ra en to­da Aus­tria, tan­to en ciu­da­des ac­ti­vas co­mo Vie­na, Salz­bur­go o Inns­bruck, co­mo en los pue­blos al­pi­nos, su ba­jo ni­vel de de­lin­cuen­cia y la gran ofer­ta cul­tu­ral y de­por­ti­va que pre­sen­ta, es­tán ani­man­do a mu­chas per­so­nas de ori­gen eu­ro­peo e in­clu­so de Orien­te Me­dio a ad­qui­rir una pro­pie­dad en la que vi­vir, o pa­sar unos días de des­can­so jun­to a la fa­mi­lia. Al­gu­nos in­clu­so al­qui­lan la ca­sa que han com­pra­do du­ran­te las tem­po­ra­das que no vi­ven aquí”, ex­pli­ca Ja­net Shaw-Rut­ter, bri­tá­ni­ca afin­ca­da en Salz­bur­go, que tra­ba­ja pa­ra la agen­cia in­mo­bi­lia­ria Li­ve Aus­tria.

La re­gión de Salz­bur­go, fa­mo­sa por su pai­sa­je de la­gos cris­ta­li­nos y por ver cre­cer a uno de los ma­yo­res ge­nios de la música, Wol­fang Ama­deus Mo­zart, es un au­tén­ti­co pa­raí­so de in­vierno pa­ra los aman­tes del es­quí, de la na­tu­ra­le­za y el sen­de­ris­mo. En­tre al­gu­nos de sus pue­blos más aco­ge­do­res en­con­tra­mos Anif, Berg­heim, Elix­hau­sen, Grö­dig o Wals-Sie­zen­heim.

To­dos ellos se ca­rac­te­ri­zan por su im­pre­sio­nan­te na­tu­ra­le­za y por es­tar per­fec­ta­men­te co­nec­ta­dos me­dian­te trans­por­te pú­bli­co con Salz­bur­go, la cuar­ta ciu­dad en nú­me­ro de ha­bi­tan­tes y, sin du­da, una de las más ma­jes­tuo­sas de to­do el país. Pa­sean­do por sus am­plias ave­ni­das uno ob­ser­va có­mo se su­ce­den jo­yas ar­qui­tec­tó­ni­cas de la épo­ca ba­rro­ca, gó­ti­ca y ro­má­ni­ca, con un en­tra­ma­do de ca­sa se­ño­ria­les que dan fe de la exis­ten­cia en la ciu­dad de una bur­gue­sía aco­mo­da­da. Y es que, se­gún la agen­te, el

Li­ve Aus­tria vende es­ta man­sión en Ka­prun de 200 m2 por pre­cio de un pi­so de lu­jo en el cen­tro de la ciu­dad no baja de los 900.000 eu­ros.

A 300 ki­ló­me­tros de Salz­bur­go nos to­pa­mos con una de las más an­ti­guas ca­pi­ta­les de Eu­ro­pa, po­see­do­ra de un gran pa­tri­mo­nio de la épo­ca im­pe­rial. Más allá de con­ser­var fas­tuo­sos pa­la­cios de la épo­ca de la em­pe­ra­triz Sis­si y una gran tra­di­ción mu­si­cal, Vie­na es una ciu­dad có­mo­da, lim­pia y agra­da­ble, con pa­la­cios con­ver­ti­dos en in­tere­san­tes mu­seos y un am­bien­te ur­bano vi­vo, con gran tra­di­ción de ele­gan­tes ca­fés y una bu­lli­cio­sa vi­da noc­tur­na. No en vano, y por se­gun­da vez con­se­cu­ti­va, ha si­do con­si­de­ra­da co­mo la me­jor ciu­dad del mun­do pa­ra vi­vir en el 2010, se­gún un es­tu­dio pre­sen­ta­do por la con­sul­to­ra bri­tá­ni­ca Mer­cer.

Pe­ro, ¿es ac­ce­si­ble pa­ra to­dos los bol­si­llos? A pe­sar de que los ex­per­tos apun­tan a que es un buen mo­men­to pa­ra in­ver­tir en in­mue­bles vie­ne­ses, de­bi­do a la es­ta­bi­li­za­ción de sus pre­cios des­de fi­na­les del año 2009, lo cier­to es que só­lo es­tán re­ser­va­dos pa­ra unos po­cos pri­vi­le­gia­dos. Lo acla­ra Nas­tas­cha Geor­gan­tas, di­rec­to­ra de la ofi­ci­na que la agen­cia in­mo­bi­lia­ria En­gel & Vol­kers tie­ne en Vie­na. “En es­tos mo­men­tos exis­te una al­ta de­man­da de pro­pie­da­des en el cen­tro de la ciu­dad, por la gran ca­li­dad de vi­da que ofre­ce, y el pre­cio del me­tro cua­dra­do de los pi­sos y man­sio­nes de la zo­na se si­túa en los 15.000 eu­ros en ade­lan­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.