Del la­bo­ra­to­rio al ‘smartp­ho­ne’

El Cen­tre Tec­no­lò­gic de Te­le­co­mu­ni­ca­cions de Ca­ta­lun­ya ha par­ti­ci­pa­do des­de sus ini­cios en el año 2001 en más de 200 pro­yec­tos de I+D+I

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS - Anna Ca­ba­ni­llas

El año 2011 que se aca­ba de des­pe­dir ha si­do pa­ra el sec­tor tec­no­ló­gi­co un ejer­ci­cio mar­ca­do por el boom de las re­des so­cia­les, la ex­plo­sión de los smartp­ho­nes y las ta­ble­tas, así co­mo por el na­ci­mien­to de un nue­vo ti­po de con­su­mi­dor de con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les más exi­gen­te y multitarea. No en vano, se es­ti­ma que uno de ca­da cin­co mi­nu­tos del tiem­po que los na­ve­gan­tes han pa­sa­do co­nec­ta­dos a in­ter­net lo han empleado en las re­des so­cia­les; so­bre to­do en Fa­ce­book y Twit­ter, que cuen­tan na­da me­nos que con 788 mi­llo­nes y 166 mi­llo­nes de usua­rios en to­do el mun­do, res­pec­ti­va­men­te.

En es­ta lí­nea, los ex­per­tos cal­cu­lan que de aquí al 2020, el trá­fi­co men­sual de da­tos mó­vi­les po­dría mul­ti­pli­car­se por mil; lo que su­po­ne un ver­da­de­ro que­bra­de­ro de ca­be­za pa­ra las ope­ra­do­ras de mó­vi­les que ne­ce­si­tan crear con cier­ta ur­gen­cia una red ce­lu­lar ca­paz de so­por­tar tal vo­rá­gi­ne de da­tos.

In­mer­so de lleno en es­te pro­yec­to de ca­rác­ter europeo, bau­ti­za­do con el nom­bre de Bungee, – y en mu­chos otros– se ha­lla el Cen­tre Tec­no­lò­gic de Te­le­co­mu­ni­ca­cions de Ca­ta­lun­ya (CTTC), que des­de su crea­ción en el año 2001 en Cas­tell­de­fels (Bar­ce­lo­na) –im­pul­sa­do por la Ge­ne­ra­li­tat– desa­rro­lla, sin afán de lu­cro, pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción bá­si­ca y apli­ca­da en el te­rreno de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes con el fin de con­tri­buir a la con­so­li­da­ción y cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del te­ji­do in­dus­trial ca­ta­lán.

El CTTC es­tá in­te­gra­do por un equi­po de más de cien in­ves­ti­ga­do­res per­te­ne­cien­tes a ca­tor­ce na­cio­na­li­da­des Fue im­pul­sa­do ha­ce diez años por la Ge­ne­ra­li­tat y cuen­ta en su pa­tro­na­to con la UPC y la URL-LA Sa­lle

En su pa­tro­na­to es­tán la Ge­ne­ra­li­tat, la UPC i la URL-LA Sa­lle.

“A pe­sar de que el CTTC a mu­chos les pue­de pa­re­cer cien­cia abs­trac­ta, su mi­sión no es otra que la de ayu­dar a las em­pre­sas a desa­rro­llar so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas que in­cre­men­ten el va­lor de sus pro­yec­tos in­dus­tria­les”, ex­pli- ca Al­bert Sit­jà, di­rec­tor de trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía del CTTC.

Es el ca­so, por ejem­plo, de la start-up ca­ta­la­na World­sen­ding, que ha desa­rro­lla­do en co­la­bo­ra­ción con el CTTC y la Uni­ver­si­tat Au­tò­no­ma de Bar­ce­lo­na un sis­te­ma pio­ne­ro en Eu­ro­pa que localiza pla­zas ur­ba­nas de apar­ca­mien­to li­bres a tra­vés de dis­po­si­ti­vos con co­ne­xión a la red –per­mi­tien­do a los usua­rios aho­rrar tiem­po y dis­mi­nuir las emi­sio­nes de CO – o del ope­ra­dor de te­le­fo­nía mó­vil Voz­te­le­com, con quien el cen­tro tec­no­ló­gi­co es­tá desa­rro­llan­do una nue­va apli­ca­ción pa­ra smartp­ho­nes.

“Tra­ba­ja­mos con to­do ti­po de com­pa­ñías e ins­ti­tu­cio­nes de co­mu­ni­ca­cio­nes mó­vi­les. Des­de una pe­que­ña start-up aus­tra­lia­na, has­ta una gran ope­ra­do­ra mó­vil ja­po­ne­sa o una py­me es­pa­ño­la”, di­ce Sit­jà, quien ad­vier­te que a pe­sar de la si­tua­ción de cri­sis que atra­vie­sa Es­pa­ña es el mo­men­to de que las em­pre­sas de co­mu­ni­ca­cio­nes mó­vi­les si­gan apos­tan­do por in­ver­tir en I+D+I. “Cuan­do el mer­ca­do re­cu­pe­re, quie­nes no ha­yan he­cho los de­be­res en ma­te­ria de in­no­va­ción ob­ser­va­rán co­mo la com­pe­ten­cia les pa­sa la mano por la ca­ra”, sen­ten­cia.

Des­de su na­ci­mien­to, ha­ce aho­ra diez años, el CTTC ha par­ti­ci­pa­do en más de 200 pro­yec­tos de I+D+I, di­ver­sos de ellos de ca­rác- ter in­ter­na­cio­nal co­mo, por ejem­plo, Be­fem­to –del sép­ti­mo pro­gra­ma Mar­co europeo– que tra­ta de avan­zar en la crea­ción de un nue­vo es­tán­dar 4G de co­mu­ni­ca­cio­nes mó­vi­les que per­mi­tan la pro­vi­sión de ser­vi­cios de ban­da an­cha a un cos­te efi­cien­te.

Asi­mis­mo, el cen­tro tec­no­ló­gi­co ha desa­rro­lla­do una am­plia car­te­ra de pro­pie­da­des in­dus­tria­les –pa­ten­tes– que aho­ra tra­tan de po­ner en ma­nos de aque­llas em­pre­sas in­tere­sa­das en ex­plo­tar­las. “Te­ne­mos ocho pa­ten­tes con­ce­di­das en Eu­ro­pa, tres en Es­pa­ña y dos en EE.UU. Es­ta­mos es­ta­ble­cien­do con­tac­tos con bró­kers tec­no­ló­gi­cos pa­ra po­ner en ven­ta es­tas pa­ten­tes, re­cu­pe-

Al­bert Sit­já, an­te la se­de del CTTC, en Cas­tell­de­fels (Bar­ce­lo­na)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.