LA APOR­TA­CIÓN AGRO­PE­CUA­RIA AL BIE­NES­TAR

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Director téc­ni­co del Ga­bi­net d’Es­tu­dis Eco­nò­mics y pro­fe­sor de la UPC

Las es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les in­di­can que la ac­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria apor­ta al­re­de­dor del 0,9% del PIB catalán y ade­más mues­tra una ten­den­cia de­cre­cien­te. ¿Pe­ro es es­te su va­lor real? En los úl­ti­mos me­ses he­mos te­ni­do la opor­tu­ni­dad de par­ti­ci­par en un es­tu­dio en­car­ga­do por la Fun­da­ció del Món Ru­ral, ti­tu­la­do El va­lor ocul­to de la ac­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria en Ca­ta­lun­ya, dón­de he­mos he­cho una apro­xi­ma­ción del pe­so de es­te sec­tor, uti­li­zan­do dos en­fo­ques no­ve­do­sos y com­ple­men­ta­rios, que pre­ten­den me­dir lo que apor­tan las ac­ti­vi­da­des agro­pe­cua­rias a la eco­no­mía y al bie­nes­tar del país.

Nor­mal­men­te, cuan­do se cal­cu­la el va­lor eco­nó­mi­co de una ac­ti­vi­dad, se par­te de una óp­ti­ca sec­to­rial, y se con­ta­bi­li­za la pro­duc­ción di­rec­ta que ge­ne­ra. Pe­ro hay que te­ner en cuen­ta la pre­sen­cia de to­da una se­rie de ac­ti­vi­da­des in­dus­tria­les o ter­cia­rias que tie­nen su ra­zón de ser en la exis­ten­cia de una pro­duc­ción agro­pe­cua­ria lo­cal. Ade­más, es­tán las ac­ti­vi­da­des co­mer­cia­li­za­do­ras, el tu­ris­mo ru­ral vin­cu­la­do a ex­plo­ta­cio­nes en fun­cio­na­mien­to o las fe­rias de pro­duc­tos lo­ca­les. Tam­bién aque­llos sec­to­res que pro­du­cen bie­nes y ser­vi­cios pa­ra las ex­plo­ta­cio­nes agro­pe­cua­rias. Si se su­ma to­do es­to, el pe­so eco­nó­mi­co au­men­ta has­ta el 2,76% del PIB, es de­cir, se tri­pli­ca el va­lor de la pro­duc­ción es­tric­ta de bie­nes agro­pe­cua­rios.

Por otro la­do, las ac­ti­vi­da­des agro­pe­cua­rias ge­ne­ran unos efec­tos que aca­ban in­ci­dien­do so­bre el bie­nes­tar de la po­bla­ción, pe­ro que nor­mal­men­te no se con­ta­bi­li­zan, pues­to que no tie­nen un pre­cio de mer­ca­do. Es lo que los eco­no­mis­tas de­no­mi­na­mos ex­ter­na­li­da­des. En el es­tu­dio se con­ta­bi­li­za­ron una se­rie de ex­ter­na­li­da­des re­fe­ri­das al sec­tor agro­pe­cua­rio. Al­gu­nas po­si­ti­vas co­mo las fun­cio­nes am­bien­ta­les, el va­lor re­crea­ti­vo y pai­sa­jís­ti­co, la in­ci­den­cia so­bre el cam­bio cli­má­ti­co al ab­sor­ber CO , y la con­tri­bu­ción a mi­ti­gar la pro­pa­ga­ción de in­cen­dios fo­res­ta­les. Otras ne­ga­ti­vas: el con­su­mo de agua, el uso de fer­ti­li­zan­tes y pla­gui­ci­das y el ex­ce­so de de­yec­cio­nes ga­na­de­ras (bá­si­ca­men­te pu­ri­nes).

Los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos dan un ba­lan­ce glo­bal po­si­ti­vo (una vez res­ta­das las ne­ga­ti­vas de las po­si­ti­vas), y equi­va­le al 3,75% del PIB. Es­ta es una apor­ta­ción que el sec­tor agro­pe­cua­rio ha­ce al bie­nes­tar de la po­bla­ción. No se tra­ta de un he­cho ha­bi­tual. Nor­mal­men­te las ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas ge­ne­ran unos cos­tes, en for­ma de con­ta­mi­na­ción, mo­les­tias... El ca­so agro­pe­cua­rio es di­fe­ren­te, pues ade­más del va­lor eco­nó­mi­co, apor­ta un bie­nes­tar adi­cio­nal al país. Y eso que en el es­tu­dio se ha que­ri­do ser ri­gu­ro­so en con­ta­bi­li­zar só­lo aque­llas ex­ter­na­li­da­des re­le­van­tesy de las que se dis­po­ne de da­tos. Con es­tas ci­fras no se pre­ten­de cam­biar las es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les, sino dar una nue­va di­men­sión del va­lor del sec­tor agro­pe­cua­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.