Los diez prin­ci­pios de la fa­mi­lia

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESAS -

Es­truc­tu­ras sim­ples, con mí­ni­mos ni­ve­les je­rár­qui­cos, desa­rro­llo hu­mano y for­ma­ción in­ter­na de los di­rec­ti­vos. Fle­xi­bi­li­dad y ra­pi­dez en las de­ci­sio­nes. Ope­rar con las ven­ta­jas de la em­pre­sa pe­que­ña es lo que ha­ce gran­des a las gran­des em­pre­sas.

Man­te­ner la aus­te­ri­dad en tiem­pos de va­cas gor­das for­ta­le­ce, ca­pi­ta­li­za y ace­le­ra el desa­rro­llo de la em­pre­sa y evi­ta los amar­gos ajus­tes drás­ti­cos en las cri­sis.

Siem­pre ac­ti­vos en la mo­der­ni­za­ción, cre­ci­mien­to, ca­pa­ci­ta­ción, ca­li­dad, sim­pli­fi­ca­ción y me­jo­ra de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos. In­cre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad, com­pe­ti­ti­vi­dad, re­du­cir gas­tos guia­dos siem­pre por las más al­tas re­fe­ren­cias mun­dia­les.

La em­pre­sa nun­ca de­be li­mi­tar­se a la me­di­da del pro­pie­ta­rio o ad­mi­nis­tra­dor. No sen­tir- nos gran­des en nues­tros pe­que­ños co­rra­li­tos. Mí­ni­ma in­ver­sión en ac­ti­vos no pro­duc­ti­vos.

No hay re­to que no po­da­mos al­can­zar tra­ba­jan­do uni­dos con cla­ri­dad de los ob­je­ti­vos y co­no­cien­do los ins­tru­men­tos.

El di­ne­ro que sa­le de la em­pre­sa se eva­po­ra. Por eso rein­ver­ti­mos en las com­pa­ñías.

La crea­ti­vi­dad em­pre­sa­rial no só­lo se apli­ca a los ne­go­cios, sino tam­bién a la so­lu­ción de mu­chos pro­ble­mas de nues­tros paí­ses.

El op­ti­mis­mo fir­me y pa­cien­te siem­pre rin­de sus fru­tos.

To­dos los tiem­pos son bue­nos pa­ra quie­nes sa­ben tra­ba­jar y tie­nen con qué ha­cer­lo.

Nues­tra pre­mi­sa es, y siem­pre ha si­do, te­ner muy pre­sen­te que nos va­mos sin na­da; que só­lo po­de­mos ha­cer las co­sas en vi­da y que el em­pre­sa­rio crea una ri­que­za que ad­mi­nis­tra tem­po­ral­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.