Ce­rrar puer­tas en ve­rano pa­ra aho­rrar ener­gía

Shan­gai, la ca­pi­tal fi­nan­cie­ra de China, sien­te por pri­me­ra vez los efec­tos de la es­ca­sez de ener­gía

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Isi­dre Am­brós

Shang­hai, la ca­pi­tal fi­nan­cie­ra de China, ha da­do ins­truc­cio­nes pa­ra que las ofi­ci­nas y los co­mer­cios cie­rren sus puer­tas en los me­ses de ju­lio y agos­to, si es ne­ce­sa­rio, an­te la es­ca­sez de ener­gía que se pre­vé pa­ra es­te ve­rano. Es la pri­me­ra vez que es­ta me­di­da de aho­rro se am­plia a los cen­tros co­mer­cia­les y de ser­vi­cios. La de­ci­sión afec­ta­rá a unas 3.000 em­pre­sas, que se su­ma­rán a las 24.000 in­dus­trias que ya apli­can es­tos re­cor­tes des­de el año 2004.

La Com­pa­ñía Mu­ni­ci­pal de Elec­tri­ci­dad de Shang­hai ha so­li­ci­ta­do a las ofi­ci­nas y a las su­per­fi­cies co­mer­cia­les que cuan­do la tem­pe­ra­tu­ra al­can­ce los 37 gra­dos cen­tí­gra­dos sus­pen­dan sus ac­ti­vi­da­des. Con es­ta me­di­da pre­ten­de ga­ran­ti­zar el su­mi­nis­tro a la po­bla­ción, an­te los pro­ble­mas de in­su­fi­cien­cia ener­gé­ti­ca que afec­tan al cen­tro y es­te del país asiá­ti­co. Un ob­je­ti­vo que los res­pon­sa­bles de la com­pa­ñía eléc­tri­ca con­si­de­ran prio­ri­ta­rio.

La ini­cia­ti­va, aun­que es una pe­ti­ción y no una nor­ma de obli­ga­do cum­pli­mien­to, su­po­ne una nue­va res­tric­ción que se su­ma a las me­di­das ya ha­bi­tua­les que adop­ta Shang­hai to­dos los ve­ra­nos an­te la ca­ren­cia de ener­gía su­fi­cien­te pa­ra ali­men­tar to­do su en­tra­ma­do co­mer­cial, in­dus­trial y de ser­vi­cios.

Y es que a las in­su­fi­cien­cias ha­bi­tua­les, de­ri­va­das del ele­va­do gra­do de con­su­mo in­dus­trial se su­ma en es­ta oca­sión la se­quía que afec­ta a bue­na par­te del país.

Las au­to­ri­da­des de Shang­hai cal­cu­lan que el con­su­mo má­xi­mo de ener­gía ron­da­rá los 28,5 gi­ga­va­tios en con­di­cio­nes de ex­tre­mo ca­lor, en los me­ses de ju­lio y agos­to. La pro­duc­ción pro­pia es de 18,7 gi­ga­va­tios. Pa­ra re­du­cir es­ta di­fe­ren­cia, los res­pon­sa­bles mu­ni­ci­pa­les pre­ven ad­qui­rir 8,9 gi­ga­va­tios más a las pro­vin­cias ve­ci­nas de An­hui, Fu­jian, Si­chuan, Hu­bei y Chong­ging. Con ello se es­pe­ra re­du­cir el dé­fi­cit ener­gé­ti­co a 0,9 gi­ga­va­tios.

Pa­ra sub­sa­nar es­ta si­tua­ción, las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les han ela­bo­ra­do un plan de ra­cio­na­mien­to ener­gé­ti­co que, por pri­me­ra vez, afec­ta a las ofi­ci­nas y a los cen­tros co­mer­cia­les. En to­tal se cal­cu­la que afec­ta­rá a unos 3.000 gran­des usua­rios no in­dus­tria­les, se­gún el dia­rio ofi­cial China Daily.

En es­ta ini­cia­ti­va se pide la co­la­bo­ra­ción de com­pa­ñías de ser­vi­cios y cen­tros co­mer­cia­les, que cuan­do el mer­cu­rio al­can­ce los 37 gra­dos de­be­rán ce­rrar sus puer­tas. Tam­bién se plan­tea a em­pre­sas y ha­bi­tan­tes de Shang­hai que no pro­gra­men sus apa­ra­tos de ai­re acon­di­cio­na­do por de­ba­jo de los 26 gra­dos.

Y a los edi­fi­cios de ofi­ci­nas que con­su­man más de 100 ki­lo­va­tios/ho­ra se les di­ce que de­be­rán apa­gar sus sis­te­mas de re­fri­ge­ra­ción du­ran­te una ho­ra, cuan­do la tem­pe­ra­tu­ra en Shang­hai al­can­ce los 35 gra­dos.

A es­te pa­que­te de me­di­das se su­ma­rán los cor­tes ener­gé­ti­cos a las 24.000 em­pre­sas in­dus­tria­les, que se ven afec­ta­das por la in­su­fi­cien­cia eléc­tri­ca que afec­ta al área que ro­dea a la ca­pi­tal fi­nan­cie­ra china des­de el 2004. Una ca­ren­cia que obli­ga a mi­les de fá­bri­cas a tra­ba­jar en ho­ra­rios noc­tur­nos.

El dé­fi­cit ener­gé­ti­co de Shang­hai se ha agra­va­do en los úl­ti­mos años de­bi­do a que la de­man­da eléc­tri­ca ha cre­ci­do a un rit­mo cer­cano al 8% du­ran­te los úl­ti­mos tres ejer­ci­cios, agra­van­do las in­su­fi­cien­cias.

PHI­LIP­PE LO­PEZ / AFP

Ope­ra­rio en Shang­hai

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.