Pre­cios en pie de gue­rra

Mien­tras el gas­to si­gue ba­jo mí­ni­mos, las ven­tas en pro­mo­ción se ex­tien­den a to­das las áreas del con­su­mo

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Ain­tza­ne Gastesi

Pro­mo­cio­nes, con­ti­nuas ba­ja­das de pre­cios, ta­ri­fas pla­nas, 2x1, outlets, re­ba­jas a to­das ho­ras y pro­li­fe­ra­ción de bo­nos de des­cuen­to. El mer­ca­do es­pa­ñol de gran con­su­mo es­tá en ofer­ta. La gue­rra de pre­cios que se ges­tó en las es­tan­te­rías del su­per­mer­ca­do ha ido po­co a po­co con­quis­tan­do to­das las par­ce­las de la vi­da co­ti­dia­na. Aho­rrar en la ali­men­ta­ción ya no es su­fi­cien­te y el con­su­mi­dor re­cla­ma pre­cios más eco­nó­mi­cos des­de el mó­vil, al ope­ra­dor de internet o el ta­ba­co.

“Cuan­do el mer­ca­do cre­ce, hay si­tio pa­ra to­dos; pe­ro cuan­do es­tá en re­ce­sión y las ven­tas caen, la su­per­vi­ven­cia o cre­ci­mien­to de unas com­pa­ñías va en de­tri­men­to de otras”, ex­pli­ca el eco­no­mis­ta Enric Llarch. “El pas­tel se es­tá ha­cien­do pe­que­ño y la com­pe­ten­cia se vuel­ve fe­roz”, ase­gu­ra Llarch. La gue­rra por la su­per­vi­ven­cia se ha ex­ten­di­do a áreas co­mo la te­le­fo­nía o el ta­ba­co, in­dus­trias que pro­ce­den de an­ti­guos mo­no­po­lios y que tie­nen que ha­cer fren­te a es­truc­tu­ras de cos­tes muy ca­ras. La cri­sis po­ne en ja­que la su­pre­ma­cía de mar­cas his­tó­ri­cas, co­mo Te­le­fó­ni­ca, que in­clu­so cam­bió de nom­bre a Mo­vis­tar pa­ra la­var su ima­gen. “Por po­ner un ejem­plo, las em­pre­sas de te­le­fo­nía de nue­vo cu­ño, las low cost o las de­no­mi­na­das ope­ra­do­res vir­tua­les ya han si­do crea­das con es­truc­tu­ras de cos­tes mí­ni­mas y son una com­pe­ten­cia fe­roz en un mo­men­to de caí­da del con­su­mo”, ar­gu­men­ta Enric Llarch.

Son em­pre­sas que, co­mo al­gu­nas en­ti­da­des fi­nan­cie­ras o firmas con po­si­ción de po­der en el mer­ca­do, han desa­rro­lla­do es­tra­te­gias de­fen­si­vas. O sea, que so­la­men­te me­jo­ran las con­di­cio­nes

“El con­su­mi­dor se ha acos­tum­bra­do a las ofer­tas y si no tie­ne re­ba­ja lo ve ca­ro”, se­ña­lan los ex­per­tos

del con­tra­to o de un cré­di­to si el clien­te les ame­na­za con aban­do­nar­los. “Re­sul­ta­ba tra­di­cio­nal­men­te más ren­ta­ble ofre­cer pro­duc­tos o ser­vi­cios a me­di­da a con­su­mi­do­res des­con­ten­tos que apli­car una re­duc­ción de pre­cios ma­si­va”, aña­de Llarch. Pe­ro la agu­di­za­ción de la cri­sis y la pér­di­da cons­tan­te de clien­tes ha pro­vo­ca­do la reac­ción. En el cam­po de la te­le­fo­nía mó­vil, so­la­men­te las com­pa­ñías low cost co­mo Yoi­go, las nue­vas y los ope­ra­do­res vir­tua­les ga­nan cuota, mien­tras las tra­di­cio­na­les Mo­vis­tar y Vo­da­fo­ne si­guen ca­yen­do en un mer­ca­do que en abril re­gis­tró el ter­cer des­cen­so con­se­cu­ti­vo en al­tas.

“El pro­ble­ma es que el con­su­mi­dor se ha acos­tum­bra­do a los pre­cios de las ofer­tas y si un pro­duc­to no es­tá re­ba­ja­do le pa­re­ce ca­ro”, apun­ta Eva Vila, di­rec­to­ra de Symp­hon­yIRI. Se­gún la con­sul­to­ra, el mer­ca­do lle­va 26 me­ses con­se­cu­ti­vos ba­jan­do pre­cios, una si­tua­ción in­sos­te­ni­ble pa­ra el sec­tor del gran con­su­mo.

El comercio, que acu­mu­la un año en nú­me­ros ro­jos tras un atis­bo de re­cu­pe­ra­ción el pa­sa­do mes de ju­nio, ca­yó cer­ca de un 9% en mar­zo, aun­que en abril el des­cen­so in­ter­anual fue só­lo de un 2,2%. “El pe­que­ño comercio vi­ve una si­tua­ción de sub­sis­ten­cia, y se re­sien­ten has­ta los ni­ve­les ad­qui­si­ti­vos más ele­va­dos”, ase­gu­ra Llarch. “La cri­sis ha agu­di­za­do una si­tua­ción in­fla­cio­nis­ta del comercio de mo­da, pro­vo­ca­da por la con­cen­tra­ción de la pro­duc­ción en Asia”, defiende Borja Oria, pre­si­den­te de Aco­tex. Se­gún su úl­ti­mo in­for­me del sec­tor, pu­bli­ca­do en el 2009, el comercio mul­ti­mar­ca su­frió caí­das cons­tan­tes en la úl­ti­ma dé­ca­da mien­tras las ca­de­nas de mo­da al­can­za­ron una cuota del 27% ha­ce dos años. Y su­bien­do.

Es­ca­pa­ra­te co­mer­cial en ple­nas re­ba­jas

GRAN CON­SU­MO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.