“La sub­ven­ción pro­mue­ve la de­man­da y la em­bal­sa”

La Vanguardia - Dinero - - TECNOLOGÍA -

En la geo­po­lí­ti­ca de es­ta in­dus­tria glo­bal, dos fa­bri­can­tes co­rea­nos ocu­pan el se­gun­do y ter­cer pues­to del ran­king mun­dial. Ade­más del ori­gen y de una fé­rrea ri­va­li­dad, Sam­sung y LG tie­nen mu­chas co­sas en co­mún, una es el sis­te­ma ope­ra­ti­vo An­droid. LG Elec­tro­nics, ter­ce­ra mar­ca mun­dial con el 5,6% del mer­ca­do, re­sis­te el ase­dio de Ap­ple, al que aven­ta­ja en ca­si dos pun­tos. El 2010, la fi­lial es­pa­ño­la re­or­ga­ni­zó su di­vi­sión y pu­so al fren­te a Ós­car Ro­drí­guez (43), ex­pe­ri­men­ta­do di­rec­ti­vo del sec­tor.

Se­gún los es­tu­dios de mer­ca­do, LG ha per­di­do cuota en el 2010.

Se­gún los que co­noz­co, so­mos la ter­ce­ra mar­ca del mer­ca­do es­pa­ñol por uni­da­des ven­di­das, aun­que no en va­lor; es­te es el ob­je­ti­vo en el que es­ta­mos tra­ba­jan­do con el lan­za­mien­to de los nue­vos smartp­ho­nes, que no só­lo apor­tan vo­lu­men sino tam­bién va­lor y mar­gen.

¿Esa es la po­si­ción que bus­ca LG, la ga­ma al­ta?

Cuan­do sa­lie­ron los pri­me­ros smartp­ho­nes, se di­ri­gie­ron a la par­te al­ta del con­su­mo, y el mer­ca­do se po­la­ri­zó. LG se con­si­de­ra un fa­bri­can­te ge­ne­ra­lis­ta, no un es­pe­cia­lis­ta de ni­cho, por lo que no des­cui­da­mos las ca­te­go­rías de me­nor pre­cio, aun­que por ra­zo­nes evi­den­tes nos in­tere­sa cre­cer en la ga­ma al­ta. Y es­to se con­si­gue es­tan­do pre­sen­tes en to­do el es­pec­tro.

En­ton­ces, ¿cuál es el hi­lo con­duc­tor del ca­tá­lo­go?

El mer­ca­do evo­lu­cio­na ha­cia un mun­do de pres­ta­cio­nes, de­ci­si­vas pa­ra el con­su­mi­dor a la ho- ra de com­prar un ter­mi­nal: he­mos lan­za­do el pri­me­ro con pro­ce­sa­dor de do­ble nú­cleo, pa­ra que la ex­pe­rien­cia de uso sea más po­ten­te, la na­ve­ga­ción más rá­pi­da, la des­car­ga de aplicaciones más efi­caz, con mul­ti­ta­rea... es lo que pi­den los con­su­mi­do­res. Tam­bién he­mos pen­sa­do en la pan­ta­lla, por­que mu­chos usua­rios nos di­cen que las de otras mar­cas no se ven bien en el ex­te­rior.

¿Qué atri­bu­tos mo­ti­van al com­pra­dor de un

Son tres: pres­ta­cio­nes, pan­ta­lla y ba­te­ría.

Po­dría de­du­cir­se que LG sí des­cui­da la ga­ma baja.

El mes pa­sa­do, el ter­cer ter­mi­nal más ven­di­do en Es­pa­ña fue uno de LG, con un pre­pa­go de 19 eu­ros. Aho­ra mis­mo, se vende pro­por­cio­nal­men­te más ga­ma al­ta que baja por­que, pa­ra el ni­vel de cos­te que tie­ne el ter­mi­nal, el usua­rio se pue­de lle­var por ce­ro eu­ros un smartp­ho­ne de ga­ma me­dia, y ahí el mó­vil ba­ra­to no va a com­pe­tir nun­ca.

Hay una gue­rra de ta­ri­fas en­tre ope­ra­do­res. ¿En qué afec­ta sus ven­tas?

Las ta­ri­fas han ido ba­jan­do y ba­jan­do, lo que es bueno pa­ra el con­su­mi­dor, pe­ro im­pli­ca que los ope­ra­do­res no pue­den re­ga­lar ter­mi­na­les de ga­ma me­dia con ta­ri­fas agre­si­vas, y en­ton­ces tie­nen que ba­jar el lis­tón; ahí es don­de es­ta­mos en­tran­do, con una ofer­ta de ter­mi­na­les ade­cua­dos pa­ra pla­nes de da­tos más ase­qui­bles.

¿Pa­ra bien o pa­ra mal?

Pa­ra bien, por­que Es­pa­ña es un mer­ca­do que ab­sor­be más de 20 mi­llo­nes de mó­vi­les al año, que ge­ne­ra una di­ná­mi­ca eco­nó­mi­ca muy im­por­tan­te pa­ra el ope­ra­dor, el ma­yo­ris­ta y el fa­bri­can­te. Pa­ra mal, por­que no es un mer­ca­do li­bre: los ras­gos de un mer­ca­do de con­su­mo no se si­guen en la te­le­fo­nía mó­vil por­que el com­pro­mi­so que va li­ga­do a la sub­ven­ción, no pro­mue­ve la de­man­da, sino que la em­bal­sa.

Un mer­ca­do de con­su­mo pe­cu­liar...

Es una mez­cla de B2B ( bu­si­ness­to-bu­si­ness), fil­tra­do por la ne­go­cia­ción con un ope­ra­dor que man­da mu­cho, y por lo tan­to no es B2C ( bu­si­ness-to-con­su­mer), co­mo el res­to de la elec­tró­ni­ca de con­su­mo.

¿Los ope­ra­do­res son, por así de­cir, me­nos ge­ne­ro­sos?

Es una ten­den­cia ge­ne­ral, muy no­ta­ble en Eu­ro­pa. To­dos los ope­ra­do­res es­tán re­du­cien­do el nú­me­ro de re­fe­ren­cias que co­mer­cia­li­zan, por­que ne­ce­si­tan re­du­cir cos­tes ocul­tos. En re­la­ción con los fa­bri­can­tes, lle­van dos años apli­can­do esa política, y la han agu­di­za­do con la cri­sis.

AR­CHI­VO

Ós­car Ro­drí­guez tie­ne una gran ex­pe­rien­cia en el sec­tor de los mó­vi­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.