K2M, del la­bo­ra­to­rio al mer­ca­do

El edificio del Cam­pus Nord de la UPC ali­nea in­ves­ti­ga­ción uni­ver­si­ta­ria con in­no­va­ción em­pre­sa­rial a tra­vés de una vein­te­na de pro­yec­tos cen­tra­dos en las TIC

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS - An­na Ca­ba­ni­llas

Ma­rino Arro­yo tie­ne 38 años, es in­ge­nie­ro de ca­mi­nos y lle­va más de diez años com­pa­gi­nan­do su ta­rea de pro­fe­sor del de­par­ta­men­to de Ma­te­má­ti­ca Apli­ca­da III de la UPC, con su fa­ce­ta de in­ves­ti­ga­dor en el cam­po del mo­de­la­do ma­te­má­ti­co y la si­mu­la­ción por or­de­na­dor de sis­te­mas de es­ca­la na­no­mé­tri­ca. Su­pera los cua­ren­ta su co­le­ga Adriano Camps, doc­tor en In­ge­nie­ría de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y pro­fe­sor del de­par­ta­men­to de Teo­ría de la Se­ñal y Co­mu­ni­ca­cio­nes de la UPC, que ha cen­tra­do su in­ves­ti­ga­ción en sis­te­mas de te­le­de­tec­ción y en el uso de se­ña­les ob­te­ni­das por sa­té­li­te pa­ra la ob­ser­va­ción de la Tierra. Am­bos com­par­ten su pa­sión por la in­ves­ti­ga­ción tec­no­ló­gi­ca y per­te­ne­cen a la mis­ma uni­ver­si­dad y, des­de ha­ce unos me­ses, com­par­ten al­go más: las ins­ta­la­cio­nes de una nue­va in­fra­es­truc­tu­ra de al­ta in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca en el Cam­pus Nord de la UPC, el de­no­mi­na­do K2M.

Un pro­yec­to que, tal y co­mo se in­di­ca en sus si­glas K2M – know­led­ge to mar­ket (co­no­ci­mien­to di­ri­gi­do al mer­ca­do)–, fue con­ce­bi­do co­mo un puen­te de co­la­bo­ra­ción en­tre la uni­ver­si­dad y la em­pre­sa, ca­paz de ofre­cer los es­pa­cios y ser­vi­cios ne­ce­sa­rios pa­ra im­pul­sar y desa­rro­llar gran­des pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción. “Ha­ce sie­te años un gru­po de pro­fe­so­res de la UPC em­pe­za­mos a reivin­di­car la ne­ce­si­dad de su­pe­rar las di­fi­cul­ta­des que exis­tían pa­ra tras­la­dar los re­sul­ta­dos de in­ves­ti­ga­ción ge­ne­ra­dos en la uni­ver­si­dad a las em­pre­sas. Tras ob­ser­var qué se es­ta­ba ha­cien­do en otros paí­ses desa­rro­lla­dos de Eu­ro­pa co­mo Sue­cia o el Reino Uni­do, pro­pu­si­mos crear un es­pa­cio es­pe­cí­fi­co den­tro del cam­pus que per­mi­tie­se rea­li­zar pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción con una vin­cu­la­ción más gran­de con la in­dus­tria”, ex­pli­ca An­to­ni Bro­que­tas, in­ves­ti­ga­dor del de­par­ta­men­to de Teo­ría de la Se­ñal y Co­mu­ni­ca­cio­nes, y uno de los ar­tí­fi­ces y “ha­bi­tan­tes” del K2M.

Un año y me­dio des­pués de su inau­gu­ra­ción, el edificio K2M del Cam­pus Nord de la UPC –ins­pi­ra­do en los mo­de­los desa­rro­lla­dos por uni­ver­si­da­des co­mo Cam­brid­ge o Stand­ford– es­tá ocu­pa­do en su to­ta­li­dad por ocho gru­pos cien­tí­fi­cos, cua­tro cen­tros de in­ves­ti­ga­ción y en­ti­da­des vin­cu­la­das, y nue­ve em­pre­sas; su­man­do un to­tal de 200 per­so­nas. “Si bien al prin­ci­pio el es­pa­cio fue con­ce­bi­do pa­ra alo­jar a gru­pos de in­ves­ti­ga­ción y spin-off tec­no­ló­gi­cas de la uni­ver­si­dad, fi­nal­men­te se op­tó por una par­ti­ci­pa­ción em­pre­sa­rial más am­plia. Gra­cias a ello he­mos con­se­gui­do una di­ver­si­dad de usua­rios que en­ri­que­cen el mo­de­lo, por­que im­pli­ca for­mas de pen­sar y de tra­ba­jar dis­tin­tas que be­ne­fi­cian al con­jun­to. El es­pa­cio K2M ha si­do es­tra­té­gi­co pa­ra es­ta­ble­cer si­ner­gias con­jun­tas en­tre las ins­ti­tu­cio-

Hoy se es­tá tra­ba­jan­do en la ex­tra­po­la­ción del mo­de­lo K2M a otros edi­fi­cios ges­tio­na­dos por el Parc UPC

nes pre­sen­tes”, afir­ma Eli­sa­bet Ro­me­ro, res­pon­sa­ble de la ges­tión del edificio K2M, ges­tio­na­do por el Parc UPC.

