La ley del jue­go tro­pie­za con Cir­sa

La em­pre­sa se sien­te dis­cri­mi­na­da fren­te a las apues­tas on li­ne y la lo­te­ría y ame­na­za con re­cu­rrir a Bruselas

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES -

El gru­po Cir­sa, lí­der es­pa­ñol de má­qui­nas re­crea­ti­vas, bin­gos y ca­si­nos, es­tá dis­pues­to a pre­sen­tar ba­ta­lla en los tri­bu­na­les con­tra la nue­va re­gu­la­ción del jue­go, que in­clu­ye la ley re­cien­te­men­te apro­ba­da y la pri­va­ti­za­ción de Lo­te­rías y Apues­tas del Es­ta­do (LAU). “Lle­va­re­mos el asun­to a Bruselas si es pre­ci­so”, ase­gu­ra el con­se­je­ro de­le­ga­do, Joa­quim Agut. Su ar­gu­men­to es que se es­tá con­so­li­dan­do un agra­vio com­pa­ra­ti­vo en im­pues­tos y en ca­pa­ci­dad de pro­mo­ción.

La nue­va re­gu­la­ción aña­de in­quie­tud a un sec­tor que ha vis­to des­plo­mar­se sus in­gre­sos ca­si un 30% des­de el año 2008, cuan­do se to­có el má­xi­mo al su­pe­rar­se los 5.600 mi­llo­nes de eu­ros. Por­que se ha pues­to de re­lie­ve que só­lo era le­yen­da la vie­ja creen­cia po­pu­lar de que en tiem­pos de ad­ver­si­dad la gen­te bus­ca la fortuna en el jue­go. En es­ta cri­sis ha pa­sa­do jus­to lo con­tra­rio: los ciu­da­da­nos no es­tán pa­ra gas­tos, por pri­me­ra vez ha ba­ja­do in­clu­so la par­ti­da des­ti­na­da a ali­men­ta­ción, y pa­ra la ma­yo­ría el jue­go en­tra den­tro de lo su­per­fluo.

Y la ley an­ti­ta­ba­co, se­gún ase­gu­ran los res­pon­sa­bles de Cir­sa, pue­de ser la pun­ti­lla. So­bre to­do pa­ra los bin­gos, que ini­cia­ron su de­cli­ve ha­ce ya más de una dé­ca­da. De las 590 salas que ha­bía en 1993 hoy que­dan me­nos de 400. Y men­guan­do.

La caí­da es ge­ne­ral, pe­ro afec­ta en mu­cho ma­yor me­di­da a lo que se en­tien­de por jue­go pri­va­do, es de­cir, las má­qui­nas re­crea­ti­vas, los bin­gos o los ca­si­nos. Tam­bién han ba­ja­do los in­gre­sos del lla­ma­do sec­tor pú­bli­co, aun­que en por­cen­ta­jes mu­cho me­no­res: los de las lo­te­rías y qui­nie­las un 2% y los de la ON­CE, un 9%.

En teo­ría, la ley del jue­go atien­de una de las reivin­di­ca­cio­nes más in­sis­ten­tes de los ope­ra­do­res es­pa­ño­les en los úl­ti­mos años: la re­gu­la­ción de las ca­sas de apues­tas on li­ne. Cir­sa, Co­de­re y to­dos los gran­des las ha­bían acu­sa­do co­mo com­pe­ten­cia des­leal. Por­que al no ha­ber una re­gu­la­ción los ope­ra­do­res es­pa­ño­les te­nían ve­da­do es­te ti­po de ne­go­cio, mien­tras los gru­pos in­ter­na­cio­na­les de apues­tas –mu­chos de ellos con se­de en pa­raí­sos fis­ca­les– ha­cían su ne­go­cio en Es­pa­ña sin pa­gar im­pues­to al­guno. A par­tir de aho­ra pa­ga­rán im­pues­tos, pe­ro Joa­quim Agut ad­vier­te que se man­tie­ne una si­tua­ción de dis­cri­mi­na­ción. Se­gún la ley, el jue­go on li­ne tri­bu­ta­rá un 25% so­bre lo que en el ar­got sec­to­rial se co­no­ce co­mo el Win (lo apos­ta­do me­nos los pre­mios). “No­so­tros pa­ga­mos el do­ble”, di­ce el con­se­je­ro de­le­ga­do de Cir­sa.

La ley man­tie­ne, por otra par­te, una di­fe­ren­cia que no de­ja de re­sul­tar cho­can­te. Mien­tras las em­pre­sas es­pa­ño­las tie­nen ex­pre­sa­men­te prohi­bi­do ha­cer pu­bli­ci­dad y ofer­tas pro­mo­cio­na­les, no hay res­tric­ción al­gu­na pa­ra las mul­ti­na­cio­na­les del jue­go on li-

“Pa­ga­mos el do­ble de im­pues­tos que las mul­ti­na­cio­na­les de las apues­tas on li­ne”, di­ce Joa­quim Agut

ne. Bas­tan los ejem­plos de las ca­mi­se­tas del Real Ma­drid (Bwin) o el Es­pan­yol (In­te­ra­pues­tas).

“No­so­tros no po­de­mos pu­bli­ci­tar ni el me­nú que se sir­ve en un ca­sino”, ase­gu­ra Agut, que aña­de que por par­te de mu­chos po­lí­ti­cos “to­da­vía se mi­ra al jue­go ba­jo una óp­ti­ca de Dos­to­yevs­ki cuan­do en reali­dad se tra­ta de un sec­tor eco­nó­mi­co de gran im­por­tan­cia”. Lo que se en­tien­de por sec­tor pri­va­do em­plea de for­ma di­rec­ta a más de 50.000 per­so­nas (unos 100.000 in­di­rec­tos) y re­por­ta a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas unos in­gre­sos fis­ca­les que es­te año se si­tua­rán en torno a los 1.200 mi­llo­nes. Res­pec­to al 2009,

AR­CHI­VO

Joa­quim Agut, con­se­je­ro de­le­ga­do de Cir­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.