Los sue­cos vuelven a Es­pa­ña

La caí­da del in­mo­bi­lia­rio, el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía nór­di­ca y la for­ta­le­za de la co­ro­na im­pul­san a com­prar

La Vanguardia - Dinero - - INTERNACIONAL - Glo­ria Moreno

La bue­na ra­cha que atra­vie­sa la eco­no­mía sue­ca, su­ma­da a la caí­da de los pre­cios de la vi­vien­da en Es­pa­ña, es­tá ha­cien­do que ca­da vez más sue­cos de­ci­dan fi­jar su se­gun­da re­si­den­cia en nues­tro país. Así lo evi­den­cian los úl­ti­mos da­tos re­co­gi­dos por la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Vi­vien­da, se­gún los cua­les la com­pra de ca­sas en Es­pa­ña por par­te de es­te co­lec­ti­vo se du­pli­có en el 2010 con res­pec­to al año an­te­rior. Con un in­cre­men­to del 105%, Sue­cia se con­vier­te de es­te mo­do en el país que más au­men­tó sus ad­qui­si­cio­nes en el sec­tor in­mo­bi­lia­rio es­pa­ñol el año pa­sa­do.

Sin em­bar­go, pa­ra ana­li­zar es­te dato co­rrec­ta­men­te, hay que re­mon­tar­se a dos años atrás, cuan­do el nú­me­ro de ven­tas de ca­sas al país es­can­di­na­vo to­có mí­ni­mos. “Es­to se de­bió tan­to a la cri­sis fi­nan­cie­ra co­mo a la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria, que hi­zo que los pre­cios al­can­za­ran ni­ve­les de­ma­sia­do ele­va­dos”, ex­pli­ca Pe­ter Ter­ps­tra, ana­lis­ta tu­rís­ti­co de la Agen­cia Sue­ca pa­ra el Cre­ci­mien­to Eco­nó­mi­co y Re- gio­nal. Es cier­to que es­ta cir­cuns­tan­cia re­la­ti­vi­za el im­pul­so real ex­pe­ri­men­ta­do por el mer­ca­do sue­co, aun­que no por ello le qui­ta im­por­tan­cia. Y es que la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca ac­tual no po­día ser me­jor pa­ra es­pe­rar que si­gan lle­gan­do bue­nas no­ti­cias de es­te país. No só­lo ha si­do uno de los pri­me­ros en apre­su­rar­se a sa­lir de la re­ce­sión sino que, con un cre­ci­mien­to del 5,7% del PIB en el 2010, su eco­no­mía va vien­to en po­pa.

A es­to se aña­de el re­cien­te for­ta­le­ci­mien­to de la co­ro­na sue­ca res­pec­to al eu­ro. “Am­bas co­sas com­bi­na­das con el des­cen­so de los pre­cios en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio es­pa­ñol es­tán ha­cien­do que crez­ca el in­te­rés por com­prar una se­gun­da re­si­den­cia en Es­pa­ña”, se­ña­la Mi­chael Ir­gens, que tra­ba­ja pa­ra la agen­cia in­mo­bi­lia­ria Mä­kla­rrin­gen y aca­ba de abrir su pri­me­ra ofi­ci­na en Fuen­gi­ro­la. Se­gún Ir­gens, el au­men­to de las com­pras re­gis­tra­do re­cien­te­men­te no es más que el co­mien­zo. Se­gún sus es­ti­ma­cio­nes, las ad­qui­si­cio­nes se­gui­rán cre­cien­do en los pró­xi­mos años, pues­to que “hay mu­chas per­so­nas que to­da­vía no han to­ma­do la de­ci­sión de com­prar, por­que es­pe­ran que los pre­cios si­gan ba­jan­do”.

Se­gún da­tos ofi­cia­les, des­de el ini­cio de la cri­sis, el cos­te de la vi­vien­da li­bre en Es­pa­ña ha des- cen­di­do un 15,4% de me­dia y más de un 20% en tér­mi­nos reales. En al­gu­nos mu­ni­ci­pios de la cos­ta, sin em­bar­go, la caí­da ha si­do mu­cho más drás­ti­ca, co­mo en Mar­be­lla, don­de ha al­can­za­do el 40%; To­rre­vie­ja, don­de ha si­do del 31%, o Ei­vis­sa, que ha re­gis­tra­do una re­ba­ja del 29%.

Se­gún los es­pe­cia­lis­tas, la evo­lu­ción de­mo­grá­fi­ca es­pa­ño­la no se­rá ca­paz de ab­sor­ber el stock de vi­vien­das, por lo que par­te de la so­lu­ción pa­sa por re­ani­mar la de­man­da ex­tran­je­ra. Muy cons­cien­te de ello, el Go­bierno aca­ba de lan­zar una gi­ra in­for­ma­ti­va por dis­tin­tos paí­ses pa­ra pro­mo­ver las in­ver­sio­nes en es­te sec­tor. La cam­pa­ña ter­mi­nó es­ta se­ma­na en Es­to­col­mo des­pués de pa­sar por el Reino Uni­do, Fran-

Mar­be­lla es una de las po­bla­cio­nes don­de más han caí­do los pre­cios de la vi­vien­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.