REIVIN­DI­CAN­DO LA POLÍTICA IN­DUS­TRIAL

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS -

Sin du­da, la in­dus­tria (ma­nu­fac­tu­re­ra más ser­vi­cios en las em­pre­sas) y la política in­dus­trial vuelven a es­tar en el cen­tro de las ac­tua­cio­nes pa­ra sa­lir de la cri­sis y pa­ra ase­gu­rar un cre­ci­mien­to sos­te­ni­do y sos­te­ni­ble de las eco­no­mías, tan­to ade­lan­ta­das co­mo emer­gen­tes. Des­gra­cia­da­men­te, más allá de las re­tó­ri­cas, no pa­re­ce ser exac­ta­men­te así en el ca­so de nues­tros go­bier­nos.

Ha­ce po­co, el pres­ti­gio­so se­ma­na­rio The Eco­no­mist de­di­ca­ba uno de sus de­ba­tes a pre­gun­tar si una eco­no­mía ne­ce­si­ta­ba una ba­se ma­nu­fac­tu­re­ra fuer­te pa­ra po­der te­ner éxi­to. Des­pués de una se­ma­na, con las con­tri­bu­cio­nes de pres­ti­gio­sos eco­no­mis­tas y ex­per­tos, el 77% de las res­pues­tas con­si­de­ra­ban que sí. En un po­licy brief del mes de ju­nio ( Ret­hin­king in­dus­trial po­licy) el in­flu­yen­te think thank eu­ro­peo Brue­gel nos ha­bla del ne­ce­sa­rio ac­ti­vis­mo de los go­bier­nos en el cam­po de la política in­dus­trial. A prin­ci­pios de ju­lio, el Círcu­lo de Eco­no­mía y el Círcu­lo de Em­pre­sa­rios or­ga­ni­za­ban una jor­na­da in­tere­san­te so­bre “Un fu­tu­ro in­dus­trial pa­ra Es­pa­ña”. He ahí al­gu­nos ejem­plos de la evi­den­te reivin­di­ca­ción de la política in­dus­trial hoy día.

To­do va en la mis­ma lí­nea de la Co­mu­ni­ca­ción de la Co­mi­sión Eu­ro­pea (CO­MO –2010– 614) so­bre An in­te­gra­ted in­dus­trial po­licy for the glo­ba­li­sa­tion era. Put­ting com­pe­ti­ti­ve­ness and sus­tai­na­bi­lity at cen­tre sta­ge, o del do­cu­men­to, tam­bién del 2010, de la mis­ma Co­mi­sión so­bre EU ma­nu­fac­tu­ring in­dustry: what are the cha­llen­ges and op­por­tu­ni­ties for the co­ming years? En de­fi­ni­ti­va, la Co­mi­sión Eu­ro­pea con­si­de­ra tam­bién que la in­dus­tria y la política in­dus­trial ac­ti­va son cen­tra­les en cual­quier es­tra­te­gia de sa­li­da de la cri­sis y de un cre­ci­mien­to pro­duc­ti­vo y com­pe­ti­ti­vo de las eco­no­mías.

Des­gra­cia­da­men­te, no pa­re­cen pen­sar así los res­pon­sa­bles de la política in­dus­trial de nues­tro país, que ha­ce po­co de­cla­ra­ban que “no es­ta­mos ni a fa­vor ni en con­tra de la política in­dus­trial” (sic). Tam­bién pro­po­nen la eli­mi­na­ción de la ley de Política In­dus­trial por­que di­cen que “apor­ta­ba mu­cha bu­ro­cra­ti­za­ción e in­ter­ven­cio­nis­mo”. Pues lo sien­to pe­ro no es cier­to: la ley de Política In­dus­trial no su­po­nía ni una so­la obli­ga­ción nue­va pa­ra las em­pre­sas. Al con­tra­rio, por una par­te, es­ta­ble­cía la li­ber­tad en el ejer­ci­cio de la ac­ti­vi­dad in­dus­trial a par­tir de la sim­ple co­mu­ni­ca­ción, ex­cep­to en aque­llos ca­sos en que otras nor­ma­ti­vas exi­gie­ran la au­to­ri­za­ción y, por otra par­te, or­de­na­ba y or­ga­ni­za­ba los di­fe­ren­tes or­ga­nis­mos de la Ge­ne­ra­li­tat re­la­cio­na­dos con la política in­dus­trial a fin de que es­ta pu­die­ra ser si­mul­tá­nea­men­te cen­tral, in­te­gral y coor­di­na­da, tal co­mo aho­ra defiende prác­ti­ca­men­te to­do el mun­do. Unas cues­tio­nes que, ade­más, van en la lí­nea de la sim­pli­fi­ca­ción ad­mi­nis­tra­ti­va y de ha­cer fá­ci­les las co­sas a las em­pre­sas.

Es una lás­ti­ma que los res­pon­sa­bles de es­ta política en nues­tro país no pa­rez­can co­no­cer la reivin­di­ca­ción de la política in­dus­trial que se es­tá pro­du­cien­do en el ám­bi­to mun­dial y de la UE. Sin em­bar­go, qui­zás con­ven­dría que al me­nos re­pa­sa­ran el ar­tícu­lo del ac­tual con­se­ller Mas-Co­lell en enero del 2010 en la re­vis­ta El Tiem­po, ti­tu­la­do “Cin­co po­lí­ti­cas in­dus­tria­les”. Y que re­le­ye­ran (y

La CE con­si­de­ra que la política in­dus­trial ac­ti­va es cen­tral en cual­quier es­tra­te­gia de sa­li­da de la cri­sis

los par­ti­dos que par­ti­ci­pa­ron en la cum­bre tam­bién) que uno de los en­car­gos en el Ca­rec a par­tir de la cum­bre de 25 de mar­zo del 2010 es ha­cer una “apues­ta por la política in­dus­trial”, di­se­ñan­do “una política in­dus­trial po­ten­te, orien­ta­da a la in­ter­na­cio­na­li­za­ción y a la in­no­va­ción”. En es­te sen­ti­do, y en el mar­co del Plan de Política In­dus­trial de Ca­ta­lun­ya 2010-2020 (se su­po­ne, por lo tan­to, que con­ti­núa y con­ti­nua­rá vi­gen­te, ¿ver­dad?), se en­car­ga de des­ple­gar ini­cia­ti­vas co­mo “for­ta­le­cer la so­li­dez de la ba­se in­dus­trial del país, man­te­nien­do y re­for­zan­do las me­di­das fa­vo­re­ce­do­ras de la com­pe­ti­ti­vi­dad; des­ple­gar po­lí­ti­cas in­dus­tria­les es­pe­cí­fi­cas, tan­to pa­ra los sec­to­res ma­du­ros co­mo pa­ra los sec­to­res emer­gen­tes, y tam­bién po­lí­ti­cas de clús­te­res”. Po­drán ver có­mo, en uno y otro ca­so, es­tán en lí­nea con las ideas so­bre la in­dus­tria y la política in­dus­trial hoy do­mi­nan­tes en el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.