Ellos com­pi­ten, ellas es­cu­chan

Las mu­je­res tie­nen un es­ti­lo pro­pio pa­ra tra­ba­jar y di­ri­gir equi­pos: los em­plea­dos pre­fie­ren je­fas

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO - Nu­ria Pe­láez Ri­ve­ro Del­ga­do, ho­tel Arts

Es evi­den­te que hom­bres y mu­je­res son di­fe­ren­tes en mu­chos as­pec­tos. Pe­ro, a la ho­ra de tra­ba­jar, ¿hay di­fe­ren­cias? Se­gu­ra­men­te sí. Al­gu­nas es­tán cien­tí­fi­ca­men­te pro­ba­das. Por ejem­plo, un es­tu­dio de la Car­ne­gie Me­llon Uni­ver­sity de­mos­tró que los gru­pos de tra­ba­jo con ma­yor pre­sen­cia fe­me­ni­na son más efi­cien­tes en la re­so­lu­ción de pro­ble­mas. Otras son más sub­je­ti­vas.

Con­xi­ta Fol­gue­ra, di­rec­to­ra del de­par­ta­men­to de di­rec­ción de re­cur­sos hu­ma­nos de Esa­de, cree que exis­te un “es­ti­lo fe­me­nino” de tra­ba­jar y li­de­rar que pre­do­mi­na en­tre las mu­je­res, pe­ro que ca­da vez asu­men tam­bién más hom­bres. “Es un es­ti­lo ca­rac­te­ri­za­da por la orien­ta­ción a las per­so­nas, sa­ber es­cu­char, ser más co­la­bo­ra­ti­vo y me­nos com­pe­ti­ti­vo y es­tar más pen­dien­te de los de­ta­lles y de ca­da par­te de un pro­yec­to”, ex­pli­ca Fol­gue­ra.

¿Cuál es el ori­gen de es­tas di­fe­ren­cias? “Tra­di­cio­nal­men­te, la mu­jer ha ocu­pa­do un pa­pel in­sus­ti­tui­ble en el ho­gar que la so­cie­dad nun­ca ha pues­to en va­lor, pe­ro aho­ra en las em­pre- zar­nos en que un ho­tel ten­ga al­ma y per­so­na­li­dad pro­pia y creo que, en es­te sen­ti­do, la mu­jer pue­de apor­tar una ma­yor sen­si­bi­li­dad pa­ra po­der ade­lan­tar­se a las ne­ce­si­da­des de los hués­pe­des y ofre­cer­les así el me­jor ser­vi­cio”, ex­pli­ca. Del­ga­do cree que el li­de­raz­go fe­me­nino “es más com­par­ti­do, más fle­xi­ble en la to­ma de de­ci­sio­nes y ba­sa­do en la or­ga­ni­za­ción de equi­pos”, al­go que, en su opi­nión, es po­si­ti­va­men­te vis­to por los em­plea­dos. “Creo que te­ne­mos una ma­yor fa­ci­li­dad pa­ra po­ner­nos en la si­tua­ción de los de­más”, des­ta­ca. Mar­qui­na ase­gu­ra que la su­ya “es una em­pre­sa un po­co especial, que qui­zá con un hom­bre no fun­cio­na­ría por­que se tra­ba­ja mu­cho el co­lor y la tex­tu­ra, al­go más pro­pio de la sen­si­bi­li­dad fe­me­ni­na”. De he­cho, to­do el equi­po crea­ti­vo de la fir­ma es­tá for­ma­do por fé­mi­nas, aun­que los po­cos chi­cos que las acom­pa­ñan “se sien­ten muy có­mo­dos”, se­gún la em­pre­sa­ria. Al­gu­nos de ellos han dis­fru­ta­do de ba­jas de pa­ter­ni­dad. “Las mu­je­res so­mos más to­le­ran­tes con la con­ci­lia­ción”, ase­gu­ra Mar­qui­na, que pre­su­me de que to­do su equi­po “sien­te la em­pre­sa co­mo si fue­ra su­ya”. sas re­pro­du­ce ese pa­pel afec­ti­vo y de te­jer re­des”, opi­na Síl­via Víl­chez, di­rec­to­ra de re­la­cio­nes cor­po­ra­ti­vas de MRW. Los re­sul­ta­dos se apre­cian en el día a día: se­gún Víl­chez, la mu­jer tie­ne más in­tui­ción pa­ra leer en­tre lí­neas, “al­go muy im­por­tan­te pa­ra ges­tio­nar equi­pos”, y or­ga­ni­zan el tiem­po de for­ma dis­tin­ta. “Pa­ra la mu­jer lo im­por­tan­te son los re­sul­ta­dos y no las ho­ras de pre­sen­cia en la ofi­ci­na”, apun­ta Víl­chez.

Y es que las mu­je­res son más cons­cien­tes que na­die de la ne­ce­si­dad de con­ci­liar la vi­da per­so­nal y la­bo­ral. “Las je­fas mu­je­res y con hi­jos son las que más fa­ci­li­tan que sus equi­pos pue­dan con­ci­liar –ex­pli­ca Mi­reia de las Heras, pro­fe­so­ra del Ie­se–. Los que me­nos lo fa­ci­li­tan son los je­fes va­ro­nes y sin hi­jos”. Qui­zá por eso, los em­plea­dos es­pa­ño­les pre­fie­ren te­ner por je­fa a una mu­jer cuan­do se tra­ta de con­ci­liar vi­da pro­fe­sio­nal y vi­da per­so­nal, se­gún el Ba­ró­me­tro de Con­ci­lia­ción Eden­red-Ie­se: en­tre los tra­ba­ja­do­res ma­yo­res de 35 años, el ni­vel de sa­tis­fac­ción con el equi­li­brio tra­ba­jo-fa­mi­lia es ma­yor si el je­fe es una mu­jer (69%) fren­te a un hom­bre (62%), y a par­tir de los 50 años se pro­du­ce una gran di­fe­ren­cia en el equi­li­brio con un je­fe (65%) o con una je­fa (81%).

DALY AND NEWTON / GETTY

El es­ti­lo de li­de­raz­go fe­me­nino pre­do­mi­na en­tre las fé­mi­nas pe­ro ca­da vez lo adop­tan más hom­bres

El fac­tor fe­me­nino

Ri­ve­ro Del­ga­do, di­rec­to­ra del ho­tel Arts

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.