El más ri­co sí que con­fía en Es­pa­ña

Carlos Slim, so­cio de re­fe­ren­cia de Cai­xaBank, se de­cla­ra dis­pues­to a aco­me­ter más in­ver­sio­nes

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESAS -

ame­ri­cano en ban­ca­rro­ta, cuan­do la fa­mi­lia con­so­li­dó su im­pe­rio con la com­pra de em­pre­sas en Mé­xi­co, unas ve­ces acu­dien­do a las pri­va­ti­za­cio­nes (co­mo Tel­mex, una jo­ya del gru­po) y otras ad­qui­rien­do firmas pri­va­das.

Con es­ta ex­pe­rien­cia, Slim se atre­vió a acon­se­jar a los em­pre­sa­rios es­pa­ño­les que no se va­yan a bus­car “mi­nas de oro” –pre­ci­sa­men­te, otro de los ne­go­cios de la fa­mi­lia– en el ex­te­rior. “En tiem­pos de cri­sis, lo más ob­vio es sa­lir, pe­ro yo les di­go: mi­ren en su pro­pio país”. Pa­ra el em­pre­sa­rio me­xi­cano, cu­yo gru­po da tra­ba­jo a más de 200.000 tra­ba­ja­do­res

El mag­na­te me­xi­cano y sus hi­jos ad­mi­ten que Bar­ce­lo­na es una ciu­dad ade­cua­da pa­ra ha­cer ne­go­cios

en 18 paí­ses, Eu­ro­pa y Es­pa­ña se jue­gan mu­cho de su he­ge­mo­nía y ni­vel eco­nó­mi­co en có­mo se pro­duz­ca la sa­li­da de la cri­sis.

En el plano de la política eco­nó­mi­ca, lo tie­ne cla­ro: “Eu­ro­pa tie­ne que apro­ve­char el mo­men­to ac­tual pa­ra rea­li­zar las re­for­mas ne­ce­sa­rias”. Es­to es, pa­ra ser más com­pe­ti­ti­va, eli­mi­nan­do ba­rre­ras al in­cre­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad. “O se ha­cen aho­ra las co­sas o lue­go se­rá muy di­fí­cil”, ase­ve­ró. El ma­yor de los he­re­de­ros de la ma­yor fortuna del mun­do pu­so co­mo ejem­plo el sin­sen­ti­do que pa­ra él tie­nen las pre­ju­bi­la­cio­nes an­ti­ci­pa­das: “Se bus­ca el re­ti­ro a los 50 o 60 años, lo que su­po­ne una pér­di­da de un gran ac­ti­vo. Es­ta gen­te vi­ve me­nos que los que si­guen tra­ba­jan­do y, ade­más –aña­dió Slim, me­dio en bro­ma, me­dio en se­rio–, tie­nen más pro­ble­mas fa­mi­lia­res”.

Ba­jan­do a la arena em­pre­sa­rial, los Slim ase­gu­ran que ya han rea­li­za­do más in­ver­sio­nes en Es­pa­ña al mar­gen de La Cai­xa, aun­que no las quie­ren ha­cer pú­bli­cas. Y que se­gui­rán ha­cién­do­lo en el fu­tu­ro. ¿Dón­de? En cual­quier sec­tor in­tere­san­te, ex­clui­do, eso sí, el in­mo­bi­lia­rio. “Se va a pro­du­cir una con­so­li­da­ción en el sec­tor fi­nan­cie­ro, don­de ha­brá en­ti­da­des que no po­drán sa­lir ade­lan­te por sí mis­mas”, di­jo Mar­cos Antonio Slim. In­bur­sa es­tá com­pro­me­ti­da con La Cai­xa, pe­ro no descarta en ab­so­lu­to par­ti­ci­par en el pro­ce­so de con­cen­tra­ción que se ave­ci­na. “El que no in­vier­ta aho­ra, se va a que­dar atrás”, con­clu­yó.

ANTONIO M. XOU­BA­NO­VA

Los her­ma­nos Mar­co Antonio y Carlos Slim fo­to­gra­fia­dos jun­to a Isi­dre Fai­né. pre­si­den­te de La Cai­xa, en el ho­tel Pa­la­ce de Ma­drid el pa­sa­do 26 de ma­yo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.