Au­dur Ca­pi­tal y Björk se alían pa­ra re­lan­zar la eco­no­mía is­lan­de­sa

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESAS -

La eco­no­mía is­lan­de­sa fue una de las pri­me­ras en caer des­pués de que la cri­sis de las hi­po­te­cas ba­su­ra, ini­cia­da en Es­ta­dos Uni­dos en el 2007, aca­ba­ra de­ri­van­do en un co­lap­so fi­nan­cie­ro in­ter­na­cio­nal de enor­mes di­men­sio­nes. El ca­so de Is­lan­dia, sin em­bar­go, fue es­pe­cial­men­te so­no­ro. De la no­che a la ma­ña­na, es­ta re­mo­ta is­la del Atlán­ti­co Nor­te pa­só de ser con­si­de­ra­da una de las na­cio­nes más prós­pe­ras del mun­do a ha­llar­se en la más crí­ti­ca si­tua­ción de ban­ca­rro­ta. Los pi­ro­pos y bue­nas no­tas que po­co tiem­po atrás le de­di­ca­ban agencias de ra­ting y or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les (en el 2006 apa­re­cía en pri­me­ra po­si­ción se­gún el Ín­di­ce de Desa­rro­llo Hu­mano de la ONU), se tor­na­ron en se­rias ad­ver­ten­cias y ne­gros pro­nós­ti­cos.

Co­mo las de­más em­pre­sas y reali­da­des fi­nan­cie­ras del país, Au­dur Ca­pi­tal tu­vo que lu­char pa­ra man­te­ner­se a flo­te. Es­to, no obs­tan­te, no fue nin­gún im­pe­di­men­to pa­ra po­ner en mar­cha el lan­za­mien­to de nue­vos pro­yec­tos, ta­les co­mo la crea­ción del fon­do de ca­pi­tal ries­go Björk, cu­yo ob­je­ti­vo es, pre­ci­sa­men­te, im­pul­sar la re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía is­lan­de­sa.

El he­cho de que el nom­bre del fon­do coin­ci­da con el de la fa­mo­sa can­tan­te is­lan­de­sa Björk Guð­munds­dót­tir no es ca­sua­li­dad. En di­ciem­bre del 2008, la ori­gi­nal ar­tis­ta par­ti­ci­pó ac­ti­va­men­te en el lan­za­mien­to del pro­yec­to, cu­ya fi­na­li­dad es in­ver­tir en em­pre­sas de ta­ma­ño pe­que­ño y me­diano que des­ta­quen por su mo­de­lo de desa­rro­llo sos­te­ni­ble. En es­te sen­ti­do, se mi­ran con especial in­te­rés aque­llas com­pa­ñías de re­cien­te crea­ción que po­ten­cien los re­cur­sos na­tu­ra­les de Is­lan­dia, ta­les co­mo su na­tu­ra­le­za y gran ca­pa­ci­dad pa­ra ge­ne­rar ener­gía ver­de, co­mo la geo­tér­mi­ca.

En los úl­ti­mos tiem­pos, Björk se ha em­bar­ca­do en otras ac­ti­vi­da­des po­lí­ti­cas y am­bien­ta­les pa­ra na­da re­la­cio­na­das con la música. A prin­ci­pios de es­te año, por ejem­plo, im­pul­só una exi­to­sa re­co­gi­da de firmas pa­ra fre­nar la ven­ta de la ener­gé­ti­ca na­cio­nal HS Or­kan a un gran gru­po ca­na­dien­se. El ob­je­ti­vo es­ta­ba cla­ro: man­te­ner en ma­nos de los is­lan­de­ses los in­gen­tes re­cur­sos na­tu­ra­les de su país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.