BCE: HA­CIA UN “BAN­CO MA­LO”

La Vanguardia - Dinero - - IBEX 35 -

Li­cen­cia­do en Cien­cias Eco­nó­mi­cas y Em­pre­sa­ria­les por Icade y más­ter en Es­tu­dios Tri­bu­ta­rios y Eco­nó­mi­cos

Es­ta se­ma­na Gre­cia ha vis­to re­ba­ja­do su ra­ting, o calificación cre­di­ti­cia, has­ta ni­ve­les de “ries­go de in­sol­ven­cia in­mi­nen­te”. Pe­se a ello, los mer­ca­dos aplau­den el po­si­ble se­gun­do res­ca­te al país he­leno. De ma­te­ria­li­zar­se el res­ca­te, las bol­sas lo re­ci­bi­rán con subidas. El pro­ble­ma grie­go no se ha­brá so­lu­cio­na­do, pe­ro al me­nos se ga­na­ría tiem­po an­tes de la inevi­ta­ble re­es­truc­tu­ra­ción de la deu­da grie­ga.

Ac­tual­men­te, los bo­nos grie­gos con ven­ci­mien­to a diez años co­ti­zan al 55% de su va­lor no­mi­nal. Los in­ver­so­res es­pe­ran que di­chos bo­nos su­fran una qui­ta de al­re­de­dor del 45% de su va­lor fa­cial.

Con un ni­vel de deu­da pú­bli­ca que se es­pe­ra que al­can­ce el 160% del PIB, y una de­pen­den­cia ab­so­lu­ta de la fi­nan­cia­ción in­ter­na­cio­nal, la re­es­truc­tu­ra­ción, de un mo­do u otro, es inevi­ta­ble. La úni­ca cues­tión que de­ter­mi­nar es en qué mo­men­to se pro­du­ci­rá. Las au­to­ri­da­des eu­ro­peas, in­clui­dos el Go­bierno ale­mán y el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo, se de­can­tan por se­guir fa­ci­li­tan­do ayu­das fi­nan­cie­ras al país he­leno y apla­zar la re­es­truc­tu­ra­ción. Es­ta de­ci­sión tie­ne con­se­cuen­cias que con­vie­ne co­no­cer.

Del to­tal de los 160.000 mi­llo­nes de eu­ros de deu­da pú­bli­ca grie­ga vi­va, los ban­cos he­le­nos son ti­tu­la­res del 17,9%, el Ban­co de Gre­cia con­tro­la ca­si el 6%, el BCE el 17,6% y el FMI y otros prés­ta­mos bi­la­te­ra­les su­po­nen el 18,5%. Los ban­cos eu­ro­peos con­tro­lan el 17% y otros te­ne­do­res ex­tran­je­ros el 16% res­tan­te.

PO­CAS RE­NO­VA­CIO­NES

Da­do lo inevi­ta­ble de la re­es­truc­tu­ra­ción, al ven­ci­mien­to de los bo­nos grie­gos ac­tual­men­te vi­vos, po­cos se­rán los ti­tu­la­res que re­nue­ven su po­si­ción com­pran­do bo­nos de nue­va emi­sión. Los úni­cos com­pra­do­res de los bo­nos grie­gos son: por un la­do, el pro­pio Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo y, por otro la­do, los ban­cos grie­gos que uti­li­zan los bo­nos grie­gos pa­ra ob­te­ner fi­nan­cia­ción del BCE, de­po­si­tan­do los bo­nos emi­ti­dos por el Es­ta­do he­leno co­mo ga­ran­tía del cré­di­to ob­te­ni­do.

Adi­cio­nal­men­te, los ban­cos grie­gos han de su­plir la cuan­tio­sa fu­ga de de­pó­si­tos con una ape­la­ción más in­ten­sa aún a las lí­neas de li­qui­dez del BCE. Co­mo con­se­cuen­cia de lo an­te­rior, cuan­to más tiem­po pa­se sin que se pro­duz­ca la re­es­truc­tu­ra­ción de la deu­da grie­ga, ma­yor se­rá la ex­po­si­ción del BCE al ries­go grie­go al au­men­tar su ex­po­si­ción co­mo fi­nan­cia­dor de úl­ti­ma ins­tan­cia de los ban­cos grie­gos que ven ce­rra­das cual­quier otra vía de fi­nan­cia­ción y al com­prar bo­nos grie­gos en el mer­ca­do a tra­vés del SMP ( se­cu­ri­ties mar­ket pro­gram­me), pro­gra­ma de com­pra de bo­nos so­be­ra­nos de paí­ses que tie­nen di­fi­cul­ta­des de fi­nan­cia­ción.

Al fi­nal del pri­mer tri­mes­tre de es­te año, y con­si­de­ran­do que la to­ta­li­dad de los bo­nos grie­gos en los ba­lan­ces de los ban­cos he­le­nos han si­do uti­li­za­dos pa­ra con­se­guir fi­nan­cia­ción del BCE, re­sul­ta que el 40% de la deu­da grie­ga se en­con­tra­ría ya, de una for­ma o de otra, den­tro del ba­lan­ce del BCE.

Cuan­to más tiem­po trans­cu­rra, ma­yor se­rá el por­cen­ta­je de

El 40% de la deu­da grie­ga se en­con­tra­ría ya, de una for­ma o de otra, den­tro del ba­lan­ce del BCE La con­fir­ma­ción del nue­vo res­ca­te de Gre­cia se­ría un re­vul­si­vo pa­ra las bol­sas, cen­tra­das en el cor­to pla­zo

deu­da grie­ga en po­der del BCE y me­nor se­rá la ex­po­si­ción a la deu­da grie­ga del res­to de te­ne­do­res ac­tua­les. Cuan­do la inevi­ta­ble re­es­truc­tu­ra­ción se pro­duz­ca, da­rá lu­gar a una qui­ta que se­rá asu­mi­da en una par­te muy im­por­tan­te por el BCE.

El ca­pi­tal del BCE pro­ce­de de los ban­cos cen­tra­les na­cio­na­les de to­dos los es­ta­dos miem­bros de la UE. En la actualidad el pe­so del Ban­co de Es­pa­ña es del 8,30% del ca­pi­tal, fren­te al 18,9% del Bun­des­bank o el 14,2% del Ban­co de Fran­cia.

Apla­zar la re­es­truc­tu­ra­ción de la deu­da grie­ga su­po­ne au­men­tar la so­cia­li­za­ción de las pér­di­das a tra­vés de las cre­cien­tes po­si­cio­nes del BCE en los bo­nos he­le­nos. Cuan­do las deu­das no se pue­den pa­gar, al­guien tie­ne que car­gar con las pér­di­das. Pe­se a to­do ello, la con­fir­ma­ción del nue­vo res­ca­te de Gre­cia se­ría un im­por­tan­te re­vul­si­vo pa­ra las bol­sas, que siem­pre pre­fie­ren cen­trar­se en el cor­to pla­zo, aun­que el pro­ble­ma de fon­do no se ha­ya so­lu­cio­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.