Al­ter­na­ti­vas pa­ra los in­ver­so­res

La Vanguardia - Dinero - - INVERSIÓN COLECTIVA - Primo Gon­zá­lez

Las ga­nan­cias que pre­sen­ta­ban has­ta ha­ce es­ca­sas fe­chas al­gu­nos gru­pos de fon­dos de in­ver­sión, en especial los que in­vier­ten en la bol­sa es­pa­ño­la, se han ido es­fu­man­do pau­la­ti­na­men­te, a me­di­da que la cri­sis de la deu­da eu­ro­pea en­tra­ba en un apa­ren­te ca­lle­jón sin sa­li­da, del que en es­tos mo­men­tos na­die sa­be có­mo va a sa­lir. El con­ta­gio de las bol­sas ha si­do im­pa­ra­ble, a pe­sar de que por va­lo­ra­ción, las em­pre­sas co­ti­za­das en Eu­ro­pa y en Es­pa­ña su­pon­drían, en con­di­cio­nes nor­ma­les, ex­ce­len­tes opor­tu­ni­da­des.

Sin em­bar­go, la di­fí­cil va­lo­ra­ción de la cri­sis grie­ga, que pue­de arras­trar en su caí­da a im­por­tan­tes ban­cos eu­ro­peos, es­tá ge­ne­ran­do en to­dos los mer­ca­dos bur­sá­ti­les eu­ro­peos una sen­sa­ción que se pa­re­ce bas­tan­te al pá­ni­co. La so­lu­ción a los pro­ble­mas de Gre­cia, un país que es­tá im­po­si­bi­li­ta­do pa­ra de­vol­ver su cuan­tio­sa deu­da pú­bli­ca, pa­sa por una de­ci­sión política en la que Ale­ma­nia y Fran­cia de­be­rían te­ner las prin­ci­pa­les car­tas, so­bre to­do la pri­me­ra, por mu­cho que en es­te país exis­tan sec- to­res muy in­flu­yen­tes que no es­tán de acuer­do en se­guir sub­ven­cio­nan­do a fon­do per­di­do a paí­ses cu­ya per­te­nen­cia al eu­ro es­tá sien­do dis­cu­ti­da.

La in­se­gu­ri­dad que ha do­mi­na­do los mer­ca­dos eu­ro­peos de ren­ta va­ria­ble, uni­da a la de­bi­li­dad que mues­tra en las úl­ti­mas se­ma­nas la eco­no­mía de EE.UU., a la

La cri­sis de la ren­ta va­ria­ble en Eu­ro­pa y EE.UU. in­vi­ta a bus­car nue­vas al­ter­na­ti­vas de in­ver­sión Al­gu­nos gestores han vuel­to la vis­ta en las úl­ti­mas se­ma­nas ha­cia los gran­des mer­ca­dos emer­gen­tes

luz de al­gu­nos in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos, han ge­ne­ra­do en­tre los gestores de fon­dos ac­ti­tu­des de bús­que­da de nue­vas al­ter­na­ti­vas en otros seg­men­tos del mer­ca­do.

Al­gu­nos gestores in­ter­na­cio­na­les han vuel­to, en es­te sen­ti­do, la vis­ta en las úl­ti­mas se­ma­nas ha­cia los gran­des mer­ca­dos emer­gen­tes co­mo nue­va fuente, otra vez, de crea­ción de opor­tu­ni­da­des pa­ra los in­ver­so­res. Un in­for­me de los ana­lis­tas de Car­mig­nac, la ges­to­ra fran­ce­sa, se­ña­la­ba ha­ce días el he­cho sin­to­má­ti­co de que la agen­cia de calificación Stan­dard & Poor’s es­té re­vi­san­do al al­za las ca­li­fi­ca­cio­nes de al­gu­nos paí­ses des­ta­ca­dos de la zo­na, co­mo Bra­sil, del que des­ta­ca “el éxi­to de la di­ver­si­fi­ca­ción eco­nó­mi­ca, el au­men­to de sus ex­por­ta­cio­nes y el apo­yo que en­cuen­tra el cre­ci­mien­to en la cla­se me­dia”. Otros paí­ses, co­mo In­dia, con ta­sas de cre­ci­mien­to bas­tan­te ro­bus­tas, pa­re­cen es­tar en­ca­rri­lan­do el pro­ble­ma de sus ten­sio­nes in­fla­cio­nis­tas. Es­fuer­zo que tam­bién lle­va a ca­bo China.

Se­gún los ana­lis­tas de es­ta fir­ma, los paí­ses emer­gen­tes tie­nen una di­ná­mi­ca que “les ha per­mi­ti­do no só­lo con­ver­tir­se en los mo­to­res del cre­ci­mien­to mun­dial sino tam­bién re­du­cir su de­pen­den­cia res­pec­to a los paí­ses desa­rro­lla­dos”. Por ello pue­den ofre­cer bue­nas ex­pec­ta­ti­vas de in­ver­sión pa­ra los pró­xi­mos me­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.