Pe­ro, ¿qué re­qui­si­tos de­ben cum­plir las em­pre­sas y gru­pos de in­ves­ti­ga­ción que quie­ran for­mar par­te del par­que K2M? “De­ben lle­var a ca­bo pro­yec­tos de ba­se tec­no­ló­gi­ca del ám­bi­to TIC, ba­sa­dos en la co­la­bo­ra­ción uni­ver­si­dad-em­pre­sa, que es­tén orien­ta­dos a pro­duc­tos y/o ser­vi­cios que pue­dan ser ob­je­to de ex­plo­ta­ción con­jun­ta. Ade­más, de­ben te­ner un ca­rác­ter mu­ti­dis­ci­pli­nar que con­tri­bu­ya a la for­ma­ción de doc­to­res en te­mas de in­ves­ti­ga­ción de al­ta de­man­da”, pun­tua­li­za Ro­me­ro, que ex­pli­ca que los pro­yec­tos se aco­ge­rán al K2M de for­ma tem­po­ral, en pe­rio­dos de en­tre dos y tres años.

Por otro la­do, ¿cuá­les son los be­ne­fi­cios que ex­traen las em­pre­sas e in­ves­ti­ga­do­res pre­sen­tes en di­cho es­pa­cio? “Su proximidad con la fuente de co­no­ci­mien­to que su­po­ne la UPC, que ha re­ci­bi­do dos se­llos de Cam­pus de Ex­ce­len­cia In­ter­na­cio­nal, BKC y Cam­pus de Ener­gía, ade­más de la dis­po­ni­bi­li­dad de equi­pa­mien­to cien­tí­fi­co-tec­no­ló­gi­co y de ta­len­to hu­mano”, ad­vier­te Bro­que­tas.

Por es­te mo­ti­vo, en la actualidad se es­tá tra­ba­jan­do en la ex­tra­po­la­ción del mo­de­lo K2M a otros edi­fi­cios ges­tio­na­dos por el Parc UPC co­mo, por ejem­plo, el edificio Gaia del Cam­pus de Te­rras­sa, el Agrò­po­lis de Vi­la­de­cans o el edificio RDIT del Cam­pus del Baix Llo­bre­gat, que se inau­gu­ra­rá a fi­na­les de es­te año. “El mo­de­lo K2M se adap­ta­rá al te­rri­to­rio y a sus es­pe­ci­fi­ci­da­des. Pues nues­tra vo­lun­tad es se­guir tra­ba­jan­do pa­ra me­jo­rar la trans­fe­ren­cia de los re­sul­ta­dos de la in­ves­ti­ga­ción uni­ver­si­ta­ria a la so­cie­dad y, a la vez, con­se­guir un buen re­torno pa­ra la uni­ver­si­dad y la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca”, des­ta­ca Ro­me­ro.

Sin em­bar­go, y a pe­sar de re­co­no­cer los bue­nos re­sul­ta­dos que el pro­yec­to K2M ha ob­te­ni­do en sus pri­me­ros 18 me­ses de vi­da, pa­ra di­ver­sos in­ves­ti­ga­do­res de la UPC to­da­vía que­da un lar­go ca­mino por re­co­rrer. “El K2M es una pie­za muy im­por­tan­te, que con­tri­bu­ye a fa­ci­li­tar la trans­fe­ren­cia de la in­ves­ti­ga­ción lle­va­da a ca­bo por la uni­ver­si­dad al mer­ca­do, pe­ro to­da­vía ha­ce fal­ta cons­truir más me­ca­nis­mos. Uno de los gran­des pro­ble­mas re­si­de en que los pro­fe­so­res uni­ver­si­ta­rios no te­ne­mos un man­da­to es­pe­cí­fi­co que nos obli­gue a rea­li­zar trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca y po­de­mos vi­vir bien sim­ple­men­te dan­do cla­ses y pu­bli­can­do ar­tícu­los. Si no cam­bian las co­sas en es­te as­pec­to, po­co po­dre­mos avan­zar”, con­clu­ye Bro­que­tas.

El edificio K2M es­tá ubi­ca­do en el Cam­pus Nord de la UPC de Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.