EL INEVI­TA­BLE AJUS­TE DEL CRÉ­DI­TO

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES -

Ex sub­di­rec­tor del ser­vi­cio de es­tu­dios del BBVA y ex director de la Ofi­ci­na Eco­nó­mi­ca del pre­si­den­te del Go­bierno

En sie­te de los úl­ti­mos diez me­ses el cré­di­to otor­ga­do por el sis­te­ma ban­ca­rio al sec­tor pri­va­do re­si­den­te ha mos­tra­do una va­ria­ción men­sual ne­ga­ti­va. Y en ca­da dato men­sual pu­bli­ca­do en el 2011, y ya van cua­tro, el cré­di­to se ha com­por­ta­do peor que en los mis­mos me­ses del año pa­sa­do. Co­mo con­se­cuen­cia, la ta­sa de cre­ci­mien­to in­ter­anual se si­túa en el -0,3%.

En es­te am­bien­te de res­tric­ción cre­di­ti­cia, fre­cuen­te­men­te se en­mas­ca­ra la si­tua­ción alu­dien­do a una su­pues­ta cons­pi­ra­ción de las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras pa­ra no dar cré­di­to, omi­tien­do ló­gi­ca­men­te que otor­gar cré­di­to cons­ti­tu­ye pre­ci­sa­men­te su prin­ci­pal fuente de in­gre­sos. Otra co­rrien­te de opi­nión muy ex­ten­di­da con­cre­ta el fac­tor de­ter­mi­nan­te de la es­ca­sez de cré­di­to en la len­ti­tud en la re­so­lu­ción de los pro­ble­mas de las ca­jas, ol­vi­dan­do que la reali­dad mues­tra que, en los gran­des y me­jo­res ban­cos, el cré­di­to a re­si­den­tes se re­du­ce to­da­vía en ma­yor me­di­da que en el res­to de en­ti­da­des fi­nan­cie­ras. Y, por úl­ti­mo, al­gu­nos pien­san que quien tie­ne que im­pul­sar di­rec­ta­men­te el cré­di­to es el Go­bierno, de­man­dan­do la in­ter­ven­ción di- rec­ta del ICO, o in­clu­so la crea­ción de nue­vas en­ti­da­des fi­nan­cie­ras pú­bli­cas, aun­que ello só­lo con­du­ci­ría a in­cu­rrir en pér­di­das sig­ni­fi­ca­ti­vas y a la in­efi­cien­cia en la asig­na­ción de re­cur­sos.

Sin em­bar­go, nin­guno de es­tos ar­gu­men­tos tan fre­cuen­te­men­te uti­li­za­dos tie­ne una ba­se su­fi­cien-

El fac­tor prin­ci­pal es que la de­man­da de cré­di­to sol­ven­te se ha re­du­ci­do drás­ti­ca­men­te

te. El fac­tor prin­ci­pal es que la de­man­da de cré­di­to sol­ven­te se ha re­du­ci­do drás­ti­ca­men­te. En el ca­so de las em­pre­sas me­jor ges­tio­na­das y en bue­nas con­di­cio­nes, res­pon­de a la ne­ce­si­dad de re­du­cir su ni­vel de deu­da co­mo con­se­cuen­cia de que la cri­sis fi­nan­cie­ra se ini­ció ha­ce ya ca­si cua­tro años en una si­tua­ción en la que su ni­vel de apa­lan­ca­mien­to era, co­mo en ge­ne­ral en el con­jun­to de la eco­no­mía, muy ele­va­do.

Por el con­tra­rio, la de­man­da de cré­di­to de las em­pre­sas en peo­res con­di­cio­nes si­gue sien­do bas­tan­te in­ten­sa, pe­ro en mu­chos ca­sos no se tra­ta de de­man-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.